el viernes se conocerá el veredicto en la cámara penal N° 2

Piden millonaria indemnización por el ataque de dos patovicas

La querella pidió 6 años de prisión para ambos. En los alegatos se criticó el tiempo transcurrido entre la fecha del hecho y la realización del juicio.
miércoles, 22 de agosto de 2018 · 04:10

Los abogados de Carlos Gordillo, el hombre brutalmente golpeado en pleno centro de la ciudad por dos "patovicas" en 2013, solicitaron una millonaria indemnización a los imputados y al Estado provincial, ya que uno de los sospechosos es empleado policial. 


En la sala de audiencias de la Cámara Penal de Segunda Nominación se expusieron los alegatos en la causa que tiene como imputados al policía Mauro Javier Ríos y a Raúl Alejandro Páez por el incidente callejero ocurrido la madrugada del 17 de agosto de 2013. 


En primer lugar la Acción Civil y la querella, representada por Andrés Cabrera y Verónica Tolosa, solicitaron un resarcimiento económico por $1.320.000 en concepto de "daño moral" y "lucro cesante".
"No tiene tranquilidad, ni paz. Su vida gira en torno a esa fatídica madrugada" expresó el representante de Gordillo, quien producto de los golpes sufrió la fractura de la mandíbula. La víctima era mecánico dedicado a la electricidad del automotor y, según su abogado, tras el incidente se vio disminuido físicamente y no pudo continuar regularmente con el trabajo. "Su vida cambió en 180º".


Cabrera detalló que Gordillo recibió tres golpes "antes de caer" y luego "siete golpes en la cabeza".
A su turno, el representante del Ministerio Público Fiscal, Gustavo Bergesio, pidió una pena de 4 años de prisión contra Ríos y 3 años para Páez, a ambos los consideró "coautores" del delito de "lesiones graves".


Bergesio realizó la cronología de lo sucedido esa madrugada. Explicó que Gordillo había salido del Casino y que intentó ayudar a una chica que había salido descompensada del boliche Bigote, que en ese entonces funcionaba en la esquina de Rivadavia y República. 


Aparentemente tuvo una discusión con un policía que le asestó dos cachiporrazos en la cabeza, lo que le provocó sangrado. Acto seguido salieron Ríos y Páez, quienes estaban en el local bailable como seguridad privada.


"Comenzaron a perseguirlo con ánimos de agredirlo. No agarraron a una persona al azar. No estaban ni borrachos, ni drogados. Lo persiguieron para ajusticiarlo, castigarlo", dijo.


Bergesio manifestó que había filmaciones que registraron la agresión. Consideró que fue Ríos -sargento de la Policía- el que golpeó a Gordillo con una "cachiporra" o con patadas. El fiscal se basó en el informe del médico, quien manifestó que Gordillo fue golpeado en el piso. "Fue un golpe contra un sostén", explicó.


Por su parte las defensas pidieron la absolución para ambos. Mariana Vera, defensora de Ríos, consideró que el hecho no estaba probado y criticó -al igual que la Fiscalía- el tiempo que pasó entre el episodio y la realización del debate. "La causa estuvo casi cinco años en Instrucción". Bergesio había considerado que el tiempo transcurrido -cinco años- era un atenuante para los imputados, quienes llegaron en libertad al debate y no tienen antecedentes penales.


Los abogados del Estado provincial, Alejandro Acosta y Juan Manuel Zavaleta, desmintieron que Ríos haya estado prestando servicios adicionales.


El Tribunal pasó a un cuarto intermedio hasta el viernes a las 9. Ese día tendrán la última palabra.

Otras Noticias