domingo 25 de septiembre de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Editorial

Alfabetizados pero incompetentes

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
9 de septiembre de 2022 - 01:05

Los datos del censo nacional realizado en Argentina este año se van conociendo gradualmente mientras se procesan los resultados finales, que arrojarán información significativa para trazar un diagnóstico de situación y generar estrategias. Uno de los datos ya conocidos es que hay un 98% de alfabetización. Es decir, solo 2 de cada 100 argentinos mayores de 15 años no sabe leer y escribir. En 1983, cuando el país recuperó la democracia, el porcentaje de alfabetizados era del 94%.

El 98% actual es un porcentaje alto, que ubica al país, junto con Bolivia, Chile, Costa Rica y Ecuador, en el lote de las cinco naciones con mejores índices de América Latina. Y también muy por encima del promedio a nivel global.

Se trata de una buena noticia, porque el costo del analfabetismo es muy alto. La persona analfabeta está condenada a trabajos desjerarquizados, en el mejor de los casos, y a la subocupación o la desocupación, en el peor.

La información se conoció ayer, Día Internacional de la Alfabetización, instituido por la Unesco para destacarla como factor clave en la consecución de la dignidad de las personas y el cumplimiento de los derechos humanos. Hay casi 800 millones de adultos en el mundo que no poseen las competencias básicas en lectoescritura, de los cuales 28 millones viven en América Latina y el Caribe.

Pero la alfabetización es apenas uno de los muchos datos que deben considerarse a la hora de analizar el nivel educativo de un país. Los exámenes PISA corroboran que una cosa es saber leer y escribir y otra muy distinta es poseer conocimientos adecuados en las distintas áreas y saber aplicarlos en la práctica. De modo que, a partir de este tipo de evaluaciones, Argentina, que ostenta los primeros lugares en alfabetización, desciende a niveles por debajo del promedio en Latinoamérica cuando se miden competencias en lectura, matemáticas y ciencias en el nivel secundario. En este tipo de exámenes, los estudiantes argentinos evaluados tienen un promedio de 401,5, mientras que el promedio es de 407,2.

Se detectan, en consecuencia, capacidades insuficientes en materia educativa para un sector mucho más amplio que ese 2% divisado inicialmente, al medir la alfabetización. Aunque puedan leer o escribir, enfrentan serias dificultades para continuar en el sistema educativo formal e incluso para acceder a capacitaciones fuera de ese sistema en oficios requeridos en el mercado laboral.

La alfabetización es el primer e imprescindible paso en el proceso educativo, pero la educación en la actualidad requiere necesariamente de otras destrezas más a tono con la complejidad de los campos del conocimiento, sobre todo a partir del avance de las nuevas tecnologías. En consecuencia, la reflexión respecto del Día de la Alfabetización debe ampliarse también a la alfabetización digital, pues las personas que no pueden enfrentar este desafío con éxito tendrán las mismas restricciones que padecían décadas atrás quienes no sabían leer o escribir.

Seguí leyendo

Te Puede Interesar