sábado 13 de agosto de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Darío Díaz

Experiencia en la ruta

Este último miércoles 13 de julio, Darío Díaz cumplió 41 años. Arriba de las bicicletas desde niño, hizo historia para el deporte catamarqueño con grandes representaciones por todo el país, en Uruguay y en Brasil. Hoy su sueño es hacer escuela y compartir sus vivencias.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
17 de julio de 2022 - 00:05

Se subió por primera vez a una bicicleta cuando tenía cuatro años, iniciado por su tío José Díaz, un ciclista de trayectoria en la provincia. A los ocho años ya comenzó a correr a nivel nacional sin muchas victorias, pero se lo comenzó a tomar en serio a partir de los 12. Para los 18 ya estaba representando a Catamarca en equipos de la región y hoy, con 41 años, todavía recibe ofertas para competir.

Darío Díaz se convirtió en un inoxidable del deporte catamarqueño que ahora busca sentar cabeza. Acompaña a sus hijos en la pasión por el ciclismo y anhela conducir una escuela deportiva en la que pueda potenciar talentos.

“Siempre estoy entre seguir o no. Se hace difícil la vida y trato de hacer lo mejor posible para no sufrir arriba de la bicicleta. Me siento en forma y sigo corriendo porque tengo las condiciones físicas y mi familia me empuja para que haga lo que me gusta. Hoy me gustaría asentarme en la provincia, tener una escuela”, contó Darío en una charla con Revista Express, y confió que estaba analizando una oferta de un equipo de San Juan para correr la próxima temporada. “Estoy muy contento con la carrera deportiva que tengo”, dijo.

Aunque arriba de la bici “no se gana nada”, reconoció que hay algunas carreras en las que “llegué a cubrir los costos o a hacer alguna diferencia”. Hoy alterna la ruta con la atención al público en Suplementación Catamarca, un comercio en el que le dieron una mano. “Me gustaría poder tener una escuela con ayuda del Gobierno. Ya golpeamos todas las puertas, espero que podamos tener alguna respuesta porque vengo luchando mucho por eso”, comentó. Antes de la pandemia trabajó con un proyecto en Fray Mamerto Esquiú, donde se encontró con un gran potencial.

image.png

“Hay muchos deportistas que tienen 100% de potencial y talento, pero no hay escuelas. Catamarca creció mucho, tiene muy buenos ciclistas y si seguimos apoyando el deporte van a salir muchos niños más”, opinó.

Padre de tres hijos, los acompaña en la pasión por el ciclismo. Guadalupe (15), Mateo (11) e Isabella (8) “aprendieron los valores del deporte”, compiten y se divierten arriba de la bicicleta. Tienen en dónde mirar: su papá Darío fue campeón nacional sub23, ganó tres etapas de la Vuelta de Mendoza, ganó cuatro veces en Calingasta (San Juan), cuatro veces la Vuelta al Jumeal y a nivel internacional ganó diez etapas en competencias uruguayas: ocho en la Vuelta Ciclista del Uruguay (seis en 2011, dos en 2012) y dos en la competencia Rutas de América (2011).

A nivel de equipos se inició en “Guadalupe Competiciones”, de San Juan. Luego se convirtió en el mejor velocista de “Puertas de Cuyo”, integró “Villa Teresa” en Uruguay, otro equipo en Brasil; y equipos de porte nuevamente en San Juan como la “Asociación Civil Mardán” y “Sindicato de Empleados Públicos de San Juan”.

Sus grandes referentes fueron su tío y su abuelo, José y José Díaz, y reconoce que se inspira en “muchos amigos y exponentes locales, como Jorge Giacinti”. “Me ayudan a tratar de superarme día a día, y me enfoco en eso”, explicó.

Especialista en la velocidad, Darío asegura que le gustan la ruta y la montaña, pero que prefiere la ruta y la pista. “En montaña solamente hago rally, prefiero la velocidad. Si tuviéramos un velódromo con las dimensiones que corresponden creo que se llenaría cada fin de semana”, sostuvo.

image.png

Texto: Peze Soria

Fotos: Ariel Pacheco y gentileza Darío Díaz

Seguí leyendo

Te Puede Interesar