CONFORMARON UNA COMISIÓN DE ACCIÓN POLÍTICA

La UCR se queda en Cambiemos y pide más espacios de Gobierno

En la Convención hubo críticas al macrismo, especialmente del presidente del Comité Nacional.
martes, 28 de mayo de 2019 · 04:30

La Convención Nacional de la UCR ratificó su pertenencia a Cambiemos, aunque conformó una comisión de dirigentes para que avance en la "ampliación" de la alianza oficialista y negocie con el PRO las reglas de funcionamiento para tener mayor participación en la toma de decisiones y más espacios de Gobierno. Los convencionales por Catamarca respaldaron esta postura, aunque marcaron críticas al Gobierno por dialogar más con el justicialismo local que con la UCR.


En el predio de Parque Norte, 315 de los 347 convencionales expusieron durante más de cinco horas en las que se escucharon furiosas críticas al partido del presidente Mauricio Macri, especialmente por parte del titular de la UCR a nivel nacional, el gobernador mendocino Alfredo Cornejo, que pidió "menos PRO en el Gobierno".


Allí se aprobó un documento que ratificó la pertenencia del radicalismo a Cambiemos y al mismo tiempo promueve "su reformulación, ampliación, fortalecimiento, mejora e institucionalización a través de un programa común que responda a los preceptos doctrinarios de la UCR". Establece que se debe definir "un esquema de funcionamiento reglado y sistémico que provea certidumbre en los procesos decisorios".


Para esto, conformaron una "Comisión de Acción Política" que deberá velar por el cumplimiento de estos puntos, y que estará integrada por los gobernadores Cornejo, Gerardo Morales (Jujuy) y Gustavo Valdés (Corrientes), y tres miembros nominados por la Mesa Directiva del Comité Nacional, cuyos nombres se desconocen hasta el momento, aunque uno sería el histórico operador Enrique "Coti" Nosiglia, y los otros serían para un representante de la Cámara de Diputados y otro del Senado.


El documento surgió de un acuerdo entre el sector de Cornejo, que venía reclamando la ampliación de Cambiemos en forma de una "nueva coalición" con dirigentes del peronismo, y el ala de la UCR bonaerense y los dirigentes de buen diálogo con la Casa Rosada, como Ernesto Sanz y Agustín Campero, que buscaban la ratificación de la alianza. Las negociaciones comenzaron el domingo por la noche y continuaron hasta ayer por la mañana.


Por Catamarca participaron Rolando Ibáñez, Luis Vargas, Claudia Vera, Úrsula Díaz, Vilma Chaile, Matías Collantes, Humberto Valdez y Luis Lobo Vergara, aunque también viajaron otros dirigentes como la vicepresidenta del partido, Alejandra Pons, el presidente del Comité Capital, Roberto Gómez, entre otros. En su alocución, "Roly" Ibáñez instó a respaldar la alianza Cambiemos, "aún a pesar de que el Gobierno nacional llega a Catamarca y tiene más diálogo con el justicialismo local".


El presidente del Comité Nacional de la UCR, Cornejo, fue el más duro en su crítica y reclamó "menos PRO en el Gobierno" que, según consideró cometió "garrafales errores políticos". "Hasta el momento no se ha logrado bajar la pobreza, se ha endeudado al país y no se obtuvieron resultados económicos", dijo y pidió que el macrismo "deje de extorsionar" a los radicales que realizan criticas. De manera similar se expresó la histórica dirigente Lucía Alberti, quien dio su discurso bajo un paraguas para protegerse de "la lluvia de inversiones que prometió el macrismo" y, después de esa chicana, lanzó que la UCR "es la cenicienta del PRO".
 
El documento
Entre otras cuestiones, los radicales expresaron en el documento consensuado que "es necesario establecer las condiciones para el progreso continuo que precisamos". "Si hay algo que este tiempo de gestión de Cambiemos demuestra es que las dificultades fueron subestimadas. Más allá de las complicaciones provenientes del gobierno anterior y de aquéllas acumuladas en el actual, nuestros problemas se vienen repitiendo desde hace ya mucho tiempo. Vivimos en un país con inflación crónica. Si hubiésemos abandonado el cortoplacismo como lo hicieron muchos de nuestros vecinos más próximos en la región estos últimos 15 años, hoy habrían 5 millones menos de pobres en la Argentina, y la clase media tendría un poder adquisitivo sustancialmente mayor. La enorme tarea pendiente es, nada menos, que la de reordenar y reimaginar nuestro Estado", expresaron.


En ese sentido, destacaron que el radicalismo formó Cambiemos con varios objetivos. "El principal fue que el país salga de la decadencia y encuentre el desarrollo, con justicia, priorizando la igualdad, la solidaridad, la educación y el conocimiento. Necesitábamos derrotar al populismo y favorecer la alternancia. Para sostener este rumbo es indispensable consolidar a nuestro partido en el territorio y en el Congreso. Por eso, Cambiemos fue una coalición más electoral que de Gobierno", expresaron.

Otras Noticias