sábado 26 de noviembre de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Creadas por el artista Raúl Guzmán

Imponentes esculturas de la Virgen del Valle y de Esquiú

Las obras están construidas a base de hierro y cemento, hechas a mano y llevaron más de 2 meses de trabajo.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

Luego de varias semanas de ardua labor, el artista plástico catamarqueño Raúl Guzmán culminó dos nuevas obras que suma a tantas otras que dejó como legado no solamente para Catamarca, sino también en otras provincias y ciudades de diversos países.

Se trata de imponentes imágenes de la Virgen del Valle y del Beato Mamerto Esquiú, construidas con base de hierro y cemento, hechas totalmente a mano por el reconocido escultor especialista en técnicas indígenas.

La imagen de la Virgen del Valle, que mide 1.50, respeta las características de la original, tal como fue encontrada por los indios en Choya, entre los años 1618 y 1620. En tanto que, la de Mamerto Esquiú, mide 1.70, está con una de sus manos en el corazón y en la otra sostiene la biblia y con su mirada dirigida a los fieles.

El Ancasti llegó hasta el taller del artista plástico Raúl Guzmán, quien se mostró entusiasmado por las obras: “Fueron dos meses de arduo trabajo y como lo hice con cada una de mis obras, le puse mucha pasión y entusiasmo, sobre todo tratándose de la Morenita del Valle y del ilustre franciscano, a quienes veneramos profundamente”, manifestó emocionado el escultor, al tiempo que comentó que aún no tienen un destino estas obras, aunque auguró que “muy pronto los catamarqueños podremos apreciar estas piezas”.

Estos trabajos, recibieron el elogio de reconocidos críticos del arte, entre ellos Teresita Pocello de la provincia de Buenos Aires: “Es una escultura expresionista conmovedora de Raúl Guzmán que contiene el sello de su maestría de oficio artístico”, destacó la mujer.

22-2.jpg
Beato Esquiú. Mide 1,70 y representa al franciscano.

Beato Esquiú. Mide 1,70 y representa al franciscano.

Guzmán es dibujante, pintor, escultor, monumentalista y muralista, cuenta con una gran trayectoria de 50 años en cada una de estas disciplinas, que alterna o combina de acuerdo a las necesidades expresivas; y es el máximo referente del arte público en Catamarca, siendo autor de murales y monumentos que hoy forman parte del patrimonio artístico de muchas ciudades de la provincia y del país, tales como: El monumento y la Plaza de El Aborigen en Valle Viejo, el monumento a la Pachamama en Santa María, el Monumento a El Fuerte en el ingreso a Andalgalá, el mural del ingreso al Predio Ferial y el de la Plaza El Maestro, son algunas de sus obras, que dan cuenta de su arte latinoamericano, que abreva en las culturas precolombinas.

Seguí leyendo
LO QUE SE LEE AHORA
se conocio el cronograma de sueldos para la administracion publica

Te Puede Interesar