sábado 28 de enero de 2023

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Andalgalá

Entraron a un lubricentro y robaron

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

Tres jóvenes terminaron tras las rejas luego de que fueran sorprendidos por el robo a un lubricentro ubicado en la ciudad de Andalgalá.

A las 3 de la madrugada, personal de la comisaría de Andalgalá tomó conocimiento de que en el lavadero y lubricentro ubicado en el pasaje Florida, entre calles Mercado y Nieva y Castilla, tres personas habían ingresado para delinquir y luego darse a la fuga.

La Policía realizó rastrillajes en diversos puntos de la ciudad hasta que lograron identificar a los sujetos en el distrito Huachaschi.

Los sospechosos tienen 17 y 18 años y quedaron arrestados a disposición de la Fiscalía de la Segunda Circunscripción Judicial a cargo del fiscal Martín Camps, quien en las próximas horas llamaría a declaración indagatoria a los imputados.

Empleado infiel

Ayer a la siesta fue arrestado un hombre que había entrado a robar en un local comercial de la zona céntrica.

Sucedió a las 15 en un comercio ubicado en la calle Vicario Segura al 800, en donde el dueño - un hombre de 55 años - sorprendió a un empleado mientras intentaba robar mercadería, según precisó la División Relaciones Institucionales de la Policía de la Provincial.

Policías de la comisaría Primera lograron arrestaron al sospechoso, un sujeto de apellido Romero (28), quien fue trasladado a la Seccional, donde quedó alojado a disposición de la Fiscalía de Instrucción en turno, mientras que el damnificado fue invitado a radicar la denuncia penal correspondiente en la Unidad Judicial N° 1.

Le robaron a un niño

Por otro lado, se conoció que la Policía logró recuperar un teléfono celular que había sido robado a un niño de 12 años.

Los padres del menor de edad dieron aviso a la Policía por el hecho de inseguridad ocurrido en la zona sur de la ciudad.

Los progenitores detallaron que el maleante había robado un celular Samsung J2.

De las averiguaciones realizadas por la policía surgió que el teléfono había sido comercializado. El comprador, un hombre de 28 años, se enteró de que el celular había sido arrebatado a un niño por lo que decidió hacer entrega voluntaria del aparato, que quedó en calidad de secuestro en la Unidad Judicial N° 2.

La causa fue remitida a la Fiscalía de Instrucción N° 5 a cargo de Hugo Costilla, quien impartió las directivas a seguir.

Seguí leyendo

Te Puede Interesar