Municipales de fiambalá

Fracasó conciliación obligatoria y vuelven a las medidas

martes, 16 de abril de 2019 · 04:00

La conciliación obligatoria entre el municipio de Fiambalá y la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) terminó sin acuerdo y el gremio ya evalúa retomar las medidas de fuerza.


La última audiencia realizada ayer en ámbitos de la Dirección de Inspección Laboral (DIL) fracasó, ya que el gremio consideró insuficiente la propuesta salarial y las partes quedaron liberadas. 


En el marco de las negociaciones el municipio que conduce la intendenta Roxana Paulón elevó una nueva propuesta salarial y ofreció $3.000 en dos partes. La mejora representa la suma de $300 en relación a una primera propuesta y achicó la cantidad de cuotas de tres a dos, pero no conformó las expectativas de los trabajadores.  Paulón había firmado un acuerdo con UPCN, sin la participación de ATE, y luego un malestar generalizado las bases del gremio estatal y el propio UPCN generó que se solicitara dar marcha atrás con el acuerdo salarial, por el cual se otorgaba un aumento de $2.700 a los trabajadores.  El secretario general de ATE, Ricardo Arévalo, destacó que la propuesta del ejecutivo es insuficiente y que pese a que las negociaciones salariales que lleva adelante el gremio en toda la provincia apuntan a una base superior a los $5.000 y tomaba como referencia que se supere el salario mínimo vital y móvil, se esperaba que el municipio al menos otorgue un aumento cercano a los $4.000, pero no hubo acuerdo. 
En paralelo a las negociaciones salariales inconclusas, ATE realizó una denuncia contra el municipio en la que se lo acusa de violar la conciliación obligatoria al haber efectuado traslado de personal. 


La denuncia fue presentada ante la DIL y además de solicitar que el municipio de marcha atrás con la medida pide una sanción por esta violación.