saled

¿Por qué siempre me equivoco al elegir a mis parejas o amigos?

domingo, 18 de julio de 2021 · 01:00

Mucha gente se pregunta por qué siempre se involucra con personas que le hacen daño. A veces, repetimos elecciones de pareja o de amistad con alguien que nos termina lastimando. Y mucho. Entre las diversas causas que podríamos nombrar, una de las más frecuentes es el mito de “la bella y la bestia” (con mi amor lo cambiaré).
Algunos tienen la creencia de que al otro le fue mal antes en sus relaciones, pero “yo lo voy a entender, yo lo voy a ayudar, yo lo voy a cambiar”. Existe en esta actitud un rasgo de omnipotencia. Uno se ubica en la posición de creer que puede mejorar y cambiar a los demás. Entonces el otro funciona como un necesitado a quien, con nuestro poder (omnipotencia), vamos a transformar. Pero necesitamos entender que esto es imposible.
En ocasiones, nos juntamos con gente complicada por la búsqueda de nuevos estímulos. Algunos expresan: “Yo interactúo con algunas personas y me aburro”, porque precisan adrenalina. Entonces, inconscientemente, lo que hacen es buscar a “los difíciles, los complicados” que les regalan esa dosis de estímulo novedoso que los hace sentir vivos y fuertes. 
Para que podamos hacer buenas elecciones a la hora de relacionarnos, es importante trabajar en nuestro mundo interior, conocernos, aceptarnos tal como somos y amarnos saludablemente. Solo así seremos capaces de armar vínculos sanos, simétricos, donde “yo te cuido y vos me cuidás; yo te ayudo y vos me ayudás; te doy y recibo”. Esta forma de actuar nos permite disfrutar de gente normal y de relaciones sanas y estables con ellos.
Todos los seres humanos anhelamos crecer y avanzar en la vida. Para lograrlo, debemos rodearnos de personas que sumen y no resten en nuestra vida. Para alcanzar la mejora continua, aun en circunstancias externas negativas, deberíamos acercarnos y escuchar a aquellos que están adelante en la carrera de la vida. Es decir, que ya llegaron a eso que nosotros perseguimos.
¿Sabías que todos, con el paso de los años, nos terminamos pareciendo a las personas con las que pasamos más tiempo? De modo que, si tenemos la compañía frecuente de quejosos o críticos o peleadores, tarde o temprano, nos encontraremos actuando como ellos. 
Es por ello que te animo, en especial en estos tiempos difíciles que atravesamos, a procurar conscientemente rodearte de personas que te ayuden a alcanzar tu mejor versión. Ahora, para acercarnos a ese tipo de gente, tenemos que comenzar por modificar nuestra manera de pensar. ¿Le has prestado atención a lo que pasa por tu mente últimamente? Todos podemos desarrollar una mentalidad sana que nos permita escoger los mejores pensamientos.
Suelo decir que son dos las cosas que pueden ayudarnos a aumentar nuestra sabiduría y a elevarnos: los libros que leemos y las personas con las que interactuamos. “¿Por qué siempre elijo mal?”, volvemos al comienzo. Recordá esto: la imagen que tengo de mí mismo será la que determine lo que atraigo en la vida. 
¿Cómo te ves a vos mismo, a vos misma?
 

Otras Noticias