VIRYA

Cosmética natural

Tres hermanas se iluminaron con un pasatiempo y tuvieron “el coraje de hacer lo que es bueno”. Así, elaboran productos con un valor catamarqueño agregado.
domingo, 10 de enero de 2021 · 01:04

Meses atrás, las hermanas Lencina, Sibila, Melani y Cristina, comenzaron, a modo de pasatiempo, un curso de cosmética natural. Para las chicas, trabajar en un laboratorio con materia prima y químicos no era nada nuevo. Sibila, la mayor, tiene 30 años y es licenciada en Biotecnología; Melani (25) es profesora en Química (y próximamente será licenciada) y además elabora velas de soja, y Cristina (24) está enfocada en su tesis para recibirse de licenciada en Ciencias Biológicas. El entusiasmo y sus capacidades las impulsaron a convertir este “hobby” en un emprendimiento. En octubre surgió “Virya, cosmética natural” y, a través de las redes sociales comenzaron a vender sus primeros productos: cremas, jabones y tónicos faciales. 

En una charla con Revista Express, contaron que Virya es un nombre de origen sánscrito que significa “el coraje de hacer lo que es bueno”. Sobre la iniciativa, comentaron que siempre les gustó la cosmética y todo lo relacionado con el cuidado del medioambiente y los recursos sustentables. Con este espíritu, se animaron a emprender. 

La primera en realizar un curso de cosmética natural fue Sibila, quien asistió a las clases de la farmacéutica María Alejandra Castillo. De inmediato, se sumaron sus hermanas Melani y Cristina. “Es un trabajo bien artesanal, con todas las medidas de seguridad”, aseguraron. Este trabajo lo realizan en su propia casa. La cocina de mamá Silvia se convirtió en un laboratorio, pero las chicas tienen el sueño de tener algún día su propio laboratorio. 

“Decidimos vender los productos. Son productos naturales y usamos aceites vegetales. Todo empezó con un curso de cosmética sólida, para la elaboración de champú y acondicionador. Son prácticos de llevar y no tienen envase. Los vendemos en cajitas de cartón y en unas canastitas que se pueden volver a utilizar; las hace mi mamá. Son reutilizables; no vendemos como se suele hacer comercialmente. Los compuestos, en su mayoría, son naturales”, indicaron.

En este sentido, advirtieron que las nuevas generaciones tienen mayor conciencia ecológica, sobre el cuidado del medioambiente y el desarrollo sustentable. Si bien la idea es la producción natural y reciclable, a futuro otro de los planes es utilizar envases de vidrio. “En el caso de las cremas, todavía no utilizamos envases de vidrio por una cuestión de costos. Recién estamos empezando y utilizar envases de vidrio nos resulta más oneroso. A futuro queremos usarlos. Recién comenzamos, en octubre, y la idea es ir reemplazando los plásticos por envases de vidrio, para las cremas. En el caso de los champús y acondicionadores no usamos envases plásticos porque no requieren envases. Todo es reutilizable”, destacaron. 

Productos catamarqueños

Tras la elaboración de los primeros productos, las chicas comenzaron a probar en ellos y entre sus allegados. Los resultaron fueron muy buenos y sus productos naturales tuvieron una muy buena aceptación, sobre todo en los más jóvenes, que tienen más conciencia sobre el uso de compuestos biodegradables, que no dañen tanto al medioambiente. 

“Los productos que usamos, en un 90% son compuestos naturales, extractos de plantas, aceites, glicerina. Algunos productos necesitan de otros compuestos que naturalmente no los podemos obtener. No todo se puede obtener directamente de la naturaleza”, aclararon.

Otro de los valores agregados que tienen los productos de Virya es que están elaborados con materia prima de Catamarca y adquiridos de proveedores catamarqueños. “Todo lo compramos acá. Nos resulta más barato que comprar por internet o en Buenos Aires. También apoyamos a negocios locales.Compramos la materia prima natural a proveedores de Valle Viejo y en Capital los químicos; los envases también son de catamarqueños”, comentaron.

En su cocina, las chicas elaboran champú y acondicionador sólidos, cremas faciales (humectantes, nutritivas), jabones de glicerina, agua micelar –con extracto de uva ursi que tiene efecto aclarante y quita manchas, también se lo usa en la crema exfoliante- y agua de rosas –tiene efecto humectante, reduce bolsas y ojeras, también se puede aplicar sobre el maquillaje, es como un tónico refrescante-. “Tenemos una línea completa; elaboramos varios productos”, aseguraron.  

Marketing

Con el producto elaborado y las primeras aprobaciones, había llegado el momento de iniciar la venta. En esta instancia, Cristina tiene un rol fundamental. La hermana menor participa en los cursos que dicta la Municipalidad de Valle Viejo, para jóvenes hasta 25 años. Uno de estos es de Marketing Digital y el otro es de Gestión Empresarial. En este último, le dan $3.000 por los nueve meses de cursada. De esta manera, aprendieron a usar las redes sociales y cómo llegar a más seguidores y compradores. 

“Les gustó nuestro proyecto y nos quieren financiar, como para darle un empuje al proyecto. Estamos muy agradecidas y felices por el apoyo que recibimos de parte del Municipio. Estamos invirtiendo nuestros ahorros y el financiamiento nos viene muy bien”, expresaron.

Con estas herramientas, a las chicas de Virya les resultó más fácil vender por internet. Fue así quepudieron llegar a más personas. “Participar en ferias también está bueno, pero internet te da la oportunidad de llegar a más personas, con las redes sociales. Lo que más vendemos son las cremas exfoliantes y el champú sólido. La mayoría nos dijo que estaba muy bueno; produce mucha espuma. Como este tipo de producto es raro en la provincia y muchas personas no lo conocen, cómo es y cómo se usa, les gusta. Además, este producto es muy práctico; deja bien el pelo, sin residuos”, comentaron.

Para este año, las chicas esperan poder concretar el sueño de tener en su casa un laboratorio chiquito y poder llegar a un mayor número de personas. “Recién estamos arrancando con este proyecto. Nos encantaría poder llegar a más gente y producir más. Lo hacemos de a poco. A medida que vamos teniendo ingresos vamos reinvirtiendo”, aclararon.

También valoraron el trabajo de equipo entre hermanas, dado que sin su apoyo mutuo sería muy complicado que Virya funcionara. “Es mucho trabajo entre comprar los materiales, hacer el producto, envasar, etiquetar y otras cuestiones. Pudimos convertir un pasatiempo en un emprendimiento. Entre las tres decidimos poner las pilas en la producción de cremas y, de a poco, fue surgiendo el emprendimiento. Creo que solas sería más cuesta arriba”, reconocieron.

Contacto

A través de Instagram @virya_cosmeticanatural y por whatsapp al 3816373624.

Hermanas y emprendedoras

Sibila es licenciada en Biotecnología
Melani es profesora de Química, en breve licenciada
Cristina está próxima a recibirse de licenciada en Ciencias Biológicas  
 

Productos
Champú y acondicionador sólidos
Cremas faciales
Jabones de glicerina
Agua micelar 
Agua de rosas

Fotos: Ariel Pacheco y gentileza
Textos: Basi Velázquez

 

Otras Noticias