NOVEDADES

Kawasaki actualiza a la multicampeona del mundo

Actualizó su modelo de superbike que conquistó los últimos seis títulos mundiales, y que promete ser todavía más eficaz.
domingo, 29 de noviembre de 2020 · 01:00

Kawasaki viene dominando el Mundial de Superbike desde hace 6 años gracias a un modelo que está actualizándose. Hablamos de la Kawasaki ZX-10R, una moto que viene en 2 versiones, por lo que aquellos que quieran emplearla exclusivamente con fines deportivos tengan a su disposición la Kawasaki ZX-10RR, todavía más dotada en este sentido.
El motor de la Kawasaki ZX-10R mantiene su estructura con cilindros de 76 mm de diámetro. Una característica es el uso de un sistema de distribución con balancines intermedios, que reduce un 20% el peso de los elementos en movimiento. Las válvulas son de titanio y los cilindros disponen de cámaras de agua ampliadas para mejorar su refrigeración.
En la versión 2021 se cambió el circuito de lubricación, que pasa a contar con un radiador independiente puesto bajo el de agua, y que cuenta con su propio circuito por separado. También se han realizado las modificaciones pertinentes para que pase la homologación Euro5.
La potencia que alcanza la Kawasaki ZX-10R se mantiene en los 203 CV a 13.200 rpm, con un aumento hasta 213 CV al mismo régimen si se hace uso de la sobrepresión que permite el sistema Ram Air, que ha sido modificado en su entrada. El par es de 115 Nm a 11.400 rpm, con un régimen máximo de 14.300 rpm.
El sistema de admisión no fue modificado pero sí cambió el método de accionamiento del acelerador, que ya eliminó el cable tradicional, y cuyo sensor se reacomodó actuando directamente con cables eléctricos, lo que elimina el ajuste previo y asegura una mayor exactitud en la información.
La distancia entre ejes es ahora algo mayor y alcanza los 1.450 mm, 10 más debido al cambio de las dimensiones del basculante, que es 8 mm más largo que antes, y que ha obligado a cambiar la configuración del amortiguador.
En el apartado de la suspensión, todos los elementos están confiados a Showa, que mantiene la horquilla de tipo BFF con cámara separada y el amortiguador de tipo-BFRC, con el mismo sistema de funcionamiento. Los discos delanteros de 330 mm disponen de pinzas Brembo de competición y se ha recolocado la posición del depósito de líquido de freno.
Uno de los cambios que pueden notarse desde el primer golpe de vista es el de la carrocería, que se junta con el de la posición de conducción. El manillar se colocó 10 mm más adelantado, lo que aumenta la distancia con el asiento y genera una posición más deportiva, a la que se suman unos estribos situados 5 mm más altos y un nuevo asiento con la parte trasera más alta para controlar los desplazamientos.
La parte delantera de la carrocería es completamente nueva. Se rediseñó la entrada de aire que tiene una geometría más compacta, y por otra se instalaron alas aerodinámicas en los laterales del frontal, en unos túneles que se encuentran a los lados de los nuevos faros LED de tamaño mucho menor.
Además, la cúpula es 40 mm más alta para permitir que el conductor se esconda mejor tras ella y el aire pase por encima. La luz trasera es también ahora de LED. El sistema electrónico mantiene sus líneas generales, con todo tipo de sistemas de asistencia, una IMU de seis ejes y controles que emplean estrategias de predicción.
Ahora se cuenta con los tres modos de conducción habituales y un cuarto completamente configurable, además de la inclusión de un sistema de control de velocidad y una nueva pantalla TFT a todo color configurable que además tiene conexión mediante Bluetooth con el teléfono celular.
Junto a la versión estándar de la Kawasaki ZX-10R, la firma japonesa va a seguir distribuyendo una serie limitada de 500 unidades destinadas a las carreras denominadas ZX-10RR, con características diferenciadoras. Esa es la cantidad necesaria para poder homologarlas y participar en las carreras amparadas en los reglamentos FIM.
Teniendo en cuenta que el Reglamento Técnico del Mundial de Superbike limita el régimen máximo de las motos a partir del de la moto de serie, la Kawasaki ZX-10RR dispone de 500 rpm suplementarias, alcanzando así las 14.700 rpm.
No es el único cambio, ya que los pistones son algo más ligeros. Además, dispone de diferentes árboles de levas y muelles de válvula para soportar el mayor régimen y en diagrama de distribución más agresivo.

Otras Noticias