Proyecto Desdémona

Unidad de fuerzas para erradicar las raíces de la violencia contra la mujer

La resignificación del clásico dramático ‘Otelo’, embandera la lucha contra la violencia de género a partir del proyecto surgido en 2019 en la Facultad de Humanidades de la UNCA.
domingo, 22 de noviembre de 2020 · 01:02

En lapopulartragediashakespeariana“Otelo, el moro de Venecia”,Desdémona es víctima de un atroz feminicidio histórica y vergonzosamentejustificado por el “exceso de amor” que sintió su amado Otelo. No solo en el guion, escrito en 1604, sino también en el devenir de la tradición teatral posterior –que la reprodujo casi sin objetar la conducta asesina- el impune drama y lamuerte de la mujer tuvieron la connivencia del patriarcal oscurantismo. Un rasgoque también se advierte en la pasiva reacción del personaje femenino, que llega al punto extremo de culparse a sí misma, protegiendo a su agresor antes de ser ultimada.

La naturalización de esta situación, tan típica por cientos o miles de años en las distintas sociedades humanas y tan presente en estadíos contemporáneos, es el punto de inflexión que motivó a Karina del Valle Tapia, directora del Proyecto Desdémona y docente del Departamento Letras de la misma facultad, a “salir del aula” con la propuesta de movilizar a la sociedad en la lucha contra la violencia de género.

De tal modo, la propuesta parte del análisis desromantizado de la obra a partir de lo cual cambia el eje de la percepción de Otelo como paradigma del hombre que mata por celos a su esposa, al posicionamiento de que comete el delito de feminicidio como respuesta a mandatos sociales de control del otro femenino.

“Llevado a la realidad y desde el punto de vista del Derecho, es el crimen pasional. Cuando propusimos en la cátedra incorporar el estudio de esta obra, lo hicimos viendo el marco de la realidad social que nos circunda”, explica la docente de la cátedra de Literatura Europea II.

“Estamos viviendo momentos de violencia muy exacerbados en todo sentido. Es muy medieval (lo que sufrimos como sociedad). Es lo que hay que deconstruir. Es un proceso que, ahora, con la presencia de los feminismos y la implementación de la Educación Sexual Integral (ESI), se está acelerando. La sociedad está deconstruyendo todo eso que estaba anquilosado y lo está haciendo a través de distintos aparatos ideológicos como por ejemplo la educación, donde están los Institutos de Enseñanza Superior (IES). Las instituciones que conforman la sociedad no pueden quedarse atrás, relegadas, porque si no va a haber un desfasaje. Y ése es el desfasaje que queremos remediar”, precisa Tapia.

El año pasado el Proyecto Desdémona fue aprobado por Humanidades como iniciativa de extensión hacia la comunidad. Es así como comenzaron a socializar una concepción “con perspectiva de género” para contribuir a la lucha que desde distintos sectores se viene dando contra la violencia de género, especialmente contra las mujeres y más aún, agravado en el contexto de los encierros y aislamientos obligatorios por la pandemia.

El proyecto se propone “la concientización transformadora y preventiva desde el campo educativo y tiene como principales destinatarios a alumnos de los niveles Superior y Universitario en formación docente y de seguridad pública”.

Quiénes aportan

Al Proyecto se sumaron distintas voces y acciones de instituciones educativas, representadas en referentes que aportan visiones particulares. Tiene cuatro co-directoras que aportan su propia perspectiva de acuerdo con la especialidad que trabajan: la Lic. Noelia Fuenzalida (desde la Psicología, en el IES Policía de Catamarca), la Lic. Patricia Roldán Villagra (desde la Educación Sexual Integral en el IES Maldones de F.M.Esquiú), la Prof. Andrea Álvarez Toledo (con una visión transversal, desde el Instituto Superior E.G.Hood) y la profesora de Artes Visuales Giselle Issetta (del Instituto Superior de Arte y Comunicación). Así también, múltiples actores sociales están haciendo colaboraciones y aportes en el mismo sentido.

Perspectivas

Desde su lugar de análisis, la licenciada Fuenzalida, quien se desempeña en el Servicio Penitenciario aporta que “desde el 2016 comenzaron a ingresar internos con este tipo de delitos, ya que con anterioridad casi no había. En las entrevistas se notaba la naturalización de los vínculos. No se visualizaba la violencia de género como un delito y por eso vimos la necesidad de trabajar particularmente esa ideología, esa idiosincrasia. Trabajamos esos mandatos, esos privilegios sociales que tiene el hombre y que se regeneran en la función pública, el trabajo remunerado y todo lo que degenera en el interior de lo doméstico en situaciones de dominio, de control”.

Otro punto fundamental –y trasversal- del proyecto es la Educación Sexual Integral (ESI). En ese sentido, la licenciada Roldán Villagra comenta que “los cuerpos de directores y supervisores e incluso los ministerios en sí mismos no han comprendido que esta Ley (la de ESI) tiene que ser implementada sí o sí. Se piensa que tiene que aparecer cuando suceda un problema, como para ir a solucionarlo. Y no es así. La ley tiene perspectiva de género en sí misma y genera un derecho para los estudiantes que son los principales destinatarios”.

Asimismo, la artista plástica Giselle Issetta, desde la cátedra de Imagen y Contexto de 4to. año y en conjunto con el docente de fotografía Javino Soto, revela el alto grado de compromiso que la temática despertó en sus alumnos: “Les pedimos que trabajen con cajas-objetos. Desde ese espacio tridimensional limitado ellos despertaron situaciones, vivencias, sensibilidades y emociones que se ven reflejadas en el trabajo. Pueden expresar a veces situaciones muy fuertes en las que el docente tiene que acompañar. El arte permite poder exteriorizar lo que a veces está guardado. Lo personal, lo de otro, lo que impactó, a veces desde una noticia”.

Actividades 2019

En su primer año, el proyecto se ejecutó a partir de la vinculación de la Facultad de Humanidades con dos instituciones educativas provinciales de formación docente, como son el Profesorado en Inglés de ISEG Hood y el Profesorado de Arte en Teatro del ISAC, con las Co-direcciones de la Prof. Andrea Álvarez Toledo y la Esp. María Pessacq, respectivamente. Se llevaron a cabo clases de análisis literario de Otelo, clases abiertas de lectura analítica con invitados especiales procedentes de distintos campos del quehacer social como son el Teatro, la Psicología, el Derecho y el Periodismo, con las participaciones de las teatristas Gabriela Borgna y Alhuen Aibar, la licenciada Noelia Fuenzalida (Programa Autocontrol del Servicio Penitenciario local), la abogada Ana Clara Barros (Justicia – Activismo Feminista Asamblea #NiUnaMenos Catamarca) y el periodista Diego Varela (Programa Siete y medio, Multimedios Ancasti), quienes junto a la Esp. Karina Tapia (Lectura, escritura y Educación, UNCA) participaron del Panel “Otelo: realidad social shakespeareana en Catamarca” realizado en el Aula Magna de la UNCA en el marco de las VI Jornadas de Letras. Finalmente, se realizó un cierre con la puesta en escena de la muestra de teatro construida entre las tres instituciones educativas participantes titulada “Viva Desdémona viva”. La propuesta fue declara de Interés Parlamentario por la Cámara de Diputados de la Legislatura provincial.

En pandemia

Para el 2020, teniendo en cuenta el contexto de pandemia del Covid-19, el proyecto se adecuó en cuanto a sus actividades, habiendo realizado clases, conversatorios y talleres en la modalidad virtual, con altísimo grado de participación al punto que se saturaron los canales habituales (Google Meet, Zoom, etc.) obligando a utilizar plataformas con mayor capacidad.

Los posteos y comentarios en la fanpage le dieron un inusitado dinamismo a la propuesta, que despierta el interés de todos los grupos etarios, niveles sociales y también de género. De tal manera cumple su propósito interinstitucional, interdisciplinario e intergeneracional.

El proyecto lleva el nombre de una víctima (Desdémona) cuyo martirio siempre fue invisibilizado por el drama de Otelo, su matador

Las actividades del corriente año se cerrarán con la muestra (también virtual) de trabajos presentados por los talleristas del ciclo, que dará comienzo el próximo miércoles 25 (ver aparte).

La expansión del proyecto Desdémona, desdelos claustros con su apertura hacia lo social, tiene en ese ámbito un amplísimocampo de acción. “No es solo lo educativo; es lo social. Son prácticas que se reproducen en la Iglesia, en el Gobierno, en el Periodismo, en las Escuelas, en el Derecho… Por eso debemos trabajar trasversalmente”, recalcan con razón sus impulsoras.

En definitiva, es notable cómo a partir de experiencias como la de este proyecto, es la percepción sobre sí misma, lo que permite a una sociedad derribar barreras y a romper cadenas de la discriminación y de la denigración del otro en procura de hacer respirable su propio ambiente y reconstruirse en una hechura más justa, equitativa y sostenible.

Fotos: Ariel Pacheco y Proyecto Desdémona

 

Muestra virtual por la fanpage

El próximo 25 de noviembre, en coincidencia con el día internacional de lucha por la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, se hará un cierre con Muestra Virtual a través de la fanpage "Proyecto Desdémona”. En esta muestra se presentarán distintos trabajos artísticos que hicieron alumnos del Departamento Letras de la Facultad de Humanidades de la UNCA, del IES Policía de Catamarca, del Instituto Superior “Guillermo Hood” y del IES “Estanislao Maldones”.