sábado 6 de julio de 2024
El planteo fue del Frente de Todos

La Corte Suprema desestimó el reclamo por las minorías en los CD

Cuatro años después quedó sin materia y sigue sin dirimirse el criterio para el reconocimiento de las minorías.

En mayo, la Corte Suprema de Justicia de la Nación desestimó un recurso extraordinario que en 2020 había sido interpuesto por la alianza electoral Frente de Todos en contra de un fallo de la Corte de Justicia que había fallado a favor de la asunción de los concejales que representaban a la minoría de Juntos por el Cambio. El máximo tribunal de Justicia del país resolvió la cuestión cuatro años después cuando ya habría finalizado el mandato de los candidatos que reclamaban la banca por el período 2019-2023. Por lo tanto, el planteo quedó sin materia y sigue sin dirimirse la polémica legal por la representación de las minorías.

La Corte Suprema expresa brevemente que "el recurso extraordinario no rebate todos y cada uno de los fundamentos de la sentencia apelada y por ello se desestima". Tiene la firma de Horacio Rosatti, Juan Carlos Maqueda, Carlos Rosenkrantz y Ricardo Lorenzetti.

Tras las elecciones de 2019, el apoderado de la alianza Frente Juntos por el Cambio, Luis Lobo Vergara, solicitó la proclamación de los candidatos a concejales de los distritos de Huillapima, Villa de Pomán, Aconquija, El Alto, Londres y Tinogasta al considerar que se "causaría un perjuicio irreparable para la comunidad toda ya que no se respetaba el derecho constitucional de la participación de las minorías".

En aquel momento el Tribunal Electoral rechazó el pedido de proclamación. Los apoderados de Juntos por el Cambio interpusieron un recurso de apelación en contra de esa resolución.

El conflicto llegó a la Corte de Justicia de la provincia, que resolvió revocar la resolución del Tribunal Electoral y por mayoría ordenó la incorporación de los concejales excluidos. Esta posición fue la de Ricardo Cáceres, Amelia Sesto de Leiva y Julio Eduardo Bastos, que fue designado para integrar el Tribunal. En disidencia votaron Miguel Figueroa Vicario y Luis Raúl Cippitelli.

Así fue que en 2020, la Corte de Justicia falló a favor de Juntos por el Cambio y ordenó “la inmediata incorporación” de los concejales electos que representan a la minoría en los municipios de Pomán, El Alto, Aconquija, Londres y Tinogasta.

"Considero que los sistemas electorales no contienen verdades inconmovibles y que la realidad se nos impone, ya que no puede concebirse como algo permanente e inmutable. En esa realidad que hoy nos toca juzgar advierto que anida el propósito de privar a la minoría de sus derechos políticos, sea a través de interpretaciones viciadas, o de la presentación de proyectos legislativos que solo buscan cercenar toda posibilidad de representación de las minorías, concentrando así todas las decisiones en desmedro de los derechos esenciales", expresó el ministro José Ricardo Cáceres, quien se pronunció a favor de reconocer los derechos de las minorías.

"De no hacerse lugar a dicha proclamación un gran porcentaje de votantes quedaría sin representación en los Concejos Deliberantes, los que se convertirían en meras escribanías de la intendencia con el mismo signo político, por lo que sabiamente la legislación vigente prevé un sistema mixto que garantiza la división de poderes, que por ello no corresponde aplicar el sistema proporcional de manera pura, pues ello consagraría que todos los candidatos sean del Frente de Todos, sin ninguna participación de la minoría", añadió Cáceres.

La otra postura en contra del planteo opositor estuvo representada por los jueces Miguel Figueroa Vicario y Luis Raúl Cippitelli. "Llegamos al extremo, como en el caso de autos, de pretender que aquella fuerza que obtenga solo un dos por ciento (2%) asegura un escaño para el supuesto de las elecciones para dos concejales, correspondiéndole a la mayoría, al igual que la fuerza que alcanza un 2%, el otro escaño", argumentó Figueroa Vicario.

En este sentido, el ministro de la Corte defendió el respeto a las reglas del sistema de proporcionalidad para distribuir las bancas.

"Pretender asignar como en el caso de autos, una limitación al sistema proporcional adoptado por la Constitución de la Provincia, como sistema electoral, vulnera y violenta la soberanía popular. Ello se ve reflejado cuando en una elección para ocupar dos bancas, el segundo candidato de la fuerza vencedora nunca podría acceder al cargo porque se pretende asegurar una supuesta representación de una minoría con un escaño, aun cuando no supere el 2% de los votos sufragados y positivos", sostuvo.

Seguí leyendo

Te Puede Interesar