Aberrante

Un hombre violó a una mujer delante de sus hijos

Cuatro nenes fueron testigos del tremendo hecho. El sujeto fue detenido por pocas horas y, al salir, los habitantes de la zona incendiaron su casa.
jueves, 22 de octubre de 2015 · 09:28

"Socorro, auxilio” clamaban cuatro pequeños, que fueron testigos directos del aberrante abuso sexual que un vecino le propinó a la madre, en la localidad bonaerense de Pilar.

El sujeto fue detenido por espacio de unas pocas horas y tras recuperar su libertad, recibió el castigo de los habitantes de la zona, que prendieron fuego su vivienda, impulsando la fuga del violador junto a su familia.

En plena madrugada del último martes, los residentes del barrio Ferrum de la localidad pilarense de Villa Rosa, fueron sorprendidos por los gritos de cuatro niños de entre 6 y 12 años que pedían ayuda desde el interior de su vivienda, situada en Grippa 2350.

Los ruegos de los menores alertaron a algunos vecinos, que inmediatamente solicitaron la presencia del personal policial en el lugar. Fue en ese momento, cuando el agresor, de 30 años, se dio a la fuga.

En tanto, dentro de la casa se hallaba una mujer, de 28 años, de nacionalidad paraguaya, acostada en su cama, con las prendas desgarradas, atada de pies y manos con una camisa de su ex marido. La joven relató a las autoridades que el apresado irrumpió en la vivienda portando un cuchillo y que bajo amenazas la arrojó y posteriormente la maniató a la cama.

La tremenda escena fue presenciada por los hijos de la víctima, quienes sin mucho por hacer, comenzaron a pedir auxilio. Así fue cómo los vecinos escucharon y pidieron ayuda al 911. Una vez que llegaron a la vivienda, y ante los policías, víctima identificó a su agresor, un individuo que se domicilia a siete cuadras del lugar del hecho.

Hacia allí se dirigieron los efectivos policiales, quienes debieron intervenir con urgencia a su llegada, ante el acecho de los vecinos en busca de venganza contra el acusado. Fue entonces que se procedió al arresto del abusador y a contener a los enardecidos manifestantes, convenciéndolos que sería condenado a prisión.

Pero a las pocas horas, por una sorpresiva e inentendible determinación de las autoridades judiciales, el imputado recuperó su libertad y ello motivó a los vecinos a llevar cabo una pueblada que implicó un incendio de la precaria vivienda del abusador.​

En consecuencia, el sujeto apenas abandonó la seccional policial abordó el automóvil junto a su familia y escapó de la zona. Se presume que se encontraría en la localidad de Maquinista Savio.

Más de