miércoles 10 de agosto de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Verónica Mercado

"Constituyen una transgresión brutal"

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
1 de julio de 2022 - 00:15

La diputada Verónica Mercado (FT) se sumó a las opiniones que generaron a nivel nacional las expresiones del diputado nacional, Javier Milei, quien afirmó días pasados que el comercio de niños "de acá a 200 años se podría debatir".

"Después de hablar con desparpajo sobre la venta de órganos, ahora se refirió a la venta de niños y niñas en nuestro país y la cosificación de las infancias. Expresiones de semejante calibre, merecen el más enérgico repudio del sistema político y de la sociedad en su conjunto", criticó. "El diputado no solo desconoce la Constitución Nacional, sino también las leyes que reconocen derechos fundamentales de niños, niñas y adolescentes”, dijo Mercado y recordó que en 2003 el Congreso sancionó la ley 25763 por la que aprobó el Protocolo Relativo a la Venta de Niños, la Prostitución Infantil y la Utilización de los Niños en la Pornografía, complementario de la Convención de las Naciones Unidas sobre los Derechos del Niño aprobada por ley 26061 y que tiene raigambre constitucional.

"Que un diputado de la Nación exprese semejantes dichos, relativizando e intentando abrir debate sobre aberrantes hechos criminales, es de una gravedad que subrayamos y no podemos dejar pasar y constituyen una transgresión brutal, una prueba hacia los límites de una sociedad que tiene que garantizar el bienestar de los más vulnerables", insistió Mercado y pidió que el Congreso sancione al diputado libertario.

"Sus actos constituyen un agravio a las instituciones y el desconocimiento severo de las normas y pactos internacionales", dijo y afirmó que "ocupar una banca es una enorme responsabilidad, porque no solo implica la madurez necesaria para reflexionar y opinar con criterio sobre los hechos graves que atentan contra la sociedad”.

En este sentido, indicó que “implica una cuota de sentido común, criterio, seriedad y sobre todo respeto a las infancias que merecen nuestra mirada responsable y contenedora y a las familias que padecen cotidianamente la horrenda realidad de perder un hijo o una hija que quizá jamás podrán volver a ver”. "Uno podría pensar que sugerir siquiera tamaña aberración como la venta de un niño por parte de cualquier ciudadano es, por lo menos, temerario. Viniendo de un legislador, es además vergonzoso, repudiable y digno de ser sancionado", cerró.

Seguí leyendo

Te Puede Interesar