el FV dijo que tomó la medida por resguardo

Icaño: Se levantó la sesión y hubo acusaciones cruzadas entre concejales

El edil Gustavo Villalba rechazó la suspensión impulsada por sus pares y dijo que avanzará legalmente.
jueves, 23 de mayo de 2019 · 04:04

El conflicto en Icaño no se detiene y la sesión del Concejo Deliberante que debía realizarse ayer fue suspendida, con duras acusaciones cruzadas.

La sesión llegó a su fin cuando se hizo presente en el recinto, el concejal Gustavo Villalba ( FCS-Cambiemos), sobre quien el oficialismo del CD había avanzado en una suspensión. Mientras que el bloque del Frente para la Victoria, señaló que fue para evitar problemas ante la presencia de personas extrañas.

Villalba señaló en diálogo  “Cae el Telón” de radio Ancasti, que se hizo presente en el recinto al desconocer la medida tomada por sus pares y aseguró que la suspensión fue tratada en una sesión extraordinaria que carece de validez.

“Me considero no separado del cargo porque a todo lo hicieron en un marco de ilegalidad”, dijo. Advirtió además que avanzará en la justicia por las irregularidades  cometidas.

Para el edil, la sesión extraordinaria realizada el pasado viernes 17, es ilegal ya que tiene que ser convoca por el intendente con 48 horas  de anticipación y solamente es aplicable en casos de emergencia.

En paralelo Villalba señaló que no se le notificó sobre la convocatoria extraordinaria y que en la última sesión ordinaria “no se votó nada en contra de mi persona, entonces yo no me siento estar suspendido”, afirmó.

El edil opositor señaló que fue notificado de la suspensión vía carta documento, y que respondió por la misma vía que desconocía la sanción.

Señaló que todo se originó la semana pasada, cuando en sesión, realizó la presentación de un proyecto de ordenanza que solicitaba “la suspensión preventiva” del presidente del cuerpo, Franco Carletta, por la denuncia de supuesta violencia.

Destacó que el oficialismo tomó una salvedad que hizo en su presentación, en la que advierte que si no se toma la determinación de apartar del cargo al concejal (por Carletta) iniciaría las acciones legales correspondientes. “A esto lo toman los concejales como que yo los estaba amenazando. Les explique que fue una salvedad y no una amenaza  y que ni siquiera juzgaba la culpabilidad o la inocencia del concejal Franco Carletta, porque eso lo determinaría la justicia, pero si fue una cuestión de preservación del Concejo Deliberante”, relató.

Argumentó además que las sanciones aplicables a los concejales están reglamentadas en la ley 4640 y no mediante una ordenanza, por lo que insistió en que su sanción no es válida.

Resguardo

La situación generó acusaciones cruzadas y el oficialismo defendió que el levantamiento de la sesión se realizó por la presencia de personas ajenas en acompañamiento a Villalba y se decidió "resguardar a los concejales".

La concejal Lila Robledo (FV) argumentó el levantamiento de la sesión por la presencia del concejal sancionado y por la presencia de gente extraña, “no queríamos estar expuestos a cualquier cosa que pueda pasar”, dijo.

“Él (por Villalba) está suspendido del jueves anterior”, dijo Robledo, pese a que Villalba negó la situación.

“Él nos amenazó, en caso de no levantar la mano por lo que él estaba pidiendo, nos denunciaría en la Corte de Justicia”, señaló la edil.

Dijo que en primera instancia los concejales no advirtieron la amenaza y señaló que éste fue el detonante de la sanción por 90 días.

También se refirió al procedimiento aplicado por el CD que convocó al suplente de Villalba para asumir en el cargo, pero señaló que no se presentó  y adelantó que la próxima semana serían convocados nuevamente. Al respecto negó que haya existido presión para que asuman en ellugar y aseguró que se actuó conforme a la normativa.

Otras Noticias