Adriana Díaz

"Hay que dar una resolución a los abortos clandestinos"

lunes, 11 de junio de 2018 · 03:54

La diputada provincial Adriana Díaz, presidenta además del Partido Intransigente a nivel nacional, envió una nota de opinión a nuestro diario en la que se pronuncia a favor de la ley de despenalización del aborto.

El texto de la misma es el siguiente: 

Luego de dos meses de audiencias, en las que se expusieron posiciones en favor y en contra, llegó el momento de las definiciones sobre la media sanción de la ley de Interrupción Legal del Embarazo (ILE),  el próximo 13 de junio el debate será desplegado en el pleno de la Cámara de Diputados de la Nación.
Me manifesté a favor de la legalización del aborto en la  audiencia informativa del 24 de mayo. Lo hice como mujer, catamarqueña, presidenta del Partido Intransigente, diputada provincial en Catamarca integrante el bloque FJPV. 
Porque es necesaria una ley de legalización, superando los límites de la mera despenalización y los abortos no punibles. Porque quedó demostrado que no se cumplen los protocolos de aborto no punible ni las leyes de Educación Sexual Integral, ni las políticas en relación con la anticoncepción y la salud reproductiva.  Porque se ha comprobado también, la falta de información a la juventud sobre la salud y el desarrollo de la sexualidad y la anticoncepción.
Difícilmente podamos ponernos de acuerdo sobre si un ser humano lo es desde la unión de un óvulo con un espermatozoide o no. Pero sobre lo que no hay ninguna duda es sobre las muertes de mujeres por abortos precarios, sin las condiciones sanitarias, o sobre las mutilaciones o sufrimientos a las que se ven sometidas por no contar con un Estado que las proteja. 
De una vez, hay que dar una resolución a los abortos clandestinos. Esta es una oportunidad para actualizar nuestra  legislación y dejar atrás el pensamiento social de 1921. Hacer ley este proyecto, salvará la vida de muchas  mujeres, y principalmente la de mujeres de sectores totalmente vulnerabilizados por una situación de pobreza, marginalidad e invisibilidad.
En este debate no hay posiciones orgánicas de los principales bloques. Es un debate histórico que cruza transversalmente a todas las representaciones políticas.
Por estas horas, la Iglesia Católica, representantes de otras religiones y organizaciones que se oponen al proyecto suman pronunciamientos y presionan fuerte a los legisladores que aún no se definieron.
Sabemos que en nuestra historia, y gracias a aquellos que sufrieron presiones similares pero lograron resistirlas, pudimos consagrar derechos tan importantes como el voto universal, secreto y obligatorio; el sufragio femenino; el divorcio vincular; la patria potestad compartida; y, en épocas más cercanas, el matrimonio igualitario y la Ley de Identidad de Género.
Esperamos que prime la voluntad de realizar transformaciones  reales en este tema.

 

Otras Noticias