martes 20 de febrero de 2024
La imagen

Venta récord

Una botella de whisky se subastó en Londres por USD 2,7 millones. De origen escocés, la bebida rompió un récord de 2019 y se convirtió en la más cara del mundo, según la casa de remates Sotheby's. La botella tiene 42,8º de alcohol y fue destilada en 1926, se trata de la cosecha más antigua de Macallan. Además, fue envasada 60 años después y su maduración se hizo en barricas de roble, lo que le aportó su color oscuro.

Seguí leyendo

Te Puede Interesar