martes 9 de agosto de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Condena de 18 años por un abuso sexual confeso

"La víctima no pudo dar su consentimiento por la edad"

El ultraje sucedió, de manera continuada, entre 2018 y 2020. La víctima, alguien cercana al abusador, era una niña. El debate se realizó ayer en la Cámara de Sentencia en lo Criminal N° 3.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
1 de abril de 2022 - 00:10

Para el fiscal Miguel Mauvecín había sobradas pruebas, más allá de la confesión del acusado. La Cámara de Sentencia en lo Criminal de Tercera Nominación condenó a un hombre a la pena de 18 años de prisión. El abusador respondió por dos hechos de “abuso sexual con acceso carnal agravado y continuado en concurso real”.

Los ultrajes comenzaron entre el invierno de 2018 hasta el inicio de 2020. Por entonces, la víctima era una niña de nueve años y el agresor era de su entorno íntimo familiar. Este hecho de abuso sexual en la infancia (ASI) sucedió en el interior provincial.

El Tribunal estuvo integrado por los jueces Jorge Rolando Palacios, César Marcelo Soria y Patricia Olmi. El Ministerio Público Fiscal estuvo representado por el fiscal de Cámara, Miguel Mauvecín, quien estuvo acompañado por la asesora de Menores Sandra López Gardel. La defensa fue ejercida por la defensora Penal Oficial de Cuarta Nominación, Lorena Paschetta.

Por tratarse de un delito de instancia privada, la audiencia se desarrolló a puertas cerradas. Fuentes consultadas indicaron que iniciado el debate –que se desarrolló en una audiencia- el acusado decidió confesar los abusos, admitió su responsabilidad y pidió perdón.

En la instancia de alegatos, el fiscal de Cámara mantuvo la acusación. Advirtió que la violencia sexual acontece cuando hay un ataque a la integridad sexual de las personas sin consentimiento. En este contexto, remarcó: “La víctima no pudo dar su consentimiento por la edad”. Para el representante del Ministerio Público Fiscal hubo entidad abusiva tanto objetivamente como subjetivamente. Además, remarcó que “se acreditó la convivencia entre el abusador y la víctima”. Por ello, pidió una pena de 18 años de prisión. El acusado se encuentra privado de la libertad en el Servicio Penitenciario Provincial de Miraflores (departamento Capayán) desde hace dos años.

Por su parte, la asesora de Menores Sandra López Gardel adhirió al planteo del fiscal de Cámara. A la vez, solicitó la intervención del Sistema de Protección Integral de Niños, Niñas y Adolescentes, a efectos de que arbitre los medios para contener a la niña y a su entorno familiar.

A su turno, la defensora Penal Oficial de Cuarta Nominación Lorena Paschetta, dada la confesión de su asistido, peticionó morigerar la pena.

Veredicto

Finalizados los alegatos, el Tribunal pasó a un cuarto intermedio para deliberar. Cerca del mediodía, los magistrados resolvieron, por unanimidad, declarar culpable a este hombre –la identidad se reserva a los efectos de proteger a la víctima- por el delito por el que llegó incriminado. Como consecuencia fue penado a 18 años de prisión, de acuerdo con lo planteado por el representante del Ministerio Público Fiscal. A la vez, se hizo lugar a lo solicitado por la asesora de Menores.

violencia placa niños.jfif

¿Qué hacer ante un abuso?

En octubre de 2018, tras una modificación en el artículo 72 del Código Penal Argentino (CPA) se convierten en carácter de orden público los delitos sexuales contra chicos y chicas. De esta manera, la acción ante la Justicia podrá ser iniciada por cualquier persona y el Estado, a través de los fiscales, estará obligado a llevar adelante las investigaciones correspondientes. Es decir, se elimina el requisito de la denuncia de los representantes legales del niño, niña o adolescente como condición para proceder.

El abuso sexual en la infancia (ASI) es una de las formas de violencia más extrema que niños, niñas y adolescentes pueden sufrir. No obstante, el dato más importante que advierten los profesionales en esta temática es que en la gran mayoría de los casos se trata de abusos sexuales intrafamiliares: padre, abuelo, hermano, tío o primo son los principales sospechosos.

Seguí leyendo

Te Puede Interesar