sábado 1 de octubre de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
En un año superaron los 100 shows

Grupo Zonda, con el corazón cumbiero

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
1 de septiembre de 2022 - 21:13

El Grupo Zonda representa una suerte viaje en el tiempo. Esta banda tiene poco más de un año y está multiplicando shows y captando seguidores. Con la melodía de la cumbia norteña llegan pasitos de Antonio Ríos, la indumentaria de Red, el pelo largo de Agostini, esas “compacteras” que no faltaban en alguna esquina de las casas con éxitos de Los Charros, La Nueva Luna o Sombras.

“La gente nuestra es a que baila”, se jacta Franco Zárate, bajista y uno de los precursores del grupo, que no para de asombrarse con la respuesta del público.

“El 31 de julio cumplimos un año recién, nada. Fue un año increíble. Pasaron cosas que ni nosotros podemos creerlo”, comentó el músico en una nota con el programa Radio Activa de Radio Ancasti 98.5.

La formación empezó con Zárate y la insistencia de Robert Salinas, el tecladista, y Sergio Figueroa, que está en la batería. En la búsqueda de cantante apareció Maximiliano Pontífice, que nació en el momento en que esta música arrasaba en todo el país. Y el último en sumase es Abel Martínez en las congas.

“La gente aceptó esto porque… es extraño porque es algo viejo pero es algo nuevo. No hay en Catamarca, nunca hubo y de la manera en que se dio”. Zárate contó que la manera en la que se conformó Zonda es toda una anécdota.

“Los dos locos que están atrás (el baterista y el tecladista) son dos porteños que lo único que saben hacer en su vida es tocar cumbia. Entonces por ahí con alguien de Catamarca me iba a costar hacerlo, o capaz que no se daba. Lo tiene muy incorporado al tema de los sonidos, los toques, la cumbia norteña tiene unas diversificaciones diferentes a las otras cumbias”.

InShot_20220502_142403630.jpg

“Ellos son la matriz de todo esto”, dijo, elogiando a Salinas y Figueroa. “Yo era simplemente un aficionado que me gustaba la cumbia y hasta digo que me enseñaron cómo tenía que tocar el bajo”.

Hoy suenan en fiestas, eventos, casamientos “y divorcios la música de Los Charros, Daniel Agostini, Los Palmeras, Amar Azul, el Grupo Red, Sombras, Malagata en todas las formaciones, Antonio Ríos, Tambó Tambó, la música que marcó la juventud de generaciones”, dice.

“Zonda nació de una forma graciosa. Estábamos en pandemia, no se podía hacer nada. Yo tengo un estudio de grabación y el baterista me contactó por Facebook, que necesitaba grabar unas tomas para unos amigos de Buenos Aires. Bueno si le dije, vino, grabó, y me dice ‘che tengo un amigo con el que a veces nos juntamos a tocar', y yo decía ‘uu este porteño fanfarrón’, y por no ser descortés le dije dale un día nos juntamos, chau chau”, recordó Zárate.

Y prosiguió: “Pasó un sábado y me dice acá estamos con mi amigo, que es el actual tecladista. Les dije no puedo, ‘se me murió el perro’, no sé, cualquier excusa. No tenía ganas, sinceramente. No me interesaba, es la verdad. Me dicen listo, el próximo sábado. Al sábado siguiente me vuelven a escribir y les puse no sé qué otra excusa. Y bueno, al tercer sábado ellos habían decidido que era la última vez que me hablaban, y yo, para no quedar mal acepto que nos juntemos. Decía son unos temas y listo”. Pero eso no fue lo que pasó.

Lo mejor de Bajo el Cielo: Grupo Zonda a puro baile con el ritmo tropical

“Cayeron, él con su batería, Robert con su teclado y de repente empezamos a tocar temas de Sombras y me acordé de mi adolescencia -yo era fanático de Sombras- y no pude dejar nunca más. Fue algo que me atrapó. El ensayo ese duró como cuatro horas entre ‘te acordás este tema’ y ‘lo toquemos a este’”, comentó el entrevistado.

“Me atrapó. Después empezaron a surgir ideas, ya sonábamos como bien y nos faltaba un cantante. Hicimos algunas pruebas, no nos gustó, hasta que apareció este amigo mío que es Maxi Pontífice, le dije que teníamos un grupo y buscábamos cantante. Me dijo si también como de compromiso. No creía en todo esto. La verdad que yo también pensé que íbamos a tocar una vez al mes, cada dos meses, y nos ha pasado de tocar ocho shows en un fin de semana”, expresó. A la fecha, superaron el show número 100 en poquito más de un año y van llenando la agenda de lo que le queda al 2022.

“Las cosas se van dando. No dejamos de sorprendernos a nosotros mismos, porque el tecladista todos los fines d semana viene con una idea nueva. Y van apareciendo cosas, pasan cosas locas. Un día en una prueba de sonido me sonaba el teléfono, numero de Termas de Río Hondo. ‘Qué raro, debe ser alguno que me quiere estafar, qué se yo’, pensaba. Lo atiendo y me dice hola pedí tu número cuando los vi el 8 de diciembre, quiero hablar con alguien del grupo Zonda, que tenía una fiesta y nos quería”.

https://graph.facebook.com/v8.0/instagram_oembed?url=https%3A%2F%2Fwww.instagram.com%2Fp%2FCdlmzVEAEmk%2F&access_token=EAAGZAH4sEtVABAPfW3rmwLqNEebHopk3CWh38GXFMRG6CD3DgNxvzuUizZAzufZCH7XQbRO0ZBsz7E3gdpnUKk5sQfcT8hyjIwGwNToU8kvgX2bIz8kP6witmrKkwRgKx5yI6tvA4TusQimL07JtDvmdW8KTCP5IZCq3fA4miUEZBZAWhnYHPoAgty0eoNrQ1MZD

Alegría para la gente

“Trabajamos mucho con las fiestas privadas, casamientos, cumpleaños, empresarios, gente humilde que junta unos pesos todos para poder llevarnos a sus casas con sus familias, eso es lo más gratificante de todo esto”, reconoció Zárate, músico de mucho andar en la provincia con el folclore.

“Trabajamos mucho con nuestros hermanos de la colectividad Boliviana, ahora el 4 de septiembre estamos en la fiesta de la Virgen de Urcupiña en el famoso CAI de la Primero de Mayo. Son tremendas fiestas, no escatiman en nada, comida, bebida, traen bandas de Buenos Aires. Y bueno, la matriz de la cumbia norteña es en Bolivia y en Perú”.

Señaló que hace poco estuvieron en Tucumán, en Famaillá, y que ahí “quedó una semillita”. “Nosotros nos planteamos como objetivo darle alegría a la gente, hacerlos bailar. Por eso tenemos una selección fuerte de temas muy clásicos, dejamos otros que nos gustan a nosotros a fuera, porque trabajamos para la gente. Queremos afianzar el grupo, darle un año más de ruedo por lo menos, hasta que nos consolidemos y después tendremos que trabajar en canciones nuevas para poder marcar nuestro camino, buscar nuestra identidad. Pero siempre con el corazón cambero”.

Seguí leyendo

Te Puede Interesar