martes 9 de abril de 2024
Membrillo

Receta de dulce casero

Es una de las frutas que se consiguen en esta época, pero que no son aptas para comer directamente. Se hace en pocos pasos y es más rico que el industrial.

El dulce de membrillo es el acompañamiento perfecto para diferentes panificaciones y postres. Muchas veces es el toque distintivo de numerosas preparaciones. Es perfecto para hacer un delicioso vigilante, el postre preferido de los argentinos que consiste en un pedazo de dulce junto con una porción de un rico queso. Con una receta simple es posible obtener este lingote o pan de dulce de membrillo, ideal para degustar sólo o combinado con diversas variantes y en cualquier momento del día.

Ingredientes

- Membrillos amarillos y maduros, 1 kg

- Azúcar blanca, 800 gr

Preparación

- Lavar bien los membrillos y colocarlos dentro de una olla grande. Cubrirlos con agua y ponerlos a hervir a fuego fuerte. Cuando llega al punto de ebullición bajar la llama a fuego medio y continuar la cocción de los membrillos enteros durante 40 minutos o hasta que la pulpa esté ablandada.

- Sacar los membrillos de la olla, ponerlos sobre un colador y dejarlos enfriar. Cuando estén a una temperatura que permita manipularlos sin quemarse pelarlos usando un cuchillo o un pelapapas.

- Cortarlos al medio para quitarles el corazón con las semillas (reservarlo) y cortar la pulpa del membrillo en cubitos.

- En este paso conviene usar una balanza de cocina para pesar la cantidad de pulpa obtenida y calcular la cantidad exacta de azúcar que se necesitará agregarle para hacer el dulce de membrillo. Se utilizará el 80% del peso resultante de la pulpa cocida, en azúcar. Si se obtuvieron 850 gramos, será necesario usar 680 gramos de azúcar para hacer el dulce de membrillo.

- En una olla grande, idealmente de cerámica o de hierro, volcar la pulpa de membrillo y agregar el azúcar. Cocinar a fuego bajo revolviendo continuamente, en ocasiones será necesario subir el fuego a medio para reactivar la cocción y luego bajarlo otra vez. En este proceso, que dura unos 10 minutos, el azúcar se irá integrando con la fruta.

- Si se quiere obtener un dulce de membrillo completamente homogéneo y suave en este paso conviene pasar la mezcla por una licuadora antes de continuar la elaboración del dulce.

- Devolver la pasta a la olla y reanudar la cocción. Revolver con cuchara de madera o silicona cada tanto para evitar que el dulce se pegue en el fondo de la olla y se reparta el calor en forma pareja. El dulce irá tomando su color rosado cada vez más oscuro. Para que esto ocurra más rápido un truco es envolver el corazón del membrillo con las semillas dentro de una gasa estéril atada con un hilo e introducirla en la cocción.

- Para obtener una dulce de frasco se puede sacar la preparación cuando todavía esta blanda y semilíquida. Para hacer un membrillo de molde continuar la cocción hasta que al introducir la cuchara de madera en forma vertical esta quede parada sin caerse a los costados.

- Pasar la mezcla a un molde de vidrio o silicona, dejar que tome temperatura ambiente y llevar tapado con film a la heladera.

- En 24 horas el dulce de membrillo casero estará listo para consumir.

Tips:

- Hay quienes le agregan unas gotitas de limón a la mezcla para equilibrar el dulzor del dulce de membrillo casero.

- La clave para que salga bien y rico es la paciencia; y saber cortar la cocción a tiempo para que no se pase y quede durísimo. Es cuestión de probar las veces que sea necesario, sin desanimarse, hasta adquirir la técnica propia para hacer el mejor dulce de membrillo casero.

Seguí leyendo

Te Puede Interesar