En un acto aseguró que las patotas vienen de otro lado, en alusión a la intromisión del catamarqueño

Intendente santiagueño desafió a Guaraz: “Les daremos batalla”

Nour le reprochó las clausuras realizadas por Bañado de Ovanta y dijo que pretende “doblegarlos con el látigo, como están acostumbrados”.
lunes, 06 de agosto de 2018 · 04:10

El enfrentamiento entre el intendente santiagueño de San Pedro de Guasayán, José Roberto Nour, y el intendente de Bañado de Ovanta, Elpidio Guaraz, sigue tomando temperatura.

En los últimos días Nour calificó de “patotero” a Guaraz y lo acusó de tomar represalias contra los santiagueños que viven del lado de Catamarca, en relación con una ola de clausuras ordenadas por el municipio de Bañado de Ovanta.

“Las patotas están en otro lado. Aquí hay familias, hay jóvenes, hay niños. Las patotas vienen de otro lado y si quieren venir que vengan, les ofreceremos batalla”, desafió Nour, emulando al presidente de facto, Leopoldo Galtieri, durante su discurso en un acto de entrega de viviendas en San Pedro de Guasayán, oportunidad en la que sin nombrarlo se dirigió a Guaraz repudiando su accionar.

“Aquí hay pueblo, jóvenes, chicos, mujeres embarazadas, hay familias que quieren un San Pedro sin persecución; un San Pedro sin traslados; un San Pedro sin cierre de negocios, como pasó muy cerca de nuestra localidad porque saben que son limítrofes. Ya recibieron notificaciones de clausura los negocios que están con Nour y que viven para el otro lado”, disparó el intendente santiagueño refiriéndose a las clausuras realizadas por Guaraz.

“Ya clausuraron una farmacia, un almacén, una carnicería. Termina el acto y mi jefe de Gabinete tiene que salir a Catamarca a buscar abogados para ver cómo retroceden esta medida”, dijo para asegurar que “con notificaciones quieren apretar a todos aquellos votantes santiagueños que viven para la parte de Catamarca, para doblegarlos con el látigo como están acostumbrados”, dijo, ante una gran cantidad de vecinos.

“Ni con látigo, ni con patota, ni con nada nos van a doblegar, porque los santiagueños sabemos lo que queremos y se nota la diferencia de las vías para acá y de las vías para allá”, desafió el intendente, que busca su reelección en medio de una campaña entorpecida por la intromisión del intendente catamarqueño que se involucró en la carrera electoral en apoyo al candidato opositor Guido Sotelo.

Así Nour se refirió a los últimos acontecimientos sucedidos en Guasayán de Catamarca y en localidades vecinas, donde el municipio de Bañado de Ovanta mandó a clausurar al menos a ocho comercios, entre ellos dos carnicerías, una despensa, una verdulería, un rapipago, un boliche y hasta la farmacia y la estación de servicio de la zona. Tal como lo había reflejado en su edición de ayer El Ancasti, para la población la medida fue política, con la intención de amedrentar a los comerciantes que brindaron su apoyo al intendente santiagueño y que fue avalado por Nour, quien en su discurso advirtió claramente una represalia.

La tensión en el Este sigue creciendo y tomó insólitas dimensiones, que incluyó piquetes, cobro de tasas municipales a modo de peaje para impedir el paso de vehículos y las clausuras, dejando a la población rehén de un proceso político que nada tiene que ver con Catamarca.

Todo comenzó cuando un grupo de vecinos y seguidores del intendente Nour realizaron un corte de ruta en el paso a nivel que une a las provincias de Catamarca y Santiago del Estero, molestos con el ingreso de camiones provenientes desde Bañado de Ovanta cargados de arena y materiales de construcción que enviaba Guaraz en apoyo a Sotelo.

Rápidamente a la manifestación se unieron los dirigentes que apoyan a Sotelo y a ellos seguidores de Guaraz, entre funcionarios y empleados que –según indicaron- habían sido obligados a ir a la manifestación en apoyo.

El piquete duró dos días y tuvo la drástica decisión de Nour de instalar el cobro de una tasa municipal para impedir el ingreso de los vehículos del intendente catamarqueño. La medida tuvo éxito y logró parar el ingreso de dádivas, pero ese mismo día Guaraz le retrucó mandando notificaciones a todos los comerciantes santiagueños que viven en Catamarca y que apoyaban a Nour.

Por lo sucedido al menos dos de los comerciantes afectados ya iniciaron acciones legales.

Denuncia por extracción de áridos

Al enfrentamiento político se sumó una denuncia realizada por vecinos de Bañado de Ovanta ante la Secretaría de Estado de Minería porque los camiones de áridos destinados a la dádiva en Santiago del Estero estarían saliendo de un sector del río de Bañado de Ovanta.

La extracción se estaría realizando en una zona colindante al barrio La Cancha, un sector bajo que padeció una inundación tiempo atrás y de la que aún no logran recuperarse. Los vecinos temen que el río vuelva a crecer y que arrase con las viviendas.

Más de