viernes 27 de enero de 2023

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
El hecho había ocurrido en 2019

Condenada a perpetua por el crimen de su esposo

Para el Ministerio Público, en las jornadas de debate quedó acreditado que la mujer mató a golpes al hombre.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

BUENOS AIRES - Una mujer fue condenada ayer a la pena de prisión perpetua por haber asesinado a golpes a su exesposo Carlos Bustamante en 2019 en la misma casa de la localidad balnearia de Miramar en la que ocho años antes fue cometido el homicidio de Gastón, el hijo de 12 años de la pareja, el cual nunca fue esclarecido.

Se trata de Verónica Vilma González (54), quien fue condenada ayer tarde por el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 4 de Mar del Plata como autora del delito de "homicidio agravado por el vínculo y por alevosía" en perjuicio de Bustamante (66), y tras conocerse el fallo, uno de los hijos del hombre asesinado aseguró que su padre "puede descansar en paz" y que está "convencido" de que la acusada "fue quien le quitó la vida" a su hermano Gastón, cuyo crimen aún está impune.

"Estamos muy tranquilos porque siempre dijimos la verdad y porque nueve meses antes del crimen de mi papá yo le dije a él que iba a ser otra víctima de ella, al igual que lo fue Gastón. Ahora mi viejo puede descansar en paz con Gastón, sabíamos que iba a llegar este final. El dio su muerte para descubrir la verdad de Gastón", dijo el hombre a la salida de los tribunales de Mar del Plata, donde se leyó el veredicto condenatorio.

El fallo coincidió con lo que habían solicitado durante los alegatos la fiscal de Miramar, Ana María Caro, que intervino en el debate oral, y el abogado Alejandro Borawski, representante de familiares de la víctima, quienes habían pedido para González que se la condene a "prisión perpetua".

Mientras que la defensa de la mujer, que estuvo representada por el defensor oficial, Ricardo Mendoza, solicitó que el hecho sea encuadrado como "homicidio bajo circunstancias extraordinarias de atenuación" y pidió la pena mínima prevista para esa figura, lo que fue rechazado por los jueces Alfredo Deleonardis, Gustavo Fissore y Fabián Riquert.

Para el Ministerio Público, en las cuatro jornadas de juicio en las que declararon cerca de 30 testigos quedó acreditado que la mujer mató a golpes a Bustamante en la misma vivienda en la que en noviembre de 2011 había sido asesinado Gastón, un hijo de 12 años del matrimonio, en un hecho que nunca se esclareció investigado en otro expediente.

Según expuso Caro en su alegato de cierre ante el tribunal, quedó demostrado que la acusada atacó a su esposo "en la habitación" de la casa, entre la madrugada y la mañana del 22 de marzo de 2019, mientras él descansaba, y tras "un desplazamiento de la víctima al comedor" hubo "un segundo ataque" en el que se produjeron "las heridas de mayor gravedad".

Precisó que a causa de las lesiones sufridas, entre ellas "hematomas múltiples y fractura de cráneo", el hombre fue internado de urgencia en el Hospital Municipal de Miramar, y luego trasladado por la gravedad del cuadro al Hospital Interzonal General de Agudos de Mar del Plata, donde falleció al día siguiente.

De acuerdo con las pericias realizadas en el marco de la causa, había manchas de sangre de la víctima en prendas de la acusada, al tiempo que la mujer "trató de borrar rastros" a través del lavado de manos, indicó la fiscal.

Seguí leyendo
LO QUE SE LEE AHORA
Dardo Condorí hizo un asado en una villa turística y después fue al velatorio. 

Te Puede Interesar