martes 9 de agosto de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Reactivación

La industria volvió a crecer en septiembre

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
20 de octubre de 2021 - 09:55 Por Redacción El Ancasti

La industria logró interrumpir el bajón del bimestre julio-agosto. Las noticias del sector fabril son buenas y muestran un crecimiento de 1,4% mensual desestacionalizado en el cierre del tercer trimestre. Así, logró retomar la senda de la recuperación, de la mano de los sectores relacionados con la construcción y la obra pública y las automotrices. Para lo que viene, se sigue esperando una moderación en el rebote, en paralelo con una vuelta al protagonismo del sector servicios.

Los datos fueron publicados por el Centro de Estudios para la Producción (CEP XXI) a través del informe del Panorama productivo de octubre. Como de costumbre, presentó los números del IPI-Cammesa, realizado a partir de una reponderación de los datos crudos de consumo energético de más de mil fábricas. Hubo un crecimiento fuerte, de 14,7%, respecto a los niveles del 2019 e incluso de 8,9% contra el mismo mes del 2018. El sector se recuperó con mucha velocidad, incluso en la comparación con el resto de los países del mundo.

Nueva radicación en el sector de la Industria del Conocimiento
  • La industria pyme está 7% por encima de los niveles de 2019
  • De cara al futuro de corto plazo, señalaron: “La recuperación industrial dependerá de lo que ocurra con tres variables, una de las cuales juega a favor y dos en contra. Por un lado, la mayor movilidad incide favorablemente en la industria, ya que de allí es dable esperar un mayor ingreso disponible de las familias y, con ello, una mayor demanda interna. Ahora bien, la gradual normalización de actividades irá de la mano con un cambio en el perfil de los consumos, en donde los servicios volverán a cobrar el protagonismo perdido en 2020”.

    Y agregaron: “Un factor importante detrás de la rápida recuperación industrial iniciada a mediados de 2020 había sido el cambio de patrones de consumo, desde los servicios hacia los bienes. Ahora ocurrirá la contrario; de tal modo, el desempeño industrial dependerá de qué prime más: si el incremento absoluto de la demanda derivado de la reactivación y la mejora del ingreso disponible asociado a ella o la normalización de los patrones de consumo”.

    Y también indicaron que el faltante de semiconductores, el tercer factor que jugará al determinar qué ocurre con la actividad industrial, y que ya viene impactando negativamente en la automotriz, se puede agravar en noviembre-diciembre.

    Con todo, el 2021 fue un año de crecimiento. Más allá de la mejora de entre 14% y 15% que se proyecta en la comparación contra el promedio del pésimo 2020 (que también será de 5% respecto al 2019, según el CEP XXI), la medición contra diciembre del año pasado viene registrando un incremento de 3,1%.

    En septiembre, todas las ramas industriales consumieron más energía que en el mismo mes del 2019, lo cual muestra que el crecimiento estuvo muy difundido en el sector. Los que traccionaron fueron, tal como venía ocurriendo, la siderurgia y los minerales no metálicos, de la mano del crecimiento del gasto en obra pública en particular y de la construcción en general, ya que son industrias proveedoras. También traccionó la metalmecánica, en particular la automotriz.

    Seguí leyendo
    LO QUE SE LEE AHORA
    jalil recibio al presidente de la federacion economica

    Te Puede Interesar