ACUSAN QUE BUSCAN LA PRIVATIZACIÓN

Para el FCS con el Antiplus se inició “el desguace” de la obra social

Los diputados cuestionaron que la nueva normativa deja de lado a los colegios de profesionales.
domingo, 11 de noviembre de 2018 · 04:06

Lejos de traer una expectativa de solución, la sanción definitiva de la Ley Antiplus generó un fuerte rechazo en la oposición que asegura que la nueva ley marca el inicio de “desguace” de la Obra Social de los Empleados Públicos (OSEP).

Tras dejar de manifiesto su rechazo con el no acompañamiento en ambas cámaras a la aprobación definitiva del Antiplus, el FCS-Cambiemos adjudicó la decisión a intereses personales que pretenden llevar a la privatización de la obra social.
El diputado Jorge Sosa, aseguró que  “no se aprobó la ley Antiplus, sino que lisa y llanamente se inició un proceso de desguace de la Obra Social de los Empleados Públicos” y dijo además que “se avizora un proceso de privatización de la obra social”, en diálogo con Radio Ancasti.

El cuestionamiento es porque la nueva ley, aun sin reglamentar por el Ejecutivo provincial, especifica entre sus artículos la posibilidad de contratar en forma directa los servicios de los prestadores, sin la intervención de los colegios profesionales.
La medida había sido incluso propuesta por el director de la obra social, Julio Cabur, meses a tras como una advertencia por el cobro de plus. “El último recurso es algo que hoy está haciendo la obra social privada OSDE, que es romper los convenios y que trabajen los que realmente quieren trabajar con el precio que la obra social pueda pagar”, había dicho Cabur en julio, cuando el SOEM Capital anunciaba su segunda medida de fuerza del año por el cobro extra de los médicos.

“Esto se está haciendo ya en otros lugares del país, OSDE es un ejemplo, PAMI es un ejemplo”, remarcó en aquel momento el funcionario.

Sosa, cuestionó que con este artículo en cuestión, se sacaron del camino a las entidades de profesionales que “venían a cumplir un contrapeso muy importante en la relación médico-asistencial que termina abonando OSEP”, dijo.

También apuntó a que la aprobación de la ley le genera mucha preocupación, y que los prestadores independientes comenzarán a ocupar un rol preponderante en la salud pública que podría desencadenar en la privatización. “A mí esto me preocupa porque vamos camino a lamentablemente  a privatizar la obra social, porque vamos a quedar a quedar en manos de dos o tres grupos médicos, que van a terminar decidiendo sobre la salud de los catamarqueños”, cuestionó.

Vaticinó también que a partir de estas contrataciones directas los colegios de profesionales podrían sufrir una desafiliación masiva, y que sin dudas esto "podría repercutir en la prestación y en la buena relación médico paciente".

Otra de las críticas a la aprobación del Antiplus, fue la diputada Marita Colombo, quién luego de las fuertes críticas realizadas al proyecto en plena sesión y en la conferencia de prensa donde el sector argumentó su rechazo, cuestionó al oficialismo y acusó que “fundieron a la OSEP ahora abren la puerta para entregar la obra social a clínicas y sanatorios privados”, dijo Colombo en las redes sociales, en consonancia con las declaraciones de Sosa. Mientras que defendió la gestión del gobierno anterior en la que aseguró que el FCS-Cambiemos"dejó el gobierno hace siete años, con un saldo en caja de la OSEP de $ 22 millones, equivalente a 941.000 dólares según el valor del cambio en Diciembre 2011, sin deuda, con edificio nuevo y una deuda flotante normal y los correspondientes fondos para pagar esas obligaciones”, cuestionó. “En los 7 años que transcurrieron desde entonces los legisladores de la oposición presentamos denuncias y decenas de pedidos de informe. ¿Nadie escucho?”, retrucó en ese medio.

Rechazo

Por su parte el Círculo Médico, que ya comenzó a reunirse con la OSEP para tratar de avanzar en la nueva ley, también había manifestado su disidencia a la norma.

La presidenta del Círculo, Patricia Bollada cuestionó que “se vulnera a la institución y a los otros colegios profesionales”.
También apuntó a que la nueva ley le delega a la institución la función de “policía”, sobre el cobro de plus; mientras que señaló que la posibilidad de contratos independientes permitiría “que entren prestadores directos a OSEP que no son socios por no cumplir con sus reglamentaciones”.  Y apuntó que esta modalidad “va a ir deteriorando la libre elección del profesional por parte de los pacientes, además de lo que es la regulación de los honorarios”, cuestionó.

Otras Noticias