lunes 8 de agosto de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
En medio del desierto

Majestuoso: planean crear un edificio de 120 kilómetros de largo

Arabia Saudita está tras los pasos de la construcción de dos edificios paralelos de hasta 487 metros de altura y 120 kilómetros de largo conectados por pasarelas.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
25 de julio de 2022 - 18:52

La estructura más grande del mundo llegará a Arabia Saudita y será tan ambiciosa o más que las pirámides de Egipto.

Planificadores urbanos pensaron dos edificios paralelos de hasta 487 metros de altura y de 120 kilómetros de largo conectados por pasarelas, que corren en una línea a través del terreno costero, montañoso y desértico.

Así lo detallan las cientos de páginas de documentos de planificación confidenciales que exponen la idea por primera vez en detalle.

El proyecto –denominado Mirror Line (Línea de Espejos)– se basa en un anuncio anterior del príncipe Mohammed de planes para crear una comunidad lineal y se espera que cueste hasta un billón de dólares y que albergue a unas cinco millones de personas cuando esté totalmente terminado, según personas conocedoras del plan y de los documentos, a los que accedió The Wall Street Journal.

Asimismo, un tren de alta velocidad pasará por debajo de los edificios espejados, según los documentos, que datan del pasado otoño boreal. Para alimentar a sus residentes, el proyecto prevé una agricultura vertical integrada en los edificios. Para el entretenimiento, habrá un estadio deportivo a más de 300 metros de altura. También contará con un puerto para yates que se encuentra debajo de un arco de los dos edificios, detalla La Nación.

La Línea de Espejos forma parte de una serie de proyectos de alto nivel que conforman Neom, un desarrollo del tamaño de Massachusetts concebido por el Príncipe Mohammed para diversificar la economía del reino y dejar de depender del petróleo.

Los próximos desafíos

Si lo logra construir, Arabia Saudita será el único país en el mundo en tener una estructura semejante, que no se parecería a nada en el mundo. Ya es un reto para los planificadores urbanos que lo están diseñando. Por ejemplo, se enfrentan a un plazo de finalización en 2030 impuesto por el plan de transformación nacional del príncipe y deben resolver muchas cuestiones, como la gestión de la migración de millones de aves a través de los corredores que cruzará la estructura.

Una evaluación inicial del impacto de la Línea de Espejos elaborada en enero de 2021 señalaba que el proyecto tendría que construirse por etapas y podría tardar 50 años. Los empleados de Neom plantearon en el documento su preocupación por la posibilidad de que la gente evitara vivir en un entorno de gran altura tras la pandemia y por el hecho de que el gran tamaño de la estructura alterara la dinámica del flujo de aguas subterráneas en las ramblas del desierto y restringiera el movimiento de las aves y otros animales.

Los diseños recuerdan a la era inmobiliaria de la vecina Dubai, antes de la crisis financiera mundial, una ciudad que el Príncipe Mohammed ha elogiado por la velocidad y la ambición de su desarrollo. El emirato construyó la torre más alta del mundo, con sus casi 823 metros, una isla de villas y apartamentos en forma de palmera y un archipiélago construido para asemejarse al mapa del mundo.

Seguí leyendo

Te Puede Interesar