en el marco de la causa por los cuadernos de la corrupción

Uberti habló sobre las bóvedas en Río Gallegos

Dijo que el dinero permanecía poco tiempo en Buenos Aires y que luego era trasladado al sur.
jueves, 16 de agosto de 2018 · 04:04

BUENOS AIRES- El primer ex funcionario kirchnerista arrepentido, Claudio Uberti, dio más detalles del escándalo en la causa de los cuadernos de las coimas y aseguró que la familia Kirchner “tenía bóvedas” en Río Gallegos.

Uberti habló de bolsos con dinero, valijas de diferentes tamaños, bóvedas y vuelos a Río Gallegos, según un informe elaborado por Clarín en relación con la investigación.

En su declaración como arrepentido, Uberti, aseguró que compartió varias entregas de dinero de sus recaudaciones de "coimas a las empresas de corredores viales" con Daniel Muñoz, ex secretario privado de Néstor Kirchner, y su testimonio coincide con el de Oscar Centeno, sobre que el dinero se entregaba directamente en propiedades del matrimonio presidencial.

El ex titular del OCCOVI relató la forma de realizar las entregas, en las que aseguró que debía contactarse con Muñoz. Según su relato, si el "paquete era chico" debía "llevarlo al despacho de Balcarce", en referencia a la Casa Rosada. Uberti relató una escena sobre esa cuestión, cuando vio más de veinte valijas en el departamento de Recoleta destinadas a viajar a Río Gallegos, a la casa ubicada en la esquina de la calle 25 de Mayo (que ahora pertenece a Lázaro Báez) donde Kirchner instaló "bóvedas que había comprado al Banco Hipotecario".

Contó además que el movimiento de dinero tenía un destino fijo en Capital Federal: Uruguay 1.306, el departamento del barrio de Recoleta propiedad de Néstor y Cristina Kirchner.

Ese domicilio, el mismo que busca allanar el juez Claudio Bonadío, es el que menciona en muchas ocasiones Oscar Centeno, el ex chofer de Roberto Baratta que anotó los viajes en los que el ex funcionario de Planificación Federal y mano derecha de Julio De Vido retiraba los pagos de empresas de la construcción y del sector energético. En un "modus operandi" que se repetía, esos bolsos eran trasladados a Uruguay y Juncal entre las 20 y las 21.

Roggio, arrepentido

El empresario Aldo Roggio fue finalmente aceptado ayer como "arrepentido" por el juez federal Claudio Bonadío en la causa por los cuadernos de las supuestas coimas, tras haber reconocido que le pagó dádivas al ex secretario de Transporte del kirchnerismo Ricardo Jaime.

Luego de varias jornadas de indagatoria, el magistrado homologó finalmente el acuerdo para que el titular de la poderosa constructora se convierta en imputado colaborador en esta investigación.

El empresario quedó imputado como partícipe necesario del delito de asociación ilícita, por la que los principales directivos de empresas de primera líneas entregaban coimas millonarias, principalmente a Roberto Baratta, mano derecha del por entonces ministro de Planificación Federal, Julio De Vido.

Otras Noticias