cine

Dirige Quentin Tarantino: Homenaje a Hollywood de los ‘60

domingo, 8 de septiembre de 2019 · 00:00

4 (cuatro)

Había una vez en Hollywood (Once Upon a Time in Hollywood, Estados Unidos, 2019) Escrita y dirigida por Quentin Tarantino. Con Leonardo DiCaprio, Margot Robbie, Brad Pitt, Margaret Qualley.

 

Había una vez en Hollywood es una película distinta en la filmografía de Quentin Tarantino ya que es la primera vez que toma un hecho real para contar una historia de ficción.

Sin embargo, que sea distinta no quiere decir que no tenga su sello, ya que tiene características tarantinescas como el uso repentino de flashbacks, la música como protagonista de la historia, y las escenas ultraviolentas que son lo más esperado de cada filme del director de Pulp Fiction.

Cuenta la historia de un actor de televisión (Leo DiCaprio) y su doble de riesgo (Brad Pitt), quienes tratan de remontar sus carreras en la industria del cine de Los Ángeles en 1969, misma época en la que ocurrieron los asesinatos instigados por el famoso criminal Charles Manson.

Así, la cinta se presenta como una historia coral, donde se cuentan varios relatos que, luego, confluirán en un gran e (in) esperado acto final.

En ese derrotero, la dupla DiCaprio-Pitt se consolida con una buena química en pantalla (es la primera vez que actúan juntos), mientras Margot Robbie se pone en la piel de la actriz Sharon Tate y refleja la parte verídica en la que se inspira la película. Margaret Qualley, por su parte, brinda una de las actuaciones más destacadas al interpretar con espontaneidad y cierta malicia a una joven miembro de la familia Manson.

Mientras el director construye el argumento central con estas historias, la cinta se siente un poco larga, con diálogos extensos, que el espectador no acostumbrado al cine de Tarantino, puede llegar a cansarle.

Sin embargo, la espera vale la pena ya que en el tramo final el realizador se redime y vuelve a ser “el Tarantino de antes”, brindando ultraviolencia al servicio de la justicia y la reivindicación.

Además, Había una vez en Hollywood tiene muchísimos guiños a la televisión, a artistas y al cine de la época, y otras tantas referencias necesarias para contar los hechos reales.

Sin embargo, la gran mayoría del público no captará estas referencias al momento de ver la película, solo las conocerá si pos visionado curiosea en la red. Por eso recomiendo que, si quieren verla, tengan un conocimiento mínimo de los asesinatos del clan de Manson.

Al fin de cuentas estos detalles enriquecen al filme como producto final, pero no tanto a la experiencia cinematográfica en la sala.

Por eso, Había una vez en Hollywood no es una de las mejores cintas de Tarantino, pero si la única distinta (hasta el momento). Es un intento muy personal del director para homenajear una época y una cultura de la industria radicada en la meca del cine.

 

 

Lidia Coria

Twitter: @liXoria

Facebook: Cinéfilos a Bordo

 

Otras Noticias