en la marcha del silencio en contra del proyecto

La Iglesia hizo notar su influencia y marchó contra el aborto legal

Con las consignas "Salvemos las dos vidas", "Somos más" y "Yo soy un voto por la vida", muchos catamarqueños acudieron al llamado de la Iglesia.
domingo, 24 de junio de 2018 · 04:11

La convocatoria realizada por la Iglesia catamarqueña para expresarse en contra del proyecto de ley que legaliza el aborto contó con una importante cantidad de público.

Con las consignas "salvemos las dos vidas" y "yo soy un voto por la vida", las personas que respondieron al pedido del credo católico coparon el Paseo de la Fe con banderas argentinas y pañuelos celestes. Primero, se congregaron para rezar el Santo Rosario “en defensa de las dos vidas” y luego para marchar en silencio "emulando al niño que está dentro del vientre materno que no puede expresarse".

Al final de las actividades, se leyó una proclama del grupo pro-vida “Somos Mas”, que además de cuestionar a los diputados nacionales que dieron media sanción al proyecto, solicitó la "federalización del debate" para que no solo se escuche la voz de la CABA y el Conurbano y la exigencia que, para las próximas elecciones cada candidato se exprese en relación con este tema. "A los candidatos aborteros no los vamos a votar", dijo Rubén Martí, apoderado legal del Colegio Quintana, encargado de leer el duro comunicado.

La convocatoria de ayer había sido realizada mediante grupos de Whatsapp y por las redes sociales.
El llamado a la comunidad fue ejecutado por el propio obispo de la Provincia, Monseñor Luis Urbanc, quien no solo exhortó a la comunidad creyente a sumarse a la cruzada religiosa a través de un video, sino que también pidió el apoyo de personas que profesan otros credos.

PRESENCIAS

En la jornada se pudo visualizar a los diputados provinciales Carlos Molina y Jorge Sosa, y al concejal José Vega por parte del FCS-Cambiemos. Del oficialismo estuvo el ex senador Daniel Saadi.

El Santo Rosario estuvo previsto para las 15.30 y desde el arranque contó con un número importante de personas. Poco a poco, fue sumándose más gente. En las escalinatas de la Catedral se montó un pequeño escenario con dos banderas argentinas que decían "Somos más" y "Rosario por la Vida". En el medio, estuvo encabezando la ceremonia una imagen de la Virgen del Valle.

Entre los asistentes, había familias, grupos juveniles y gente mayor. De acuerdo con lo que pudo saber este medio, desde la organización se pidió a las agrupaciones religiosas que concurran a las actividades. A su vez, desde los colegios católicos, se invitó a los padres de los alumnos a ser parte de la jornada.

La clase política estuvo mínimamente representada. Del Gobierno provincial no hubo ningún referente de peso. Solo estuvo el ex senador por Pomán Daniel Saadi, que integró una de las primeras filas de la marcha. Sin embargo, de las huestes del FCS-Cambiemos hubo varios dirigentes. Entre ellos estuvieron: el diputado provincial y referente del Pro en Catamarca, Carlos Molina, el diputado y referente del Movimiento Renovador, Jorge Sosa, el concejal de la Capital José Vega y el ex diputado provincial Ricardo Del Pino.

Casi al finalizar la ceremonia religiosa, se hizo presente el propio obispo, que lejos de realizar un enérgico discurso, se limitó a bendecir a los presentes y agradecer su participación.

Cerca de las 17, dio inicio la Marcha del Silencio que para esa hora contaba con numerosas personas. La columna salió de la esquina de Sarmiento y República para marchar alrededor de la Plaza 25 de Mayo. Cuando dio la vuelta y la cabeza de la hilera retornó al Paseo de la Fe, la cola de la movilización aún seguía en la intersección de las calles San Martín y Rivadavia. En su paso por las calles, los manifestantes gritaban "Sí a la Vida, no al aborto", mientras levantaban sus carteles y su pañuelos celestes.
La marcha culminó con los presentes cantando el Himno Nacional.