Acusan a los médicos que la atendieron por presunta mala praxis

Denunciaron a la Maternidad por la muerte de una docente

La mujer de 36 años, madre de dos niños, fue sometida a una interrupción del embarazo y murió.
viernes, 12 de octubre de 2018 · 04:09

El esposo de la docente que murió la semana pasada en la Maternidad Provincial realizó una denuncia penal y acusó a médicos de la institución de ser los responsables de la muerte de la joven madre. Señalan que en la interrupción del embarazo que realizaron los profesionales del lugar pueden haber incurrido en “alguna imprudencia, negligencia o impericia en su profesión, lo que desembocó en la muerte” de la mujer.

La denuncia fue realizada ayer a la mañana en Fiscalía General. Franco Carabajal se presentó en el edificio de Junín al 600 en compañía de su abogado Roberto Mazzucco y realizó la presentación.

En la misma, a la que El Ancasti tuvo acceso, el hombre no acusó a un profesional en concreto sino que la realizó contra autores desconocidos.

Señaló que su esposa, Laura Rita Nicolasa Castillo de Carabajal, "cursaba un embarazo de 21 semanas, es decir de 5 meses aproximadamente, hasta el día 22 de septiembre, en que en el Instituto de la  Maternidad Provincial le proveen de una pastilla abortiva en virtud de distintos problemas que venía padeciendo con el mencionado embarazo", señala la denuncia.

Explica más adelante que "el domingo 23 en horario de la mañana expulsó el feto, y a posteriori y por orden de los facultativos médicos se le practicó, en ese mismo nosocomio médico, un legrado para extraer los restos de placenta entre otros, ese mismo día a horas 17 aproximadamente", relató el hombre en su presentación.

De allí en más contó en detalle todo lo relacionado al embarazo de su pareja, quien murió el 3 de octubre pasado.

En un extenso relato, el hombre contó que al momento de saber que estaba embarazada, fueron al médico que atendió los dos partos anteriores y en los cuales nacieron dos niños de 5 y 1 año actualmente.

Si bien señaló que al principio fue todo normal, y sin inconvenientes, a los 3 meses empezó con pérdidas y dolores muy fuertes. Por esa razón la joven estuvo internada. Fue dada de alta, continuó con pérdidas y nuevamente fue internada. Que ante su cuadro consultaron con varios especialistas, quienes les realizaron distintas indicaciones.

Que finalmente se dirigieron al consultorio del médico Nicolás Vila, quien les expresó que "era demasiado riesgoso continuar con el embarazo, y nos manifiesta que debíamos interrumpir el embarazo, para lo cual nos dirige informalmente con la última ecografía a la Maternidad Provincial, a los fines de que la examinaran en ese lugar y se practicara la interrupción", señaló.

Que el sábado 22 su esposa fue internada en la institución y que "empieza un tratamiento con pastillas por vía vaginal y oral a los fines de que  expulsara el bebé, situación que recién ocurre el día domingo a la mañana siguiente, previas contracciones, para luego expulsarlo. Siguiendo el relato contó que ese mismo día domingo, la ingresan al quirófano para llevarle a cabo el legrado".

Después el hombre relató que debió firmar una autorización para la extracción del útero y posteriormente la joven fue llevada al hospital San Juan Bautista para una traqueotomía en donde muere por una aparente falla multiorgánica. Para el denunciante y su familia existió negligencia en la atención en la Maternidad Provincial. La causa fue girada al fiscal Víctor Figueroa.

Otras Noticias