Tras el incidente con el intendente Gustavo Jalile

Orlando Quevedo dijo que los policías prestaban servicio de seguridad

El jefe de la Policía dijo que se trató de una confusión y que los policías “cubrían un servicio de seguridad” en torno a la visita de la ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich.
jueves, 17 de octubre de 2019 · 15:48

Tras la grave denuncia por espionaje realizada por el intendente de Valle Viejo, Gustavo Jalile, a raíz de un incidente que sucedió ayer con policías de civil que rondaban la plaza El Aborigen durante la visita de la ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, al centro cultural chacarero, el jefe de la Policía de la Provincia, Orlando Quevedo, dijo que se trató de una confusión y que los policías que pertenecen a la Dirección de Inteligencia Criminal prestaban servicio de seguridad en torno a la visita de la funcionaria nacional. Descartó, además, que los policías hayan participado de cualquier tipo de trabajo de monitoreo, inteligencia o espionaje hacia el jefe municipal o su familia. 

“El personal que tuvo ayer el incidente con el intendente Jalile trabaja para la Dirección de Inteligencia Criminal de la Policía Provincia y estaba cubriendo un servicio de seguridad, conjuntamente con las fuerzas de seguridad nacionales: Gendarmería Nacional y Policía Aeroportuaria”, explicó Orlando Quevedo a Radio Ancasti. 

“Nosotros estábamos en la cápsula externa que se había establecido para el resguardo y seguridad de la ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich” durante su visita a Catamarca, dijo y explicó: “El intendente dijo que una camioneta de similar característica (a la que se conducían ayer los policías) había estado monitoreando y sacándole fotografías días antes; creo que es esa la confusión que hay. No descartamos la posibilidad de que alguien haya estado sacándole fotos a su domicilio, pero no es nuestra gente que estuvo trabajando en el dispositivo de seguridad para el arribo de las autoridades nacionales con conocimiento de la Jefatura de la Policía y de las fuerzas nacionales”. 

“Reconocemos que el personal estuvo en el incidente (en la plaza de El Aborigen), pero descartamos que haya estado días anteriores realizando un trabajo de seguimiento, inteligencia o espionaje hacia la persona del intendente o de los familiares”, remarcó y explicó que las únicas tareas de inteligencias que se realizaron fueron para obtener datos necesarios para “resguardar, proteger y dar seguridad” a la ministra Bullrich. 

“El intendente quizá se sintió perseguido o quizá relacionó nuestra camioneta con lo que según dice él le había sacado fotos anteriormente. Es una confusión”, lanzó. 

Orlando Quevedo relató que se comunicó en su momento con el intendente Jalil para explicarle que los policías estaban prestando un servicio de seguridad pero que aparentemente no logró comprender su explicación.  

Por último, dijo que ya cuentan con un informe que realizó el jefe de la Dirección de Inteligencia Criminal que va a ser aportado a la fiscalía que investiga el incidente. 
 

Otras Noticias