lunes 24 de enero de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
bronca en la matanza por ola de asesinatos

Vallas y decenas de policías para desalentar una marcha

Uno de los organizadores de la protesta aseguró que recibió amenazas. No hubo banderas de partidos políticos.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
13 de noviembre de 2021 - 01:08 Por Redacción El Ancasti

Más de 500 personas participaron ayer de la "Marcha de las Velas" para pedir justicia y seguridad tras el asesinato del kiosquero Roberto Sabo, frente a un edificio de la Municipalidad de La Matanza totalmente vallado y cercado por policías, muchos de ellos integrantes de fuerzas de choque.

Tanto el edificio comunal como la plaza de San Justo fue rodeada por vallas de acero de más de dos metros de altura, tras las cuales se alinearon los uniformados de distintas divisiones de la Policía local.

Los vecinos autoconvocados del partido de La Matanza decidieron realizar la manifestación a partir de las 19, bajo la consigna "Queremos vivir sin miedo".

Los organizadores convocaron a los residentes de las 15 localidades que conforman el partido de La Matanza a participar "sin banderas políticas".

No obstante, durante la manifestación se escucharon fuertes reclamos de distinta índole que tuvieron al intendente local, Fernando Espinoza, como uno de los principales blancos. Las vallas colocadas por la policía fueron llenadas con papeles con consignas, que apuntaban los reclamos, en muchos casos de familiares de víctimas de la inseguridad.

"Jamás se ocupan de la gente que pagan impuesto. Es lamentable que se sigan perdiendo vidas", dijo una mujer que perdió a su hijo asesinado por delincuentes. Varios de los manifestantes se ubicaron frente a la iglesia de San Justo.

La bronca detonó con el asesinato de Roberto Sabo, quien fue ultimado de cuatro balazos durante un robo el domingo pasado en su local situado Avenida de Mayo al 800, en plena zona comercial de Ramos Mejía.

Por el crimen se encuentra detenido un hombre de 29 años llamado Leandro Suárez y su novia, una adolescente de 15, que habría actuado como cómplice.

Un día después del crimen se produjeron disturbios frente a la comisaría de Ramos Mejía, en los que policías arrojaron gases lacrimógenos contra los manifestantes.

“Que vengan Espinoza y Zaffaroni” fue el mensaje coreado por vecinos que desafiaron el bloqueo impuesto en la plaza de San Justo. “Cuando llamás a un policía no vienen nunca y mirá lo que es ahora acá”, comentó uno de los vecinos que veían de cerca el refuerzo de agentes antidisturbios.

Amenazas
Uno de los organizadores, Daniel Bracamonte, aseguró cerca de las 15 que la marcha estaba suspendida debido a la "militarización de la zona" y porque denunció haber recibido llamados intimidatorios en el que lo responsabilizaban de cualquier incidente.

"Me llamó un asesor de Sergio Berni haciéndome responsable de cualquier cosa que pueda suceder en San Justo. Ante esto hice la denuncia penal y decidimos parar la manifestación de hoy y realizar una marcha nacional la semana que viene en la Plaza de Mayo", afirmó.

"Queremos resguardar la integridad de la gente, lo que pasó el lunes fue solo una muestrita de lo que puede pasar", remarcó.

Temas
Seguí leyendo
LO QUE SE LEE AHORA
Infraganti. Las cámaras de Educación registraron todo.

Te Puede Interesar