sábado 13 de agosto de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
En el Hospital San Juan Bautista

Piden el traslado de un joven que lleva 30 días internado

También la familia solicita que se investigue a quien lo atropello, y que seria una mujer que trabaja en la justicia.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
13 de abril de 2022 - 15:41

Familiares y vecinos del joven Lucas Pereyra, que desde hace 30 días se encuentra internado en el Hospital San Juan Bautista, luego de sufrir un accidente de tránsito, piden que sea traslado a un centro de salud de mayor complejidad. Según indicaron, lograron conseguir que el paciente sea recibido en un nosocomio de la provincia de Córdoba, y los medios para trasladarlo hasta el mismo, pero que desde el hospital local se demoran en realizar los estudios que se exigen para que pueda ser hospitalizado en aquel otro centro

El paciente, de 27 años, fue embestido por un automóvil al mando de Mariana Pedraza, el pasado 13 de marzo, sufriendo traumatismo de cráneo severo, e ingresando al hospital de esta ciudad, donde pudo ser reanimado, quedando internado en la terapia. Junto a él, se trasladaba su esposa Yamila Peralta, de 26 años, quien resultó con escoriaciones múltiples y heridas cortantes.

Melisa, la hermana del joven, narró a El Ancasti sobre lo sucedido en aquel momento, y el estado en el que se encuentra el mismo “el accidente ocurrió el día 13 de marzo a las 6 de la madrugada. Mi hermano circulaba con su esposa en la moto por la avenida presidente Castillo, cuando de la calle Crisanto Gómez sale un auto que era conducido por una chica que se llama Mariana Pedraza y lo choca. Fue tan grande el impacto que mi hermano cae inconsciente, y es trasladado hasta el Hospital donde lo reanimaron, después quedó en coma, entubado y con respirador. Estuvo 16 días en terapia intensiva, y después le sacaron el respirador, y con una traqueotomía y en coma persistente, lo pasaron a sala común, donde aún permanece internado”, comenzó contando, para luego explicar el motivo del pedido del traslado “solicitamos el traslado a un lugar donde él pueda recibir la terapia que él necesita. Estamos agradecidos con el Hospital porque le salvaron la vida, pero él necesita de un tratamiento mejor, de una estimulación para poder despertarse. Nosotros que lo estamos viendo todos los días, observamos que tiene mejoras, reacciones, hace ciertos movimientos, entonces lo que pedimos es que se lo atienda en un lugar donde cuenten con los profesionales y las herramientas que Lucas necesita”, manifestó Melisa.

“Por gestiones de gente que nos está dando una mano en esto, se ha conseguido que lo reciban en el hospital de Córdoba, y también están los medios para trasladarlo, pero lo que está faltando es que en el Hospital de acá le hagan los estudios que piden en el hospital de Córdoba, para ver cuál es el estado actual. Puntualmente falta un encefalograma para saber cómo se encuentra actualmente. En el hospital nos dicen que estos estudios se realizan los días viernes, mañana es feriado y si al aparato lo arreglan –porque nos dijeron de que está roto–, con mucha suerte le harían recién el viernes de la próxima semana, y estamos perdiendo días, y recién hoy le hicieron también una placa que venían pidiendo hace varios días”, manifestó la joven.

La joven también reveló otro inconveniente con el que se encuentran “pedimos además que cambien algunos datos que figuran en la historia clínica, que son incorrectos para que quede todo bien, porque aparentemente desde el primer día, se ingresaron datos que son incorrectos, que corresponden a otro paciente porque se han confundido, nos dijeron que no pueden cambiarlo porque es una historia clínica que está en un sistema que ellos están manejando para que no se falsifiquen como parece que ocurría con las historias clínicas de papel, según lo que me explicaron, además se debe consignar los datos de manera correcta por el tema legal también”, señaló la familia del joven accidentado.

“Rogamos que se agilicen los traites administrativos y los estudios que faltan, o si el Hospital no tiene los aparatos, que se lo hagan en otro centro para que no sigamos perdiendo más días y pueda ser derivado. Mi hermano está internado desde hace un mes, se viene el fin de semana largo y tenemos que esperar no sé cuántos días más”, manifestó.

“Abandono de persona”

Por otra parte, Melisa reveló que la mujer que estaba a al mando del vehículo que colisionó con su hermano, “nunca se hizo presente” o habló con algún familiar, y que en los datos relevados por los policías, no figura que tenga una póliza de seguro y que, de haber contado con ésta, se facilitarían muchas gestiones y evitarían tantos gastos “la chica que manejaba el auto se llama Mariana Pedraza, ella lo atropelló; están los testigos y la cámara de seguridad de un supermercado donde se puede ver que mi hermano iba por la avenida y que al momento de chocarlo, si bien esta el semáforo en intermitente, pero él es el que tenía la preferencia porque iba por avenida y ella salía de una calle. Los testigos dicen que ella se fue, que abandonó a mi hermano y que después se presentó, entonces se hicieron mal todos los procedimientos, no sabemos si es que le hicieron dosaje de sangre, ella venia de una fiesta. Nosotros hicimos la denuncia en la unidad judicial 10, pero no sabemos más nada y no nos dan información. Creemos que por el grave estado en el que se encuentra mi hermano, la fiscalía debería haber tomado cartas en el asunto de inmediato, solo sabemos que ella trabaja en la Corte Suprema de Justicia, no queremos pensar de que está haciendo uso de eso para que no se investigue, porque lo que hizo es abandono de persona”, denunció, y luego agregó “si tendría seguro su automóvil, no estaríamos con todo este trastorno porque probablemente un seguro se hubiese hecho cargo buscar un sanatorio, en que trasladarlo, cubrir los medicamentos, porque mi hermano no tiene obra social, pero no sabemos nada de la mujer que lo atropelló, y nosotros estamos angustiados, todos mal porque no sabemos si mi hermano saldrá de esto, su esposa también sufrió traumatismos en el accidente, el nenito de ellos llora todos los días, mis papás están destruidos, estamos todos destruidos, desesperados”, concluyó.

El viernes pasado, familiares y amigos de Lucas Pereyra, organizaron una peña en el Club Independiente de San Antonio (FME) con el fin de recaudar fondos para poder costear parte de los gastos que demanda los tratamientos médicos

Seguí leyendo

Te Puede Interesar