miércoles 15 de mayo de 2024
Terror

Turquía: se rompió un teleférico y murió una persona

La cabina de la atracción turística que conduce al mirador de la cumbre del pico Tunektepe impactó contra uno de los postes que sostienen los rieles aéreos.

Una persona murió este viernes y otras siete resultaron heridas al volcar este viernes un cabina de un teleférico cerca de la ciudad de Antalya, en la costa mediterránea de Turquía. El accidente tuvo lugar en el teleférico de Tünektepe, a una decena de kilómetros al oeste de la ciudad de Antalya, que conecta un puerto local con un popular mirador situado en una cercana cumbre de 600 metros de altitud. Los trabajos de rescate provocaron que se interrumpa la atracción turística y que 180 pasajeros quedaran suspendidos a gran altitud por horas.

Por causas aún desconocidas, uno de los postes del sistema se inclinó de forma repentina y una cabina con pasajeros chocó con el poste, por lo que sus pasajeros se cayeron a un terreno rocoso.

Ocho personas cayeron al suelo, entre ellos, dos niños. Según trascendió, se identificó al fallecido como un hombre turco de 54 años. Cinco de los heridos fueron trasladados en helicóptero, mientras que continuaban las labores de rescate para sacar a otros dos lesionados de la montaña, dijo el ministro del Interior, Alí Yerlikaya, tres horas después del accidente.

La operación de rescate involucró a más de 160 elementos de emergencias, incluidos tripulantes aéreos de la Guardia Costera y equipos de montañismo de distintas partes de Turquía, publicó el ministro en la red social X.

En paralelo, otros 184 pasajeros permanecieron atrapados en 25 cabinas adicionales a decenas de metros por encima del suelo mientras los ingenieros intentaban reactivar el sistema, dijo el alcalde de Antalya, Muhittin Bocek, en un comunicado. Helicópteros con equipo de visión nocturna se dirigían al lugar, agregó.

La agencia de búsqueda y rescate AFAD explicó que 49 personas habían sido rescatadas de las cabinas suspendidas en el aire, y cerca de la medianoche -unas seis horas después del accidente- todavía había 135 que estaban atrapadas.

Diferentes imágenes viralizadas en redes sociales mostraban la cabina dañada oscilando de los cables desprendidos a un costado de la montaña mientras los médicos atendían a los heridos.

Los investigadores barajan principalmente dos hipótesis. La primera se cierne sobre la posibilidad de que una fuerte ráfaga de viento hubiera balanceado la cabina contra el poste de metal. La otra apunta contra los pasajeros por algún movimiento inapropiado que pudieran haber realizado en el interior del cubículo durante el trayecto.

El viernes fue el último día de un feriado de tres días en Turquía que marca el fin del mes sagrado musulmán del Ramadán y en el que las familias suelen acudir a sitios turísticos costeros.

El teleférico lleva a turistas desde la playa de Konyaalti a un restaurante y mirador en la cumbre del pico Tunektepe, de 618 metros de altitud, el cual es operado por el Ayuntamiento Metropolitano de Antalya.

La fiscalía de Antalya abrió una investigación y se conformó una comisión de expertos que incluye a ingenieros mecánicos y eléctricos, al igual que a expertos de salud y seguridad, para determinar la causa del incidente.

Seguí leyendo
LO QUE SE LEE AHORA
En la Antártida, Rusia encontró la reserva de petróleo más grande del mundo

Te Puede Interesar