lunes 17 de enero de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Editorial

El infierno extra de cada año

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
15 de enero de 2022 - 02:10

Como si no hubiera sido suficiente con los 40 a 43ºC de esta semana, ayer los catamarqueños del valle central debieron lidiar con el aire enrarecido por los incendios en el cerro Ancasti, el cual, según anunció Defensa Civil, ya fueron controlados en parte, ya que aún siguen activos algunos focos dispersos.

Pero Catamarca no fue la única provincia afectada por esta devastación forestal. También está complicada la situación en Chubut, Buenos Aires, Río Negro, San Luis, Santa Fe, Salta, Formosa, Mendoza y La Pampa, tal como informó el Servicio Nacional de Manejo del Fuego (SNMF).

Uno de los incendios más grandes se produce en Bariloche y El Bolsón, donde se encuentran trabajando cinco aviones (4 hidrantes y 1 observador) y cuatro helicópteros. Además, cuatro autobombas, un camión de comunicaciones, una retroexcavadora y tres embarcaciones.

En Chubut y San Luis trabajan dos aviones hidrantes mientras que en la provincia de Buenos Aires hay dos helicópteros con helibalde trabajando y un avión hidrante perteneciente al SNMF. Para la provincia de Formosa se enviaron siete brigadistas, un camión URO, maquinaria y equipamiento de Parques Nacionales y para Santa Fe, un helicóptero con helibalde de Prefectura Naval.

El Poder Ejecutivo Nacional declaró la emergencia ígnea en todo el territorio de la República Argentina por el plazo de un año y creó un grupo de trabajo que será presidido por el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible de la Nación con el fin de adoptar las medidas que resulten necesarias para propiciar y atender con carácter inminente la presupresión y combate de incendios forestales, la restauración de las zonas afectadas y la prevención de nuevos focos.

En el caso del cerro Ancasti, la desesperación fue más fuerte que la prudencia para un grupo de vecinos de esa localidad y de El Alto, que ayer se autoconvocaron para hacer algo por su cuenta, pero además solicitaban urgente la presencia de un avión hidrante.

Enterados de esta maniobra, desde el Ministerio de Seguridad de la Provincia salieron a pedir calma a la gente y que no intervenga. “Deben trabajar los brigadistas y los bomberos voluntarios, equipados y capacitados para las tareas de combate, ya que puede ser muy peligroso”, señaló la cartera desde su cuenta en Facebook.

Fuentes oficiales aseguraron que si bien los brigadistas y bomberos pudieron contener algunos tramos importantes del incendio, todavía quedaron focos activos en la cima. Allí es donde tienen el mayor problema por los fuertes vientos que expanden las llamas, a lo que se suma la sequía en las pasturas.

Como sucede habitualmente en esta época, los incendios se producen en su mayoría en forma intencional; a veces por imprudencia de la gente que hace fuego y no lo extingue, por colillas de cigarrillos arrojadas al azar y también porque subsiste la idea –errónea, por cierto- entre algunos habitantes del lugar de que las pasturas crecen mejor después de quemar lo seco.

Sea cual sea la causa, los brigadistas y bomberos voluntarios hoy seguirán arriesgando su vida para sofocar el incendio en el cerro. Se espera que cuenten con la ayuda de un avión hidrante solicitado a una provincia vecina.

A ellos se les deberá agradecer, una vez más, que el infierno de los catamarqueños no sea doble.n

Temas
Seguí leyendo
LO QUE SE LEE AHORA
CAMPORISTA. LUANA VOLNOVICH, JEFA DEL PAMI. TIENE UN SUELDO DE 562.000 PESOS. SU NOVIO Y SEGUNDO, $492.000.

Te Puede Interesar