viernes 23 de septiembre de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Juicio contra seis policías

Caso Pachao: el testimonio de Leonel González, otra vez en escena

Un hermano de Pachao declaró que "Bigote" González le relató de una golpiza sufrida en la comisaría.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
21 de septiembre de 2022 - 01:05

Pablo Pachao, hermano de Diego Iván Pachao, prestó declaración en el juicio contra los seis policías que están imputados por torturas seguidas de muerte. El joven es la primera vez que declara en la causa y había sido propuesto por el abogado de la querella, Humberto Galíndez.

Pachao señaló que al momento de la muerte de su hermano estaba trabajando en la provincia de Santa Cruz y que llegó a Catamarca el 15 de marzo del 2012 para el sepelio de Diego. Su testimonio se centró en relatar lo que le había contado Leonel “Bigote” González, el amigo de Pachao con el que habían sido arrestados el 11 de marzo del 2012.

El hermano de la víctima contó que la conversación fue una semana después de la muerte. "Bigote" le decían a González y se le acercó un día a Pablo Pachao y le contó que le habían cambiado su declaración en sede judicial. "Me dijo que le pegaron chirlos en la cabeza para que firme", contó Pachao.

El 11 de marzo, horas antes del arresto de ambos, González le relató que habían estado en una fiesta en el barrio 500 viviendas y que luego se fueron a la casa de la familia Maltese, sobre avenida Los Terebintos, zona norte de la ciudad. En ese lugar tuvieron la pelea con los hermanos Lucas y Darío Leiva. Cuando ambos regresaban al barrio Eva Perón en donde vivían, González se había quedado con bronca por la gresca y amenazaba con volver a pelear con los Leiva pero Pachao no quería. Lo que ocurrió después es conocido: llegó el móvil de la comisaría Séptima y arrestó a ambos jóvenes sobre avenida Los Legisladores, a la altura del Circuito de la Vida.

Pablo Pachao contó que González mencionó que a ambos les pegaron y los subieron al patrullero y que en la requisa en la comisaría Séptima volvieron a ser golpeados. Narró que antes de ser llevados para la revisación médica en Sanidad Policial, fueron amenazados para que no dijeran nada sino los volverían a agredir en la comisaría.

Según manifestó Pablo Pachao, González le dijo que Diego "estaba muy mal" y que no recibía auxilio y que luego fueron policías a echarle baldes con agua para que reaccione. “A tu hermano le pegaron patadas en la cabeza”, contó que le dijo “Bigote”.

Las defensas cuestionaron que Pachao no haya comentado anteriormente la conversación que tuvo con González y que lo hiciera más de diez años después del crimen de su hermano. La declaración de ayer de Pachao fue la primera que hizo en la causa.

En un tramo de su declaración se refirió a la relación que tenía con su hermano fallecido. “Mi hermano era una gran persona, era muy trabajador, muy guapo, resistente. Trabajamos juntos en la construcción con mi papá, desde los once años. Jugábamos al fútbol. Era mi amigo. Con mi viejo, los tres éramos un equipo”, detalló.

Antes de finalizar su declaración, Pachao manifestó que a "Bigote" lo vio un mes antes de su muerte y le expresó que estaba cansado del acoso policial y que lo amenazaban. “Los motorizados me amenazaban y me decían, ojo con lo que decís, con lo que hacés”, declaró Pachao.

González se quitó la vida en el 2018.

Su testimonio fue incorporado por lectura en la etapa de juicio. Declaró tres veces en la causa.

Otros testigos

También declaró un sumariante judicial de apellido Guevara, quien estaba de guardia el día del arresto de Pachao. Manifestó que vio a la madre de Diego en la comisaría Séptima pero que no escuchó nada extraño desde la seccional.

Otro testimonio que se escuchó fue el del bioquímico Mario Notarfrancesco, quien en marzo del 2012 era bioquímico de la Policía de la Provincia y realizó pericias en la comisaría Séptima. El testigo señaló que le llamó la atención que el patio de la comisaría y el calabozo estaban limpios y que se debía haber preservado la escena del hecho. Agregó que levantaron una muestra de sangre que había en un celular que sería propiedad de Pachao pero que no pudieron determinar a quien le pertenecía.

Por último declaró una policía de apellido Gómez, quien se desempeñaba en la comisaría Séptima para la fecha del hecho.

El debate se reanudará mañana con más testigos. Se anunció que el viernes prestará declaración de manera virtual un médico de Córdoba que realizó una pericia científica en la causa. Ese día está previsto que finalicen los testimonios. n

Seguí leyendo
LO QUE SE LEE AHORA
guardiacarceles, imputados y vinculados con los camellos j

Te Puede Interesar