martes 9 de agosto de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

San Fernando del Valle, la ciudad fundada en los solares

A 339 años de la fundación de San Fernando del Valle de Catamarca, la ciudad fundada por Fernando de Mendoza y Mate de Luna luego de diferentes traslados y ser bautizada con diferentes nombres.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
10 de julio de 2022 - 01:00

En 1679 el Consejo de Indias expidió la Cédula Real que crea la provincia de Catamarca, como autónoma. Lo hace en respuesta al pedido realizado por los vecinos de la Población del Valle y los informes que favorecían el traslado de la ciudad de Londres de Pomán al Valle de Catamarca. Pero como dicho valle no pertenecía a la jurisdicción de Londres, sino a San Miguel de Tucumán, la petición implicaba la creación de una nueva provincia.

El documento real tardó dos años en llegar a Tucumán. El entonces gobernador, don Fernando de Mendoza Mate de Luna, demoró dos años más, para dar cumplimiento a la cédula.

Mate de Luna viajó a Catamarca y llegó el 30 de mayo de 1683, junto a Tomás de Salas, su secretario y escribano de su Majestad. En ese momento, dispuso el traslado del Estandarte Real y los Libros Capitulares, desde Londres de Pomán.

Días después, exactamente el 16 de junio, Mate de Luna se reunió con 22 de los principales vecinos de la Población del Valle (Las Chacras). Fue a ellos a quienes les pidió opinión con respecto al sitio más conveniente para la ubicación de la nueva ciudad. Durante la reunión, todos estuvieron de acuerdo en que se debía establecer una misma Población del Valle, pero no lograban coincidir en el lugar preciso.

Mendoza y Mate de Luna no hicieron caso a las decisiones de los pobladores, acerca de los posibles lugares para fundar la ciudad, sino que seleccionó un lugar en la otra banda del río -actual asiento de ciudad-, por considerarlo un “paraje capaz, hermoso y seguro de toda inundación” y, además, le dio el nombre de Ciudad de San Fernando del Valle de Catamarca. Luego, el 22 de junio, eligió a los cabildantes de la nueva ciudad.

Mate de Luna, acompañado por el maestro, Don Nicolás de Herrera, por Fray Jacinto de Valladares, todos los cabildantes elegidos y un grupo de numerosos vecinos, plantó el Palo de Justicia, símbolo de la jurisdicción de la ciudad, el 5 de julio de 1683.

El gobernador dispuso que la ciudad tuviese nueve cuadras de ancho y nueve de largo, con dos cuadras para la ronda de la ciudad y cuatro de leguas para los ejidos. También, dispuso una Sala de Cabildos, archivo, cárcel y calabozo.

Por otra parte, el mismo gobernador, se preocupó de que, a los habitantes de Londres, al ser trasladada la ciudad, no quedaran abandonados, proporcionándoles un lugar y dictando algunas ordenanzas para el buen tratamiento de los mismos.

Una vez fundada la ciudad en los valles, los vecinos de Las Chacras no se trasladaron a los solares de la nueva ciudad, y hasta muchos años después no se realizó la población efectiva de la ciudad.

Primeros habitantes y ciudades fundadas

La zona estaba habitada por los diaguitas, quienes poblaron el actual territorio de la provincia de Catamarca, entre los siglos XVI y XVII. En ese período, se fundaron varias ciudades en toda América, principalmente en la zona del noroeste argentino. Estas, persiguieron determinados objetivos planteados por los conquistadores españoles, como el de garantizar el dominio de la zona.

De esa manera, se iniciaron las fundaciones que desencadenó una serie de ataques contra los habitantes del lugar que se resistían a la subordinación por parte de los colonizadores españoles.

En junio de 1558, el capitán Juan Pérez de Zurita fundó la ciudad de Londres de la Nueva Inglaterra en el valle de Quinmivil y, cuando en 1561 fue reemplazado por Gregorio de Castañeda al frente del gobierno general de Santiago del Estero -por entonces subordinada al Capitán General de Chile-, ordenó trasladar la ciudad de Londres al Valle de Conando, rebautizándola Villagra.

Si bien en 1607 el teniente de gobernador riojano Gaspar Doncel fundó la ciudad de San Juan Bautista de la Ribera, cinco años más tarde, ante las permanentes crecidas del río, los lugareños le solicitaron al por entonces gobernador de Tucumán, Luis de Quiñones Osorio, que volviera a trasladar la ciudad a una zona más segura. Así, se fundó San Juan Bautista de la Paz, con lo cual la ciudad regresó al lugar de su primera fundación.

El pueblo continuó en calma hasta que en 1603 tuvieron lugar las Guerras Calchaquíes, con el cacique Juan Chelemín como líder. Estas destruyeron la ciudad, por lo que el 15 de septiembre de 1633, Jerónimo Luis II de Cabrera y Garay fundó San Juan Bautista de la Ribera de Pomán, siendo ésta la quinta fundación de la ciudad de Londres.

Pero como el lugar era constantemente atacado por los nativos y en la zona del Valle Viejo existía un pueblo floreciente que era posta entre las provincias de Santiago del Estero y Tucumán en su comunicación con La Rioja, en 1679, los vecinos nuevamente pidieron su traslado. Así, finalmente se funda San Fernando del Valle de Catamarca, el 5 de julio en los solares.

Seguí leyendo

Te Puede Interesar