la joven condenada a perpetua por el "crimen del motel"

Después de más de dos años, Yésica Paola podrá ver a sus hijos

Ella puede verlos sin orden judicial pero una tía judicializó, sin sentencia firme, la guarda en Mar del Plata.
domingo, 19 de agosto de 2018 · 04:07

Pasaron 753 desde que Yésica Paola Ferreyra fuese arrestada, condenada y haya recuperado la libertad, el miércoles pasado. Sumándose la mañana de hoy, son 757 días sin ver ni abrazar a sus tres hijos, que hoy tienen entre cinco y 11 años. La joven madre ahora debe comenzar una batalla judicial para poder reencontrarse con sus niños, que se encuentran en Mar del Plata, al cuidado de un familiar.

Yésica Paola fue condenada en octubre del año pasado a la pena de prisión perpetua; la condena fue impuesta por la Cámara Penal de Tercera Nominación, al hallarla culpable, junto con su pareja, en el delito de “homicidio agravado por alevosía”. Sin embargo, la defensora oficial penal de Quinta Nominación, Mariana Vera, casó la sentencia y el martes pasado la Corte de Justicia de Catamarca ordenó la inmediata libertad para Yésica Paola. “Ella actuó coaccionada porque estaba violentada por su pareja”, indicó Vera.

Ahora, ya en libertad, la joven madre debe esperar que la Corte le conceda permiso para poder viajar a Mar del Plata y así concretar el tan ansiado reencuentro. Valeria Olmedo, letrada auxiliar de la Defensoría Penal de Tercera Nominación, que intervino en la etapa de investigación, explicó que, en principio, dado el estado actual de la situación de los chicos, no corresponde que desde esta Defensoría se actúe de ninguna manera, por lo menos, en la revinculación directa. “Lo que realmente corresponde es que ella en Mar del Plata litigue, iniciando un cese de guarda, ya que al recuperar la libertad vuelve a ser titular de todos los derechos inherentes a su responsabilidad parental. Por ello, debería cesar la guarda que ostenta hoy por hoy una tía de los niños”, indicó.

Mientras estuvo privada de la libertad, por poco más de dos años, Yésica Paola mantuvo solamente comunicación telefónica con sus hijos. Pasó mucho tiempo de la última vez que estuvo con ellos, a su lado. “Para ella la prioridad siempre fue volver a estar con sus hijos y comunicarse sanamente con ellos”, expresó.

Según la letrada, la joven madre está plenamente capacitada y en todo su derecho de volverlos a visitar, sin necesidad de ninguna orden judicial. “La única dificultad vendría dada por el tema de que tiene ciertas condiciones inherentes a la cuestión de que la sentencia de Corte que hizo lugar a nuestro recurso de casación no está firme y la otra dificultad estaría dada en que desconocemos el estado de la salud emocional de los chicos. En Mar del Plata estaban bajo tratamiento psicológico”, aclaró.

Es en Mar del Plata donde se judicializó la guarda de sus hijos. La tía que se hizo cargo de ellos se fue de Catamarca con una autorización emitida por Desarrollo Social en un régimen de una guarda provisoria, por tres meses, explicó. Sin embargo, la tía inició la guarda judicial en Mar del Plata y al día de hoy tiene sentencia firme.

“Fue una guarda ‘inaudita parte’. Yésica Paola aún podía gozar de la presunción de inocencia y tener los derechos parentales pero no fue notificada desde Mar del Plata de la guarda que había iniciado la tía de los chicos. Por ende, no se le pidió el consentimiento en ningún momento y esa guarda fue ‘inaudita parte’, con sentencia firme. Ahora tiene que iniciar un incidente. Si bien a nosotros no nos compete porque somos una defensoría penal y esto supera nuestra área de competencia, por cuestiones humanitarias y para ayudar a Paola, nos comunicamos con gente de Mar del Plata, con la defensora de la otra parte y también buscamos un defensor civil para que la asista en Mar del Plata. El juez competente para intervenir por la situación de los niños está en Mar del Plata. En Catamarca no se puede judicializar nada porque ya previno el juez marplatense”, precisó.

La liberación de Yésica Paola Ferreyra fue celebrado en algunos grupos de mujeres y algunas ofrecieron su ayuda. Se entendió que tanto la defensa pública como la Corte de Justicia tuvieron perspectiva de género.

“La ampliación de derechos que las mujeres estamos buscando en este último tiempo también repercutió en este caso. Nos damos cuenta de que muchas mujeres empatizaron con la causa de Yésica Paola y se lo ve desde otro punto de vista, desde la protección contra la violencia de género y la conquista paulatina de derechos”, estimó Olmedo.

LOS DERECHOS DE LOS CHICOS

Del mismo modo que la justicia catamarqueña tuvo perspectiva de género, ahora la justicia marplatense podría tener enfoque de derechos en relación con los niños de Yésica Paola. De acuerdo con la Ley Nacional 26.061 de Protección Integral de Niños, Niñas y Adolescentes:
-Tienen derecho a la vida privada y a la intimidad familiar.
-Garantías mínimas en los procedimientos judiciales o administrativos:
a) A ser oído ante la autoridad competente cada vez que así lo solicite.
b) A que su opinión sea tomada primordialmente en cuenta al momento de arribar a una decisión que lo afecte.
c) A ser asistido por un letrado preferentemente especializado en niñez y adolescencia desde el inicio del procedimiento judicial o administrativo que lo incluya. En caso de carecer de recursos económicos el Estado deberá asignarle de oficio un letrado que lo patrocine.

Otras Noticias