lunes 19 de febrero de 2024
Cáceres vs. Jalil y Barrionuevo

"La falta de recursos no es problema de la Corte, es problema de la administración"

El juez de la Corte de Justicia salió al cruce de las declaraciones de Barrionuevo y el Gobernador.

El ministro de la Corte de Justicia de Catamarca José Ricardo Cáceres le contestó al gobernador Raúl Jalil y al sindicalista Luis Barrionuevo. “¿Él me va a venir a impedir que yo vaya al bar?”, ironizó sobre las declaraciones del titular de UTHGRA. En una nota con El Ancasti señaló que el ataque de Barrionuevo fue por “venganza” y viejos rencores.

“No era de esperar otra cosa de él. No se olvide que yo integré el Tribunal electoral cuando quería entrar sin tener residencia y le hemos dicho que no. Es decir que yo soy uno de los que lo frustra de ser candidato, fallo que me confirmó la Corte de Justicia”, manifestó Cáceres.

“Sale a decir ‘el Dr. Cáceres, el Dr. Cáceres’ para vengarse de que yo jurídicamente y confirmado por la Corte de Justicia, le dije ‘usted no puede ser, no tiene residencia, no se tire el lance acá’”, antes de la elección de marzo de 2003 que terminó en escándalo por la quema de urnas.

“Todo el mundo sabe que voy al bar, escucho a la gente de paso”, se excusó el juez. “Yo tengo el despacho al día. ¿Él me va a venir a impedir que yo vaya al bar? Lo que gano lo gano por la gran antigüedad que tengo, eso es todo. Con el aumento actual llego a los 3 millones de pesos, pero no es ninguna cifra extraordinaria”, dijo.

El magistrado expuso que los jueces de Catamarca “en la escala de lo que ganan los jueces estábamos a la mitad, y ahora estamos número 18, somos uno de los últimos”, y que el problema no es lo que ellos perciben, “lo que pasa es que los otros sueldos son bajos, son sueldos de miseria”.

Cáceres argumentó que “el problema es la falta de dinero”, a consecuencia “del gran número de empleados que tiene la provincia” y opinó que el tope de sueldos es lo mismo que “nivelar para abajo”.

“Que no puede nivelar para arriba, me imagino que será la intención del Gobernador, pero si no le alcanza para eso, que no quiera nivelar para abajo”. Agregó que el presupuesto del Poder Judicial “no es de los más altos” ya que “anda por el 4% del presupuesto de la provincia, cuando normalmente la Federación de Cortes solicita que sea de un 5% como mínimo en las provincias, para lograr la autonomía presupuestaria”.

En ese punto, fue contundente: “Cuando un poder supedita su sueldo a otro poder se vuelve inconstitucional”.

Tope que baja

Mientras el gobernador Jalil fue enfático al declarar que no tocaron el presupuesto enviado por el Poder Judicial, pese a “un pedido personal de prudencia”, Cáceres especuló con que el tope de sueldos generará una baja en cadena.

“El tope que le quieren imponer supone una baja en los empleados, porque acá tenemos un esquema de pirámide de sueldos inclusive ya muy pegada a la Corte”, contó.

“Hay 8 o 9 escalones, cuando hay 12 o 13 en la administración pública y en la privada. Entonces, si se le baja a la Corte, se le va a tener que bajar a los camaristas y a los empleados”, advirtió.

Por otro lado, opinó que este proyecto de ley puede tener “gran velocidad”.

“Es cuestión de una gran velocidad, al proyecto de ley lo he mirado nomas, he encontrado algunos defectos, no en lo que hace respecto a mí, pero de rebaja de todos los funcionarios, figuran las sapem y algunas sociedades anónimas estatales que no integran la administración pública”, dijo.

Dijo que esta medida denota “apuro” y “falta de recursos”.

“La falta de recursos no es problema de la Corte, es problema de la administración. Aparte otra cosa, no le falta tanto dinero, él ha sacado un crédito que lo tiene a plazo fijo de 10 mil millones para obras”, recordó.

“Pero cuando no le alcance tendrá que pagar los sueldos. No los puede someter a los empleados públicos los que menos ganan, ya a un estado de indigencia”.

El antecedente

Cáceres recordó un antecedente similar a lo que propone hoy el Ejecutivo.

“Cuando estaba de gobernador Arnoldo Castillo hicieron la demanda penal porque estábamos cobrando más que el gobernador. En esa oportunidad se dijo que no estábamos cobrando más porque hay una garantía constitucional que aparte del sueldo los jueces tienen derecho a una retribución por antigüedad, y salió por ahí y no pasó nada. Hay fallos que cuando un poder supedita su sueldo a otro poder se vuelve inconstitucional, es elemental”, indicó.

Seguí leyendo
LO QUE SE LEE AHORA
Presidente. Javier Milei.

Te Puede Interesar