miércoles 8 de mayo de 2024
Conflicto en el Club Social

"Arturo Navarro es un bandido"

El empresario Esteban Cano, parte del conflicto por el Bar Caravati que funciona en el edificio del Club Social 25 de Agosto, negó ser “usurpador” y contraatacó las declaraciones mediáticas de Arturo Navarro, presidente del club que fue intervenido. Es que las graves acusaciones de acoso sexual y juego clandestino dentro del Club partieron de la discordia entre Cano y Navarro en un escenario de no renovación del contrato del local.

“Me veo en la obligación de nuevo de tener que dar algunas expresiones, devoluciones, a los dichos mentirosos, falaces y hasta delictuales de Arturo Navarro”, respondió Cano, en un audio que fue reproducido por el programa Mañana Central de Radio Ancasti.

Cano niega que su bar esté funcionando en condición de “ocupa”, tal como lo definiera Navarro luego de que Personería Jurídica dictara la intervención de la institución que preside.

“La única verdad es que Arturo Navarro es un bandido”, definió. “Quiere endilgar en otras personas, entre ellas yo, todo eso espurio, malvado, todo eso ilegal que hace para tratar de confundir a la opinión pública y tratar de dirigir la mirada hacia otro lado, poniendo de sospechoso a otros que no sea él”, indicó.

En ese sentido, el empresario marcó que “la única realidad es el relato que está dentro de las declaraciones y testimonios que dieron las mozas, las chicas, de todo lo que pasa ahí adentro. A qué se juega, cómo se juega, la plata que circula, las actitudes que han tenido tanto él como otros para con las empleadas”, pues la intervención estima acoso sexual y juego clandestino, además de que el club no sigue los valores de su estatuto.

“La evidente mala intención hacia una empresa, hacia 50 trabajadores, la falta de empatía, el regocijarse haciendo el mal, todo lo que lo define de quien es Arturo Navarro”, completó Cano.

Seguí leyendo
LO QUE SE LEE AHORA
cristian barrionuevo sera trasladado al penal de miraflores

Te Puede Interesar