viernes 20 de mayo de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Costaron 12,5 millones de euros y son inservibles

Auditan compra de aviones durante la gestión de Cambiemos

La Oficina Anticorrupción investiga la compra de aviones en desuso durante el gobierno de Macri que costaron más de 12 millones de euros.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
28 de marzo de 2022 - 08:44

Durante la semana que empieza este lunes, el Ministerio de Defensa tendrá lista una auditoría sobre la operación en la que se compraron cinco aviones de guerra franceses Super Etendard por 12,5 millones de euros en desuso. La adquisición se hizo en el marco de supuestas necesidades defensivas para el G20, cuya cumbre fue el 30 de noviembre de 2018. Los aviones, sin embargo, llegaron en mayo de 2019 y en la Armada había informes que indicaban que los repuestos eran muy difíciles o imposibles de conseguir. Por ejemplo, los asientos eyectables -que son la vida o la muerte del piloto- son de fabricación británica y, por lo tanto, su venta a la Argentina está vetada.

La Sindicatura General de la Nación (Sigen) hizo observaciones el año pasado y ya está participando la Oficina Anticorrupción. Una vez que esté la auditoría, se tomará la decisión de hacer o no una denuncia penal. Las alternativas son desde el incumplimiento a los deberes de funcionarios públicos por irresponsabilidad, pasando por la defraudación al estado o la sospecha de que alguien cobró una coima por la operación.

La compra se concretó a fines de 2017 de manera que era imposible que los aviones estuvieran disponibles para noviembre de 2018. Sucede que no sólo se trataba de conseguir repuestos que no se conseguían, sino que una vez lograda la totalidad del material, tras el armado, un avión requiere de no menos de seis meses de pruebas.

Los aparatos llegaron a la Argentina en mayo de 2019, o sea medio año después del G-20, y siguen sin despegar porque -como era previsible- la Armada consiguió sólo unos pocos repuestos y no aparecieron hasta ahora alternativas para el asiento eyectable en ninguna de las dos variantes que existen, más y menos sofisticados.

El gobierno de Mauricio Macri también compró misiles suecos para el G-20 pero fue demorando los pagos, de manera que esos misiles recién están llegando ahora, casi cuatro años después del G20.

Seguí leyendo
LO QUE SE LEE AHORA
Juan Carlos Rojas

Te Puede Interesar