domingo 7 de abril de 2024
Lo bueno, lo malo y lo feo

Gran Minería de Catamarca. Glaciares y Humedales (des) protegidos.

Dr. Rodolfo Oscar Cecenarro

Glaciares del Nevado del Aconquija “El Candado”(1,93 km2 de hielo). Designados así por la Ley26.639 al establecer el Atlas de Glaciares de Argentina con el objeto de “relevar un recurso hídrico estratégico para el consumo humano, la agricultura, la biodiversidad y recarga de las cuencas hidrográficas en zonas signadas por condiciones desérticas”. Los datos de este Inventario de hielo perenne (agua dulce solida) permiten generar o afianzar políticas como la creación de nuevas áreas protegidas, la evaluación ambiental, el ordenamiento ambiental del territorio, el control y la fiscalización, la educación ambiental y la participación ciudadana.

Esta Ley de Glaciares establece presupuestos mínimos de protección ambiental en los términos del artículo 41 de la Constitución Nacional, determina que “todos los glaciares del país se encuentran protegidos” y brinda instrumentos de coordinación entra la Nación y las provincias para cumplir esta obligación. El Estado Provincial es hoy el obligado a la preservación de estos bienes comunes a todos los habitantes para la protección de la biodiversidad y de las generaciones venideras. Las Provincias con mayor cantidad de glaciares en áreas naturales protegidas son Santa Cruz (98%), Río Negro (90%) y Neuquen (83%); las provincias que menos glaciares tienen dentro de áreas protegidas son Salta (9%), San Juan (9%) y Catamarca (0%).

La Cuenca del Salar de Pipanaco tiene 26 glaciares de escombros activos e inactivos en una superficie 1,93 km2 ubicados alrededor del Nevado El Candado (5.489 snm) de las Sierras del Aconquija, rodeados de zona peri glacial (aprox. 3.000/4.000 msnm) donde se genera la única fuente de agua nívea que vierte hacia la población de Andalgalá, y se deposita en el Bolsón de agua dulce del Salar de Pipanaco (con cotas a 713, 740 msnm)depresión limitada al Este por las sierras de Ambato, al oeste cordón de Belén y las sierras de Fiambalá, al Norte el sistema del Atajo y al Sur con la planicie que se confunde con la Cuenca del Rio Abaucan, Salado, Colorado o Bermejo, abarcando en su totalidad el departamento Pomán, parte de los de Belén y Andalgalá y en menor cantidad el sur de Tinogasta.

El Proyecto Minero Agua Rica, que desarrolla exploración en unas 40.000 has. (aprox) ubica el epicentro de la extracción (open pit) en el núcleo de la Cuenca sobre los 3000 msnm a 17 km al Norte de la Ciudad de Andalgalá entre esta y el Candado con una inclinación de 30|°,tendría proyectado explosionar (detonar con explosivos) transportar y moler 120/150 Mil Toneladas de piedra por día, 30 Mil Millones de agua al año, durante 15/20 años creando un hueco 3 o 4 km de ancho por 1 o 2 km de profundidad, escombreras, dique de colas, botaderos, con la consecuente utilización del agua bombeada, contaminación y acidificación del agua existente, fraccionamiento del cerro, contaminación del aire, emisión de polvo, movimientos de suelo, deslizamientos de piedra y tierra durante la explotación y a su término el peligro de alud en forma permanente. Andalgalá (como El Rodeo y Sijan en el cerro Ambato), ya fue objeto de un gran alud en el año1918 que se generó en estos mismos cerros atravesando el centro de la población causando muerte de personas, animales y estrago en sus cultivos y captación del agua.

La Empresa no tiene presentado el Informe de Impacto Ambiental para Explotación por lo que tampoco existe una autorización (Dictamen de Impacto Ambiental), tarea que es responsabilidad de la máxima autoridad minera de la Provincia de Catamarca que ya tuvo un intento fallido con esa Resolución luego anulada por el propio Gobierno ante los requerimientos judiciales, aun latentes. No existe tampoco un Estudio Científico convocado por el estado nacional o provincial que considere el Impacto que tendría sobre el Territorio y las Poblaciones del oeste provincial, especialmente la Ciudad de Andalgalá, la Explotación del yacimiento Agua Rica. El único trabajo que contrató el Municipio de Andalgalá realizado por una agencia de la Universidad de Tucumán, concretado en forma parcial y sobre los datos afirmados por la propia Empresa minera, puso en duda la viabilidad de la explotación y fue objeto de consulta para cuestionar, por la ciudadanía, lo documentado no solo por la Empresa sino también por el Gobierno Provincial. De allí se concluye: Equivoca la Empresa, Falla el Gobierno.

Lagunas Altoandinas y Puneñas de Catamarca. Sitios Ramsar de Catamarca. Humedales, Cuencas, Glaciares. La Convención sobre los Humedales, también llamada Convención de Ramsar, es un tratado internacional que promueve la conservación y el uso racional de los humedales y ocupa un lugar central en los esfuerzos para detener e invertir su perdida y degradación en todo el mundo debido a su trascendente importancia como proveedor de agua y alimento, reservorio de biodiversidad, regulador del ciclo hidrológico, recarga de acuíferos, mitigador del cambio climático.

Entre las medidas esta la Confección de un Listado de Humedales de Importancia Internacional (Sitios Ramsar) La Puna desértica de Catamarca integra este listado, desde el año 2009 la provincia tiene declarados 42 km2 de Sitios Ramsar, que coincide con Glaciares. En el Inventario de Glaciares (Ley 26.639), también forma parte de las Cuencas varias de la Puna donde en el Dpto. Antofagasta de la Sierra existen 22 glaciares de escombros (0,54 km2 de hielo) y en la Cuenca del Río Abaucán y Laguna Verde integrado por la totalidad del Dpto Tinogasta, La Rioja, Aimogasta, Chamical se determinan 351 glaciares descubiertos siendo destacados el Campo de Hielo Pissis y De los Argentinos con una superficie total de hielo de 32,55 km2 ubicados en el Dpto Antofagasta de la Sierra, Belén y Tinogasta, dividido en dos subsitios Norte (Lagunas Grande, Diamante, Baya, del Salitre, Alto de las Lagunas, Carachi Pampa, Purulla y Peinado; sector norte de Laguna Blanca) y Sur (Lagunas Aparejo, Las Tunas, Azul, Verde y Tres Quebradas) conformados por una serie de cuencas que constituyen la única fuente de agua superficial disponible, tanto para la diversidad biológica como para las actividades humanas. La recarga se debe a las precipitaciones y deshielos estivales y se encuentran sometidas a intensa evaporación.

Es en estos territorios donde se llevan a cabo los Emprendimientos Mineros Litíferos Hombre Muerto Norte Sal de Oro, Hombre Muerto Oeste, Sal de los Ángeles, Sal de Vida, Fénix, Kachi, Tres Quebradas, Virgen del Valle, Candelas, Laguna Verde, Antofalla, Salar de Antofalla, Sincera, entre otros con distintos nombres y grados de desarrollo y 1 solo en producción el Proyecto Fénix en el Salar del Hombre Muerto que utilizaría 2 Millones de litros de agua para la obtención de 1 tonelada de litio. No existe un Estudio Científico que determine como impactara la actividad minera en el territorio, las poblaciones, y el ambiente, tampoco un Estudio Hidrogeomorfologico necesario para considerar las consecuencias ambientales de recarga de los acuíferos, modificación del flujo natural superficial del agua, alteración del balance hídrico, afectación a la biodiversidad, flora y fauna autóctona y de emigración, salinización de suelos y humedales; solo el Informe de Impacto Ambiental individual presentado por cada empresa y aprobado por la máxima Autoridad Minera de la Provincia (que en casos difiere del Informe elaborado por profesionales calificados del Estado).

Los Proyectos son una espada de Damocles para los Catamarqueños, que tienen un Dilema: la Responsabilidad Ambiental o la Eventual Riqueza, ambas por el sostenimiento de esta y las sucesivas generaciones.

Seguí leyendo
LO QUE SE LEE AHORA
el dengue derrota a la motosierra

Te Puede Interesar