Hospital Posadas

Perverso: los propios trabajadores deben elegir a quiénes se despide

El hospital depende de la Secretaría de Salud de la Nación
martes, 26 de febrero de 2019 · 18:49

Volvieron los despidos al Hospital Posadas. A cuentagotas, contra los monotributistas y con una cuota mayor de saña: en un sector las autoridades plantearon que sean los propios trabajadores los que decidan quiénes se van y quiénes se quedan. Hasta ahora todos los despidos de esta nueva tanda fueron de trabajadores monotributistas, unos 16 en total de las áreas salud mental, endocrinología, emergencias y coronaria. Las autoridades del hospital también notificaron el cese del vínculo laboral a 17 trabajadores en edad jubilatoria, que dejaron de percibir su salario de un día para el otro, y que el equipo de kinesiología debía reducirse en un 50 por ciento. Entre los trabajadores circula el rumor de que los despidos podrían llegar a 100 en los próximos días.

“Las autoridades dicen que los fondos no alcanzan para pagar, por eso el ajuste. Llegaron a plantear que sean hasta los propios trabajadores los que decidan quién se va y quién se queda. Es una locura y de una perversidad total. En mis 38 años de antigüedad nunca vi este nivel de maltrato y desastre”, sostuvo Luis Lichtenstein, presidente de la Asociación de Profesionales de la Salud de la Provincia de Buenos Aires (Cicop) del Posadas.

Según la información que manejan los delegados, a través de los jefes de servicio, todas las desvinculaciones corresponden a trabajadores monotributistas. “En kinesiología plantearon reducir el equipo en un 50 por ciento, de 18 kinesiólogos tienen que quedar 9”, confirmó el representante gremial, que acudía esta mañana a un reunión de la comisión directiva para actualizar la lista de cesanteados.

Lichtenstein también sumó entre los despidos la desvinculación de 17 profesionales de planta permanente que seguían cumpliendo funciones en el hospital a pesar de haber alcanzado la edad jubilatoria. “Les cortaron la relación laboral de un día para el otro, en vez de notificarlos para poder empezar el trámite de la jubilación. Nosotros entendemos que se trata de un despido”, aclaró.

Lo llamativo en esta nueva ola de despidos es que los trabajadores alcanzados serían los contratados tras las cesantías masivas de 2017 y 2018, que fue necesario sumar para que los servicios siguieran funcionando. “Cada vez hay menos servicios y menos prestaciones a la comunidad. Muchos son los monotributistas que tomaron para no cerrar los servicios cuando dieron de baja el personal”, contó también Evangelina Martínez de Cicop Posadas. 

Entre los trabajadores corre el rumor de que en marzo, cuando vencen muchos contratos, las autoridades del hospital no renovarían entre 80 y 100 cargos más. Como sucedió los últimos dos años para la misma época. La autoridades se excusan en que no se trata de despidos sino de la no renovación de contratos, algo que en realidad reconoce la precariedad laboral.  

“La directora médica no nos recibe; Recursos Humanos, tampoco. Cuando subimos para intentar hablar con las autoridades nos ponen policías… Están haciendo un desastre, nunca vimos este nivel de maltrato”, se lamentó el representante de los trabajadores.