viernes 24 de junio de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Cara y Cruz

Ponerse a la altura

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
27 de mayo de 2022 - 00:25

Si bien el municipio de Fiambalá aclaró que los problemas que denunció una turista a través de un video que se viralizó rápidamente no son en las Termas propiamente dichas, sino en la minihostería ubicada 500 metros abajo, que está concesionada a un privado, y en el camping El Alamito, que no está habilitado para acampe, las responsabilidades de la administración que comanda Roxana Paulón son ineludibles.

La turista decepcionada se quejó por las dificultades para acceder desde la minihostería hasta las Termas, por la mugre e insuficiencia de los baños y por la mala atención. Las imágenes de los baños roñosos son del camping. La Municipalidad anunció que inspeccionará la minihostería para constatar su estado y la calidad del servicio que presta la concesionaria.

La minihostería y el camping podrán considerarse satélites de las Termas, pero conforman con ellas un todo que debe mantenerse armónicamente y es el municipio el encargado de velar por esto en forma permanente, mucho más si se considera que se trata de la principal atracción, la joya turística de Fiambalá. Las más mínima falla puede tener costos muy altos y desalentar visitantes que buscan pasarla bien y cómodos, no justificaciones.

A Paulón le toca administrar el complejo cuando el Gobierno ha decidido hacer fuertes inversiones para mejorarlo, por lo que debería tener especial cuidado en que todo esté en perfectas condiciones. Fiambalá es uno de los municipios más mimados por el Poder Ejecutivo. Tal prerrogativa amerita ser correspondida con eficiencia por parte de la comuna.

La expropiación de un área de más de 400 hectáreas dentro de las cuales se encuentran las Termas demandó enormes esfuerzos económicos y políticos. Una vez que la ley se aprobó, no sin controversias, se anunciaron inversiones por más de 100 millones de pesos para potenciar el complejo.

Estos esfuerzos, que se inscribe en una política general tendiente a posicionar el oeste provincial y específicamente a Fiambalá en la escena turística, quedarían en agua de borrajas si la Municipalidad no está a la altura de las circunstancias y adapta su funcionamiento al desafío.

Las quejas de la turista se viralizaron después del fin de semana, de modo que es inadmisible que la minihostería y el camping no estuvieran en condiciones óptimas.

Las Termas son un capital turístico valioso, Fiambalá es un municipio mimado por el Gobierno. Falla la gestión. Las Termas son un capital turístico valioso, Fiambalá es un municipio mimado por el Gobierno. Falla la gestión.

Paulón recién anunció una serie de medidas para la readecuación del trabajo en el Complejo Termal, que incluyen capacitación del personal y revisión de los horarios y jornadas laborales, después de que las críticas se multiplicaran por las redes sociales.

La secuencia indica una conducta reactiva en lugar de proactiva, que es lo que teóricamente debería primar si realmente se pretende valorizar la zona ¿Se habrían tomado las disposiciones si los cuestionamientos no trascendían? Tal vez si, tal vez no. En cualquier caso, el episodio revela que la vigilancia de la comuna no es acorde al valor que le asigna a las termas de la boca para afuera.

Ayer se presentó a la comunidad fiambalense el proyecto del puente sobre el río de la Quebrada de los Árboles, en el camino que une la ciudad de Fiambalá con las Termas. Una obra importante, que facilitará el acceso.

Sin embargo, la administración Paulón tiene la obligación, en contrapartida, de poner y mantener a punto las instalaciones, por muy concesionadas que estén.

La turista que difundió el video, Virginia Codazzi, es de Buenos Aires. Habrá llegado a las Termas atraída por la manija publicitaria, capaz que había visto algunos de los programas y promociones de famosos que cobraron fortunas por sus visitas. De ahí el tamaño de su decepción.

Publicidad nacional, infraestructura vial… falta que la Municipalidad de Fiambalá dimensione el capital que tiene en su poder. Natura le dio, hay que ver si Salamanca le presta.

Seguí leyendo
LO QUE SE LEE AHORA
Competencias. El juez Argibay falló sobre lo que le compete y derivó las estafas al fuero provincial.

Te Puede Interesar