lunes 1 de agosto de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Causa Callvu

Sospechan que Guerrero intentó insolventarse

Pidió ser excarcelado y ofreció depositar una caución. Para Fiscalía Federal, si es beneficiado entorpecerá el proceso.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
17 de julio de 2022 - 00:10

Eduardo Guerrero, imputado en la causa que investiga a la empresa Callvu Servicios Financieros y Bursátiles, debe seguir detenido según el fiscal federal, Rafael Vehils Ruiz, quien rechazó el pedido de excarcelación al considerar que intentó desprenderse de bienes para insolventarse. Guerrero, propietario de una inmobiliaria, está imputado por la presunta comisión de los delitos de “intermediación financiera no autorizada, agravada por el uso de publicidad”, “lavado de activos” y “estafa”, todo en concurso real con el delito de “asociación Ilícita”.

La orden de detención fue emitida por la Justicia Federal el sábado 9 de julio. El 13 se presentó espontáneamente en el Juzgado Federal, donde quedó detenido.

Al día siguiente su defensor, Roberto Mazzucco, presentó un escrito al juez Miguel Contreras, solicitando la excarcelación bajo caución y/o restricciones.

Por su parte, Vehils Ruiz rechazó la excarcelación asegurando que Guerrero fue denunciado por varios damnificados, quienes lo acusaron de captar fondos, celebración de contratos y el pago parcial de las rentas prometidas.

El fiscal aseguró que “existe riesgo procesal”, por lo que la prisión preventiva debe continuar, ya que de otorgársele la libertad, “podrían llevarse adelante mecanismos tendientes a entorpecer la investigación”.

Para Vehils Ruiz, Guerrero “cuenta con la capacidad suficiente para impedir el avance de la investigación y asegurar el provecho de su delito”. También consideró que todo está “corroborado por las pruebas obrantes que fueron proporcionadas por la querella, pero además por las propias manifestaciones de la defensa al momento de indicar que, por ejemplo, respecto de algunos bienes se ha firmado (formulario) 08 para la transferencia, o transferencias de bienes por rescisión de contrato” o venta de vehículos. Además, atacó el argumento de Mazzuco, quien al momento de solicitar la excarcelación sostuvo que Guerrero “es otro damnificado ya que invirtió en Bacchiani y en Rojo, sin que se le hayan devuelto los fondos y por lo tanto, no cuenta con recursos para afrontar el pago de sus obligaciones".

“La supuesta situación de insolvencia también se encuentra en crisis, ya que por un lado justifica el desapoderamiento de sus bienes ante la falta de recursos económicos y por otro, se ofrece a depositar dinero en garantía para satisfacer –en caso de que prospere la acción-, el crédito de su denunciante”, remarcó.

Finalmente, el fiscal sostuvo que permitir su detención domiciliaria facilitaría el entorpecimiento del actual proceso.

La causa

Guerrero está sindicado de formar parte de una asociación ilícita cuyo jefe habría sido el propietario de Callvu Servicios Financieros y Bursátiles, Cristian Sixto Rojo, imputado por los mismos delitos.

Al igual que las demás financieras investigadas por estafas, Callvu captaba ahorros con la promesa de invertirlos en criptomonedas, con rentas de entre 10 y 25% mensual, según el capital invertido.

Silvina Segura, empleada de Callvu, al ser indagada indicó que Guerrero trabajaba como pocero de Callvu. Esta circunstancia se sumó a información que los investigadores pudieron obtener de una computadora de Rojo y mensajes cruzados con Segura.

Seguí leyendo

Te Puede Interesar