miércoles 18 de enero de 2023

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Baile

Al ritmo de salsa

Florencia Barrionuevo y Pablo Martínez Espilocín compitieron en The Summit y se convirtieron en subcampeones nacionales de salsa en pareja amateur.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

La competencia “The Summit” es una de las más prestigiosas contiendas internacionales de Salsa y Bachata, que se realiza en instancias clasificatorias a niveles regionales, con finales nacionales y la posibilidad de competir luego en el campeonato mundial. El evento se realiza todos los años y divide al país en siete regiones que son Salta, San Juan, Córdoba, Río IV, Santa Fe, Buenos Aires y Patagonia.

Florencia Barrionuevo y Pablo Martínez Espilocín representaron a Catamarca en la instancia regional de Salta, el 22 de octubre en el salón de la Sociedad Italiana de esa provincia, donde ganaron en su categoría y avanzaron a la final nacional en Córdoba que se realizó el 12 y 13 de noviembre pasado. Allí obtuvieron el segundo puesto, y se mostraron muy conformes porque “es la primera vez que una pareja de catamarqueños logra un subcampeonato nacional”.

Ambos, Florencia y Pablo, comenzaron bailando como hobby y asisten al Estudio de Danzas Noralí Cambeses desde 2018, pero recién este año decidieron bailar en pareja y dedicarse a competir.

“Al principio era como hobby, pero al competir eso implica otra responsabilidad, otra preparación y otra disciplina. Yo había competido en 2019 con los caballeros, salimos primeros. En 2020 y 2021 no pudimos competir, y después de la pandemia volver a competir ya fue un gran logro en sí”, destacó Pablo.

Además del arduo trabajo de la dupla, destacaron el trabajo de Noralí Cambeses y Diego Ponce. “Nos bancaron todo el tiempo, nos ayudaron a pulir mucho la coreografía. El estudio tiene 15 años de trayectoria, hacen un aporte muy grande a la cultura y el arte en un género que no es tan explotado en Catamarca como son los ritmos caribeños”, remarcaron.

“Esta competencia nos significó ensayar durante la semana, fines de semana, y fuimos, apostamos por un sueño y quedamos muy conformes. Vamos a tratar de ver esto como un piso y no como un techo, pero la idea es ponerle muchas ganas y seguirlo intentando. Hay un desafío personal en cada uno y quedamos muy felices por lo logrado”, valoraron.

Seguí leyendo

Te Puede Interesar