Nota de tapa

Virginia Brígido: “En casa somos 100 por ciento rugby”

En los últimos tiempos, las mujeres han ido ocupando espacios que antes eran impensados para ellas. Hoy, el rugby es uno de los ejemplos, ya que muchas mujeres han logrado destacarse jugándolo.
domingo, 14 de febrero de 2021 · 01:11

Virginia tiene 24 años, estudia Educación Física en el ISEF y hace tres años dejó el básquet para comenzar a jugar rugby, un deporte que prácticamente heredó de su padre, Luis “el Chivo” Brígido, quien lo practicó por más de treinta años. “Cuando comencé fui con mi hermana, al comienzo a mi mamá no le gustaba, pero después nos vio y estaba todo bien”, comentó la deportista explicando por qué no se animó a comenzar más joven en el rugby. A pesar de su corta edad, Virginia se destacó jugando el deporte que la apasiona, tanto a ella como a su familia. “Compartir todo esto con mi familia me da una contención más allá de la que tengo mis amigas. Nosotros estamos todo el tiempo hablando de rugby, de los entrenamientos, de lo que podemos hacer y así”, destacó. Si bien el año pasado tuvieron que parar el ritmo de entrenamientos que traían como paso en otros deportes, este año se preparan ante la posibilidad de jugar algunos torneos locales y nacionales. “Todavía estamos esperando para ver cómo avanza todo, si es que hay rebrote o no”, comentó la joven en una entrevista con RE. 

- ¿Desde cuándo hacés deporte? 
- Hago deporte desde que soy chiquita, desde los 6 años por ahí. No siempre hice el mismo, comencé haciendo gimnasia artística hasta los 12 años, después hice con básquet y hace dos años estoy haciendo rugby.

- ¿Cómo fue el comienzo con rugby?
- Normal, o sea rugby era algo que siempre quise probar y bueno, por un tema u otro y que a mi mamá no le gustaba y no quería que haga, no lo hacía. Ya de más grande probé, me gustó y en mi casa bien. Comencé con mi hermana, entonces en mi casa lo aceptaron porque entrenábamos las dos, después mi papá también se involucró haciendo el entrenamiento del equipo. Él es mi entrenador. Así que bien en mi casa y nosotras le dimos para adelante. 

- ¿Cómo fue el año pasado con la pandemia?
- La verdad que al principio me costó muchísimo entrenar en mi casa, pero bueno después nos organizamos más, hicimos entrenamiento por videollamada y eso nos motivó un poquito más. También, se ponían un poco más interesante los entrenamientos, porque era bastante aburrido entrenar en casa, pero bien, lo fuimos llevando de a poco y a medida que se fueron soltando algunas actividades ya pudimos volver a la cancha.

- ¿Tus compañeras lo vivieron igual?
- Sí, sí, entre nosotras nos íbamos pasando rutinas, ejercicios y obviamente hablándonos. Las que podíamos salir, íbamos al parque a hacer pasadas un poco con la pelota. Tratábamos de comunicarnos para que ninguna se quede. 

- ¿Te gustaría irte a otra provincia a jugar?
- Irme afuera de la provincia no me ofrecieron, tengo la oportunidad de irme, inscribirme en otro club, entrenar en otro club y poder estar en otro tipo de nivel de rugby, porque aquí en Catamarca recién se está formando en la unión, pero como vamos y con el tema de la pandemia gracias a Dios vamos avanzando mucho y, para el año que viene se espera se puedan realizar más cosas y se avance más con el desarrollo del rugby en Catamarca

- ¿Por qué decidiste dejar el básquet?
- En realidad, al básquet lo estuve haciendo en conjunto con el rugby, porque la verdaderamente el básquet también me aportaba mucho en cuanto al manejo de pelota y otras destrezas deportivas. Lo sigo practicando porque me gusta también, pero lo hago de vez en cuando, le doy más prioridad al rugby. 

- ¿Volverías al básquet?
- Voy de vez en cuando a algunos entrenamientos mientras no me quite tiempo para el rugby y, si puedo llegar a jugar también me sumo en algunos torneos y cosas así, pero si tengo que elegir entre los dos me quedaría con el rugby.

- ¿Cómo te ves de aquí a un tiempo con todas tus actividades?
- Sí espero que este año sea muy diferente al anterior, poder terminar de estudiar y tener más torneos, ya sea con mi club o con el seleccionado, pero poder jugar porque el año pasado no se jugó nada. Espero que por lo menos que algunos torneos y algunos partidos se puedan realizar.

- ¿Qué estás estudiando?
- Educación Física, el año dejé a mitad de año porque tengo que hacer las prácticas y por internet la verdad que no era lo mismo. Para mí, se estaba convirtiendo en un verdadero dolor de cabeza y lo dejé, espero este año que las cosas sean distintas para poder continuar. 

- ¿Cada vez podría haber más mujeres que se vuelcan por el rugby?
- La verdad que a pesar de lo que fue el año pasado se sumaron muchas chicas a los entrenamientos y al club. Creo que es cuestión de probar y si te gusta o te divertís es cuestión de practicarlo lógicamente.

- ¿Qué les dirías a ellas?
- Le diría que lo que se vive en cuanto al deporte en el rugby y en el grupo es algo muy lindo, las amistades que se hacen con los otros equipos y lo que se vive en la cancha también, es diferente a otros deportes y la verdad que se siente muy lindo. Más cuando entrenás y estás preparado y lo disfrutás, eso también está bueno.

- ¿Qué notás en vos desde que comenzaste hasta ahora?
- Mucha dedicación realmente, mucha fuerza de voluntad también porque es levantarse todas las mañanas a entrenar y estar dispuesta a cualquier cosa que aparezca. Por ejemplo, el año pasado fue una locura el torneo que tuvimos, teníamos que viajar a jugar y todo en menos de 5 días, nos dijeron que viajábamos y teníamos que estar en Buenos Aires y tener los hipados y los permisos, etc. Entonces tener ese tiempo y decir ´sí estoy´, andar a las corridas para tener todo, la verdad es mucha dedicación y fuerza de voluntad.

- ¿Jugaron solo ese torneo?
- Con el seleccionado sí, fue el único que se pudo jugar y la verdad es que nos fue bien. Al no haber tenido rugby en todo el año, porque la verdad es que no nos vimos en todo el 2020, solo para esa competencia. No tuvimos concentraciones ni nada. Entonces para haber tenido poco rugby, estábamos bastante bien y mucho mejor en lo físico. Hemos quedado 5°. Este fue un torneo del seleccionado nacional. En Catamarca como unión no se jugó nada el año pasado. 

- ¿Las chicas de La Rioja estaban igual que aquí?
- En realidad ellas lo sufrieron al 2020 más, porque estuvieron mucho más tiempo aislados, con prohibición de actividades, yo hablaba con ellas y me decían que ni siquiera podían ir a un gimnasio, sino que tenían que seguir entrenando en la casa. De vez en cuando en la calle para correr un poco, pero no tenían permitido salir, entonces salían a la vereda y corrían en la cuadra nada más. Aquí pudimos hacer más cosas. Nosotras pudimos hacer cancha bastante tiempo hasta que se soltó un poco más.

- ¿Este año tienen planes con la Unión Andina?
- Desde diciembre nosotros venimos con concentraciones paralelas, nosotras aquí en Catamarca y ellas allá en La Rioja, todavía no pudimos tener una en conjunto, pero creo que lo vamos a poder hacer. Estamos juntando chicas para ponerlas en condiciones, porque bueno hasta ahora está previsto que en marzo se puede jugar el torneo de la República, en donde se juntan todas las uniones. También se prevé que, si se puede, se comencé a jugar el Mundial 15, entonces también juntando chicas para poder llegar con el plantel.

- ¿Aquí la largaron con el entrenamiento? 
- Sí, sí, nosotras largamos la pretemporada el 4 de enero, desde el año pasado no hemos dejado de entrenar, si no podíamos en el club íbamos al parque, pero ahora estamos entrenando normalmente.

- ¿A nivel provincia tienen previsto algo?
- La idea es ver si en este año se va a poder jugar el torneo local, si se lo puede jugar normalmente y si es así, seguramente se organizarán amistosos para prepararnos para el torneo, pero eso lo vamos a saber mucho más adelante, cuando comiencen los ciclos lectivos, los colegios, etc. y ver cómo avanza todo, si hay rebrote o no. Lo vamos a ir viendo al pasar de los meses, normalmente siempre largamos en marzo, pero eso no lo sabría decir ya.

- ¿En 2020 el deporte te ayudó a pasar la cuarentena?
- Sí, al principio estaba en otro lado no aquí en lo de mi hermana, pero por ejemplo yo todas las tardes la cuidaba a mi sobrinita y con esto de la pandemia quedé en casa y mi hermana no trabajaba, cuando ella comenzó a trabajar me tuve que venir a instalar en la casa de ella para cuidarla a mi sobrina y de ahí ya comencé a entrenar en el patio.

- ¿Qué tal es tener a tu papá de entrenador?
- La verdad que re bien, nosotras teníamos otro entrenador antes y por motivos personales él tuvo que dejar el equipo y bueno, le pedí a mi papá y él se metió un poco, recién empezábamos y la verdad que bien, hasta el momento re bien. Mi papá jugó más de 30 años al rugby.

- ¿Sentís que seguís sus pasos?
- Sí, puede ser… Algo así.

- ¿Qué destacarías del club?
- Me dio mucha contención, siempre que necesitábamos algo el club nos aportaba, más en esto de la pandemia, siempre estuvo para prestar material o algo para poder entrenar en mi casa, más adelante cuando se abrieron las actividades me abrieron las puertas del gimnasio, todo para poder seguir entrenando, tanto a las chicas como a mí, nos brindaron la cancha, materiales y todo. Lo que necesitábamos ellos nos aportaban.
Invitaría a las chicas a que se sumen al club, es un muy lindo club no solo para hacer rugby sino también otros deportes, es muy buena la gente, el grupo y todo.

- ¿Este año qué te gustaría lograr en lo deportivo?
-Me gustaría poder clasificar para los juegos olímpicos, sería un logro poder hacerlo. Nos estamos preparando mucho para eso, las eliminatorias son en junio o julio, espero que sea un gran año, porque bueno si bien a pesar de la pandemia se lo pudo llevar, espero que este sí, nos permita mejores torneos, jugar un poco más.

- ¿Tu hermana sigue jugando?
- Ella dejó al mes que comenzó porque se embarazó y después de ser mamá volvió un tiempo, tuvo que dejar por el trabajo y ahora en pretemporada volvió a jugar. Estamos entrenando juntas por la mañana y a la tarde cuando puede va a la cancha.
Compartir todo esto con mi familia es muy bueno, la verdad que está bueno porque es otro tipo de acompañamiento. 

- ¿Cuesta cortar los temas de conversación con la familia?
- Sí, aquí nos pasamos hablando todo el tiempo de los entrenamientos, de lo que fue a la mañana, lo que podemos hacer y eso. Es rugby 100 por ciento.

Texto: Noelia Tapia López
Fotos: Ariel Pacheco y gentileza Virginia Brígido