martes 11 de enero de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Robótica

La revolución tecnológica

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
9 de enero de 2022 - 02:05

Chicos entre 8 y 13 años, que conforman el equipo Tecnobótico, ganaron una competencia internacional de robótica que se realizó en Río Gallegos.

Los campeones, que asisten al taller del Nodo Tecnológico de la Municipalidad de la Capital, arrasaron en una competencia internacional de robótica que fue organizada por las empresas Zimatech y Robótica Patagonia, con sede el Río Gallegos. El equipo, se consagró campeón invicto tras derrotar a todos sus rivales en la competencia, de la que participaron países como Ecuador, Chile Colombia, Australia, etc.

De la mano del profesor, Jorge Quiroga, quien brinda el taller, los chicos trabajaron muy duro para poder participar de esta competencia. El equipo, viene trabajando desde enero de 2021, cuando inician las actividades con un campamento de robótica. “Eso dura un mes, la idea es incentivar a los chicos y que vean lo que es la robótica y la programación”, expresó el profesor. Luego de ese curso, viene lo que es el tecnobótico, un programa de cuatro meses, que profundiza un poco más los conocimientos de robótica y programación. “En este curso el aprendizaje está basado en proyectos. Los chicos pueden hacer proyectos de robótica. De allí, salieron los chicos que compitieron en diferentes instancias”, explicó Jorge Quiroga, en diálogo con Revista Express.

Anteriormente a la competencia internacional, los chicos habían participado de una competencia local, en la que tuvieron muy buenos resultados. El equipo está compuesto por chicos que tienen de 8 a 13 años, que asisten a diferentes establecimientos educativos como Colegio Quintana, el SENET, Enrique Hood, la escuela de La Quebrada, Sarmiento Moreno, la escuela Municipal, etc., quienes junto a su profesor lograron un gran avance y trabajo, en los años que asistieron a los talleres.

“En este concurso había dos categorías, una que era de programación, en la cual consistía en hacer la programación desde aquí y enviarla para mover un robot”, comentó Jorge. De esta manera, mediante una aplicación que era manejada de manera remota desde Catamarca, los chicos fueron logrando que el robot cumpla las diferentes consignas y así, pasar de instancia hasta llegar a la final, de la que resultaron victoriosos. “En la batalla de robots, participamos con instituciones de Colombia, Paraguay, Chile y de otros lugares del país. Nosotros manejamos el robot desde aquí desde una aplicación y teníamos que derribar a los otros robots”, señaló el profesor. Al ganar la batalla y quedarse con el primer puesto, los chicos se hicieron acreedores de una impresora 3D, una herramienta que suma a su aprendizaje.

En cuanto a los resultados el profesor añadió: “Fue un lindo desafío porque ellos pudieron ver que lo que están aprendiendo aquí, está a la altura de lo que es el mundo. En este caso nos tocó ganar y bueno, es producto también de todo el aprendizaje de ellos, de todo el esfuerzo”, sostuvo Jorge Quiroga.

Los chicos

El equipo conformado por Jesús Espeche, Ailin Reartes Córdoba, Ignacio Ramos Blanco, Santiago Olmos Cuello, Martín Espilocín Ibáñez, Amadeo Nieva, Esaú Urruti y Santino Santillán, demostraron su gran capacidad y su arduo trabajo para poder enfrentar desafíos y representar a la provincia. De esta manera, los chicos dialogaron con Revista Express y comentaron su experiencia durante el taller y el reconocimiento que obtuvieron.

La única mujer del equipo, Ailin, manifestó su “gran entusiasmo” por poder formar parte del taller, ya que poco a poco va conociendo a sus compañeros y haciendo “nuevos amigos”. “También es muy bueno aprender un poco más sobre robótica porque antes solo los hombres hacían programación, pero hoy en día, las mujeres ya hemos estado haciendo eso”, indicó. Ailin participa del taller por segundo año consecutivo y destacó que mucho del conocimiento que fue adquiriendo, pudo usarlo en su casa y el colegio. “Yo quiero seguir participando y haciendo robótica, hasta quiero cuando sea grande ser parte del nodo tecnológico”, dijo la niña.

Por su parte, Jesús contó que lo más importante que aprendió fue a “programar y a prestar mucha atención”. Sobre el taller aseveró: “Fue más de lo que me esperaba la verdad. Les diría a mis amigos que deberían hacer robótica, porque es muy indo el taller, podes aprender muchas cosas”.

Los chicos comparten un gran cariño por su profesor, Jorge Quiroga. Ignacio, destacó: “El profe nos ayudó mucho, nos tuvo mucha paciencia y aprendimos mucho, fue muy lindo participar durante todo el año y también fue muy lindo poder ganar la batalla”. Una expresión, compartida por sus pares, quienes destacaron el acompañamiento del docente. Martín, agregó: “La experiencia fue buena, me gustó mucho, gracias al profe y al Nodo, porque aquí en Capital son los únicos que nos dan la posibilidad de aprender robótica y yo si invitaría a otras personas, porque uno piensa y puede parecer complicado, pero no lo es. Con cinco minutos al día, lo aprendes”. Martín también, aseguró que en un futuro le gustaría ser programador y seguir haciendo robótica y así, lograr hacer una aplicación que le permita automatizar ciertas tareas repetitivas.

Además, los integrantes del equipo expresaron su emoción al participar de la batalla final, Santiago dijo: “A mí la tecnología me divierte mucho, me fascina. Participar del concurso fue increíble, porque estábamos reunidos con los nuestros compañeros y podíamos compartir”. A su vez, remarcó: “Creo que para algunos podría ser difícil la robótica y para otros no, pero si lo intentan un poquito capaz que les gusta, porque aprenden de las computadoras, de cómo programar y en un futuro podrían ser buenos programadores y hacer aplicaciones y muchas cosas más”.

Amadeo, otro de los integrantes sostuvo que aprendió a programar y a divertirse, por ese motivo quiere seguir practicando robótica. “Este año pudimos hacer más juegos y participar de las competencias fue muy lindo, me gustó mucho. Esperaba ganar y sabía que lo íbamos a hacer”, exclamó el niño.

Por otra parte, Esaú agregó: “Aprendimos muchas cosas como a programar, hacer los robots, también controlarlos con diferentes aplicaciones. Bueno, armar el robot fue divertido y controlarlo mucho más”, indicó. En referencia a su futuro el niño manifestó que le “serviría un montón”, porque “todo en el futuro va a ser electrónico y nosotros vamos a poder sacar todo el provecho que tiene o va a tener las inteligencias artificiales”. Santino, por su parte, hizo hincapié en el “avance” que alcanzaron. “Mira de principio hemos trabajado con un robot que era de la marca lego, y lo teníamos que enchufar. En la competencia hicimos que el robot se mueva por una aplicación. Eso me gustó mucho, el poder jugar con el robot y ganar fue increíble”, aseguró.

Invitación

El profesor invitó a sumarse a los talleres que se dictan en el Nodo a todos los interesados. “No hay una edad para aprender, yo diría que se sumen a los que les gusta y quienes le tienen un poco de miedo a la tecnología también, para que se sepan de que se trata”, sostuvo Jorge. En este sentido, recordó que en enero van a continuar trabajando.

Por último, Quiroga les agradeció el acompañamiento a los padres de los chicos, a la directora del Nodo, Sonia Aibar y al intendente, Gustavo Saadi, por apoyar los talleres.

Texto: Noelia Tapia López

Temas
Seguí leyendo
LO QUE SE LEE AHORA
Conciliador. el radical Gerardo Morales promueve respaldar a la Casa Rosada para el acuerdo con el FMI

Te Puede Interesar