Con la abstención de los Estados Unidos

La ONU exige el fin de los asentamientos israelíes

El Consejo de Seguridad de la ONU aprobó una resolución que condena la política israelí de asentamientos y exigió su cese "inmediato" y "completo".
viernes, 23 de diciembre de 2016 · 20:01
El Consejo de Seguridad de la ONU aprobó  una resolución que condena los asentamientos israelíes en la ocupada Cisjordania, en una votación en la que fue fundamental la abstención de Estados Unidos, que en el pasado ha vetado sistemáticamente resoluciones similares.

La iniciativa llegó al máximo organismo de decisión de la ONU pese a la presión ejercida por el presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, sobre Egipto, impulsor de la propuesta, para que aplace la votación.

Sin embargo, cuatro miembros no permanentes del Consejo de Seguridad, Venezuela, Nueva Zelanda, Malasia y Senegal, burlaron hoy esa estrategia presentando una nueva resolución para ser votada durante la jornada, 24 horas después del traspié egipcio.

Trump, quien también había pedido al presidente saliente, Barack Obama, que vetase la resolución, aseguró que las cosas van a cambiar en el organismo multilateral cuando él asuma la presidencia.

"Sobre la ONU, las cosas van a ser diferentes tras el 20 de enero", aseguró a través de Twitter Trump, en alusión a la fecha en la que asumirá el poder.

Además, Trump, quien la semana pasada confirmó su intención de trasladar la embajada estadounidense desde Tel Aviv a Jerusalén, pese a que es un territorio en disputa, designó como embajador en Israel a David Friedman, un abogado que ha apoyado la expansión de las colonias y no cree en la solución de los dos Estados.

La postura de Estados Unidos supone un paso importante por parte de la administración Obama, que en los últimos meses ha endurecido su tono contra los asentamientos y a menos de un mes de dejar el poder dejo en claro su diferencia con la política que promete instaurar el magnate republicano.

La embajadora estadounidense ante la ONU, Samanta Power, recordó que la abstención de hoy coincide con la postura histórica del país, que desde hace más de 50 años viene pidiendo detener la expansión.

Asimismo, Power destacó que uno de los principales motivos por lo que Estados Unidos permitió que la resolución sea aprobada es el proyecto de ley israelí para legalizar las colonias judías en los territorios ocupados de Cisjordania.

En tanto que el secretario de Estado estadounidense, John Kerry, explicó que su país se abstuvo en la ONU porque el texto, a diferencia de otros anteriores, condena tanto los asentamientos israelíes como la violencia del lado palestino.

"Aunque no estamos de acuerdo con todos los aspectos de esta resolución, condena correctamente la violencia y la incitación y los asentamientos y llama a las dos partes a dar pasos constructivos para revertir las tendencias actuales y avanzar hacia la solución de los dos Estados", manifestó Kerry en un comunicado.

De su lado, Israel criticó la abstención estadounidense en el Consejo de Seguridad y se esperanzó con que la presidencia de Trump dé inicio a una nueva era.

"Esperábamos que el mayor aliado de Israel actuara de acuerdo con los valores que compartimos y que hubiera vetado esta vergonzosa resolución", señaló en una primera reacción Danny Danon, el embajador israelí en Naciones Unidas.

Por su parte, el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, condenó en duros términos la resolución y aseguró que no piensa respetarla.

"Israel rechaza esta resolución en la ONU vergonzosa y anti-israelí y no va a cumplir sus términos", señaló el primer ministro en un comunicado, en el que atacó directamente a Obama.

"En un momento en el que el Consejo de Seguridad no hace nada para frenar la matanza de medio millón de personas en Siria, ataca vergonzosamente a la única verdadera democracia de Medio Oriente, Israel, y llama al Muro Occidental (Muro de los Lamentos) territorio ocupado", señaló la nota.

"La administración Obama no solo ha fracasado en proteger a Israel contra esta conspiración en la ONU, sino que se ha confabulado con ella entre bastidores", agregó el mensaje, que añade que está deseando "trabajar con el presidente electo Trump".

En cambio, la Organización para la Liberación de Palestina (OLP) celebró la decisión del Consejo de Seguridad, la cual consideró como "un mensaje claro" contra la ocupación y los asentamientos judíos.

"Este es un mensaje claro de la comunidad internacional de que, independientemente de lo que el gobierno israelí haga, las colonias en el territorio ocupado son ilegales", afirmó el secretario general de la OLP, Saeb Erekat, citado por la agencia de noticias EFE.

Mientras que el presidente palestino, Mahmud Abbas, calificó de "fuerte bofetada" a Israel la medida adoptada por la ONU.

"La resolución del Consejo de Seguridad es una bofetada a la política israelí. Es una condena internacional absoluta, unánime, de los asentamientos y un voto de apoyo a la solución de dos estados", sostuvo el presidente palestino en un comunicado difundido por la agencia oficial Maan.

Desde el ONU, el secretario general Ban Ki-moon, destacó el "paso significativo" que se ha dado con esta declaración, al tiempo que animó a israelíes y palestinos a retomar el diálogo.

"Naciones Unidas se mantiene listo para apoyar a todas las partes para conseguir ese objetivo", afirmó Ban, en una de sus últimas declaraciones antes de dejar tras 10 años el cargo, el último día del año, para que asuma el portugués António Guterres.

Con la abstención de Estados Unidos y el respaldo de los otros 14 miembros, el Consejo de Seguridad aprobó la resolución que condena la política israelí de asentamientos y exigió su cese "inmediato" y "completo", e insiste en que la solución al conflicto pasa por la creación de un Estado palestino que conviva junto a Israel.

Sin embargo, esa vía está en peligro por la expansión de las colonias, que está conduciendo a una "realidad de un Estado", remarcó el texto.

Según la resolución, los asentamientos "constituyen una flagrante violación de la ley internacional y un gran obstáculo para conseguir una solución de dos estados, así como una paz, justa, duradera y completa".

El texto también condenó "todas las medidas destinadas a alterar la composición demográfica, carácter y estatus del territorio palestino ocupado desde 1967, incluido Jerusalén Este", entre las que subraya los asentamientos, la confiscación de tierras y las demoliciones de viviendas palestinas.

Al mismo tiempo, el máximo órgano de decisión de la ONU demandó medidas para prevenir "todos los actos de violencia contra civiles, incluidos actos de terrorismo, así como todos los actos de provocación y destrucción" y condenó la incitación y el discurso del odio.

La resolución es la primera sobre el conflicto de Medio Oriente que el Consejo de Seguridad aprueba desde 2009.

Para leer el cable de la noticia acceder a: https://cablera.telam.com.ar/cable/437612

Otras Noticias