jueves 22 de septiembre de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Cara y Cruz

Manoseo sobre manoseo

El flamante superministro de Economía Sergio Massa y la titular de la ANSES, Fernanda Raverta...

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
13 de agosto de 2022 - 00:20

El flamante superministro de Economía Sergio Massa y la titular de la ANSES, Fernanda Raverta, se atribuyeron el mérito del aumento del 15,3% de las jubilaciones y reforzaron la maniobra para tratar de erigirse en paladines de la justicia social y la redistribución del ingreso con el anuncio de un bono que se pagará durante tres meses a los jubilados que cobren hasta dos haberes mínimos. El circo publicitario que montaron es otro manoseo a la clase pasiva, ya en el orden de la injuria.

El 15,3% no fue dispuesto por Massa y Raverta, sino por la ley de actualización jubilatoria, de manera que igual hubiera procedido así estuviera a cargo de Economía y la ANSES Mongo Aurelio. El bono, de 7.000 para los de mínima y 4.000 para los que cobren hasta dos mínimas, no es más que un paliativo tendiente a disimular, infructuosamente, la miseria que cobran los jubilados argentinos. Entre otras cosas, por las moratorias que el patriota Massa empezó a implementar cuando estaba al frente de la ANSES para meter millones de beneficiarios que no habían realizado los aportes.

Esta política de inclusión del ahora superministro no es un acto de estricta justicia por un solo detalle: se implementó sin ninguna proyección de financiamiento, de modo que la idea se cubrió prorrateando el costo entre los propios jubilados, cuya caja financia, además, los programas sociales. En honor a la ecuanimidad, debe destacarse que tal prorrateo alcanza también a la vicepresidenta Cristina Kirchner, quien queda excluida de los bonos solo por ganar 4,1 millones de pesos mensuales debido a la doble pensión vitalicia que cobra como viuda de un presidente y expresidenta.

De tal modo, un jubilado con la mínima pasará de 37.525 a 43.353 pesos, que se convertirán en 50.353 con el bono de 7 mil. Es de imaginarse la decepción del pobre viejo que se haya dejado llevar por el entusiasmo de los anuncios de Massa y Raverta cuando, al cobrar, constate que las bullas que lo postulaban casi como un potentado, no eran más que una farsa.

Por si la burla no había sido suficientemente explícita, Raverta se encargó de ratificarla con la apreciación clásica de que el incremento viene a revertir el expolio perpetrado por el macrismo.

“Con este aumento trimestral, hace nueve meses que arrancamos el año y podemos decir que han aumentado las jubilaciones mínimas por arriba de la inflación en casi 8 puntos, en 7.9”, dijo de lo más ufana.

La realidad es que entre el primer semestre de 2019 y el primero de este año, los haberes de los jubilados perdieron 3 puntos respecto de la inflación. Tres puntitos de nada, dirá Raverta.

El Defensor de la Tercera Edad, Eugenio Semino, consideró en cambio que lo que vienen sufriendo los jubilados es equivalente a una “crisis humanitaria” por el volumen de los afectados.

Son 5 millones de personas que deben arreglárselas “con la mínima o unos pesitos más”, para comer, pagar medicamentos, servicios, alquileres.

Cinco millones de viejos y viejas obligados a administrar miseria mientras los funcionarios que los han llevado y los mantienen en esa situación pretenden que les agradezcan por el aumento que les corresponde por ley y un bono de 7.000 pesos que durará hasta noviembre. Ojo que es un riesgo tremendo de empacho para gente acostumbrada a comer salteado y mal.

Se calcula que la Canasta Básica rondará los 117 mil pesos en septiembre.

“El jubilado con ajuste de movilidad y el bono va a estar cubriendo, en el mejor de los casos, el 35% o 40% de la canasta, que es la proporción que venía cubriendo en estos últimos meses”, señaló Semino.

Tal es concesión de Massa y Raverta a los jubilados: la celebración de la limosna.

Seguí leyendo
LO QUE SE LEE AHORA
Tres. son los penitenciarios que fueron detenidos en el SPP.

Te Puede Interesar