martes 9 de agosto de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
LOS TEKIS

Vuelve la alegría del carnaval norteño a la Fiesta del Poncho

El grupo jujeño brindará su música el miércoles 20 de julio, en el día del amigo.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
3 de julio de 2022 - 01:10

Siempre están presentes y nunca defraudan. Con toda la energía que los caracteriza, el conjunto folclórico de Los Tekis aportará, una vez más, su clásico carnaval a la 51° edición de la Fiesta Nacional e Internacional del Poncho.

Con ellos, los catamarqueños volverán a disfrutar el carnaval jujeño con toda la fiesta, diversión y colores que propone el grupo norteño compuesto por Sebastián López en primera voz, quena y charango, Juanjo Pestoni en percusión, Mauro Coletti en vientos y coros, José Ponce en bajo y Walter Sader en guitarra.

Los Tekis ("chicos" en quichua) serán los encargados de aportar su espectáculo en la noche del miércoles 20 de julio, en coincidencia con la celebración por el día del amigo. Para muchos será el contexto ideal para encontrarse y festejar una ocasión tan especial, más aún luego de una pandemia que no permitió por dos años el encuentro presencial en el mayor festival folclórico de esta tierra. “Para nosotros siempre es un placer llegar a Catamarca y mucho más al festival del Poncho, que es un evento tan popular y característico de esa linda provincia. Es un lugar al que siempre nos gusta y queremos ir…” expresó José Luis Pucho Ponce, bajista y conductor de radio nacido en la ciudad cordobesa de Villa María que hace veintisiete años integra el conjunto puneño.

Supo reconocer, además, que existe un “cariño especial con el Poncho”, debido a que Los Tekis prácticamente han crecido de la mano de esta fiesta popular. Se sienten parte de un evento cultural que para esta provincia es el más relevante: “Los catamarqueños han logrado con el paso de los años mantener vigente esta cultura propia de las tejedoras y sus telares, de ese poncho que los representa en todo el mundo y que es un emblema dela cultura de ese lugar. Volver allí siempre es un acontecimiento importante, más aún cuando cada año llegamos y podemos observar todo lo que ha crecido este festival”.

“Recuerdo -añadió- que cuando comenzamos a ir era un festival de dimensiones más pequeñas y se efectuaba en algún club con pocas sillas y un pequeño escenario, mientras que en otras ocasiones lo realizaban al aire libre y con puestos de artesanos alrededor. Ahora cuentan con una estructura inmensa y con un escenario increíble, con amplias comodidades, salas de exposición de artesanías, un museo que relata su historia y donde se puede apreciar todo ese tiempo pasado del festival. Entiendo que es una de las formas más genuinas de defender el patrimonio cultural y regional, sobre todo cuando soñamos con una Argentina única que nos represente. Es un territorio tan grande que primero debemos reivindicar las manifestaciones culturales regionales y el Poncho es una muestra clara de ello… Por eso nos llena de alegría cuando nos convocan y nos piden que llevemos nuestra música”.

En la actualidad, la música se ha transformado en un arte tan preciado y esencial. Mucho más cuando pareciera que se comienza a superar lentamente una triste pandemia, una etapa que privó a muchos de aquellos gratos y especiales momentos como suelen ser las reuniones familiares o el simple hecho de compartir con un amigo. Por ello, para Los Tekis este reencuentro con el público de Catamarca no será uno más. “Fueron momentos duros. En lo particular, este conjunto tuvo que cambiar muchas cosas dentro de la estructura laboral y avanzar sobre todo en estructurar un repertorio con canciones nuevas. Este tiempo nos sirvió para avanzar en un montaje que nos ha permitido renovar imágenes, al igual que lavestimenta y otros aspectos. Por ello, volver a cantar con la gente es tan especial. Al principio con todos los temores, pero después llegó un verano muy lindo, donde la fiesta del carnaval en Jujuy terminó transformándose en una inyección de energía extra”.

Etapa de transición

La modificación del repertorio y sumar canciones nuevas, pero manteniendo la esencia de siempre, le permitió a este conjunto mantenerse fiel a un proyecto que supo adueñarse de un nombre propio en cada rincón del país. De esta manera y en tiempos en que el consumo por parte del público se direccionó hacia diferentes géneros musicales, el carnaval norteño siempre encuentra su espacio en los distintos festivales de música popular. “El folclore en general se encuentra atravesando una etapa de recambio de nombres y manifestaciones folclóricas. A través de redes sociales se difunden una gran variedad de estilos musicales y quetienen influencia sobre los más jóvenes y en cada lugar. Por más que en los asados se toquen zambas y chacareras, en el momento que los chicos buscan la música que los identifique nos encontramos invadidos por el trap, el rap y manifestaciones que vienen de afuera y ellos se sienten identificados con eso. No es que dejen de lado el folclore. Es un momento de transición. Así como en su tiempo aparecimos nosotros en ese movimiento que se denominó la noche de los jóvenes y tuvimos que enarbolar aquel legado de grandes poetas y compositores, hoy estamos a la espera que las nuevas generaciones levanten la bandera de la música autóctona y que, seguramente, va a tener toda esta sonoridad y aportes que propone la música que los chicos escuchan todos los días. El folclore va a seguir existiendo en la medida que le permitamos a los músicos que se animen a hacer una gran mixtura de manifestaciones de todos lados y que cada uno va a asimilar de manera diferente de acuerdo con la formación musical que tiene. A ello se suma aquello que vivió y sintió en sus propios hogares. Tenemos que esperar. Todos los días aparecen músicos nuevos”.

En este contexto, Ponce remarcó, a modo de ejemplo, que “en Salta, por ejemplo, siempre aparecen propuestas nuevas pero no se han podido sacar de encima la influencia de los grandes músicos salteños y hoy cualquier grupo que tenga cuatro voces indefectiblemente va a tener a Los Nocheros como grandes referentes. Y así sucede en todos lados. Cuando dejen de lado esa influencia y puedan encontrarse a sí mismos, van a surgir las nuevas expresiones que esperamos perduren en el tiempo. Detrás nuestro también vienen trabajando músicos a los que siempre ayudamos, una manera de devolver el gesto que otros tuvieron connosotros. No hay que ser tan ansiosos y esperar porque el folclore está vivo en cada casa, en cada rinconcito de la Argentina. Tenemos que esperar que haya un rebrote de manifestación folclórica como sucedió en otras ocasiones”.

Las últimas presentaciones reflejan por sí solas lo atractivo que resulta la propuesta de la banda jujeña, puesto que plasmaron su canto en la Fiesta de la Noche más Larga del Mundo que se lleva a cabo en Ushuaia, y luego en Tucumán. Ahora es el turno de Catamarca.

“Cada festival tiene lo suyo y en invierno no son tantos. Comparar no es bueno porque cada uno representa la idiosincrasia y la identidad de la gente que vive en ese lugar. El Poncho es el festival más importante que tiene esa provincia en todo el año y uno debe tener en cuenta que se trata de una festividad a la cual siempre hay que defender y proteger. Estas fiestas populares deben mantener la llama viva de las manifestaciones culturales porque es una de las formas para que la Argentina no pierda identidad”.

La invitación está formulada. En el día del amigo Los Tekis vuelven a reencontrarse con un viejo amor, el escenario mayor del folclore catamarqueño y todos quieren ser parte de ese especial momento. Fieles a un estilo que los identifica desde sus orígenes, esta banda va a renovar su vínculo con el Poncho y seguirá construyendo una historia que durante tantos años los tiene como protagonistas. “Somos representantes de la cultura del noroeste y llevamos como bandera el carnaval, el respeto a la Pachamama, a la madre tierra y creo que son las principales causas y el combustible necesario para que sigamos juntos haciendo música para toda la gente de la región y en especial en Catamarca, que siempre en invierno nos abriga al calor de esa prenda que los identifica en el mundo”.

-¿Mucho carnaval y canciones nuevas serán los principales condimentos que tendrá su presencia en el festival?

-La gente de Catamarca va a encontrar a Los Tekis con muchas ganas de tocar y de reencontrarse con ese público, más en una época donde estamos disfrutando mucho porque los que estamos arriba del escenario vamos a cumplir tres décadas de carrera profesional. En pleno invierno vamos a generar nuestro propio carnaval para que el público pueda cantar y bailar con nosotros durante una hora y media, disfrutando de un gran momento dentro de toda la envergadura que representa el Festival del Poncho para el país.

Texto: Javier Villacorta. Colaboración para el Ministerio de Cultura, Turismo y Deporte de Catamarca

Seguí leyendo

Te Puede Interesar